Publicidad

Audi A6

La nueva edición del Audi A6 ofrece una amplia gama de mecánicas de gasolina y Diesel más potentes, que prometen una importante reducción del consumo de combustible. Ofrece una carrocería ligeramente actualizada y algunos detalles más prácticos en el interior.
-
Audi A6
El punto fuerte del nuevo Audi A6 se encuentra en las mecánicas, todas de inyección directa FSI en gasolina y TDI common rail, las Diesel, que han sido completamente revisadas para ofrecer un mayor rendimiento mecánico y menor consumo de combustible. La marca promete un mínimo de reducción de consumo del 15 por ciento, que en algunos casos llega casi al 17 por ciento.

Galería relacionada

Nueva gama A6 de Audi

En gasolina la gama arranca con el conocido 2.0 TFSI de 170 CV empleado ya en la anterior generación del modelo, que anuncia 289 Nm a 1.800 rpm y tiene un consumo medio de 7,5 litros a los 100 km. Acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos y logra una velocidad máxima de 228 km/h. Aunque desaparece de la lista de precios la variante 2.4 de 177 CV, en su lugar llega un 2.8 V6 en dos diferentes versiones de potencia: 190 y 220 CV, bien con tracción delantera o total (en lugar de los 210 CV que anunciaba antes). En ambos, la distribución corre a cargo del sistema valvelift, que gestiona de forma variable la alzada de válvulas de admisión en dos niveles. El sistema permite un mejor llenado de los cilindros, mejora las cifras de potencia y par, además de reducir el consumo de combustible. Todos los motores son de inyección directa. Los gasolina, FSI y los Diesel TDI common rail. También desaparece el 3.2 de 255 CV, que se reemplaza con un interesante 3.0 V6 dotado de compresor mecánico Roots y que anuncia una potencia máxima de 290 CV y 43 mkg, disponible sólo con cambio tiptronic de 6 velocidades y sistema de tracción quattro. Este propulsor, que cuenta con un sistema de inyección por conducto común a 150 bares de presión, anuncia un excelente rendimiento mecánico que se traduce en impresionantes cifras de prestaciones: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, velocidad máxima limitada a 250 km/h y un consumo medio homologado de 9,4 litros a los 100 km.

El 4.2 V8, el más potente de la gama A6 –no S4 ni RS6- no varía sus cifras y se mantiene en los 350 CV anunciados ya en la anterior edición del modelo. Dispone de cambio tiptronic de seis relaciones y tracción quattro de serie. Como novedad en la gama se incluye una versión especial blindada, denominada A6 Security, que incluye esta motorización. Las variantes S6 y S6 Avant no varían su rendimiento. Su carrocería se distingue por unos parachoques modificados delante y detrás, nuevas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas de diseño “S” y se ofrecen nuevos colores de carrocería. También se han incluido nuevos acabados interiores denominados Flexmetallic para la consola central. Su extraordinario motor V10 FSI rinde 435 CV y 540 Nm a 3.000 rpm, lo que le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos. El Audi RS6, versión tope desarrollada por Audi Quattro GmbH sobre la base del A6 y berlina más potente del mundo, se estrena en configuración de cuatro puertas con la misma potencia anunciada por el Avant -580 CV, ya disponible en el mercado español-. El Audi RS6, equipado con el V10 de cinco litros, anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h si bien en opción se puede solicitar a 280 km/h. Este deportivo camuflado de berlina cuenta con un cambio tiptronic de seis relaciones especialmente puesto a punto para la ocasión con unos tiempos de transición más cortos, sistema de tracción integral quattro con distribución de par asimétrica dinámica, tren de rodaje deportivo Dynamic Ride Control y sistema de frenos optimizado con opción de discos carbocerámicos.

Entre su equipamiento de serie se encuentra el sistema MMI, aunque, lógicamente, su precio de 121.500 euros lo dice todo. Llegará al mercado español a mediados de noviembre. La oferta en Diesel no es menos interesante y comienza con un cuatro cilindros 2.0 TDIe para la variante manual de seis velocidades o 2.0 TDI multitronic de siete, ambas con filtro de partículas DPF. Esta nueva variante common rail “e” ha sido especialmente orientada a la mejora del rendimiento y dispone de sistemas que contribuyen a reducir el consumo de combustible en un 16 por ciento. Todas las versiones dotadas de cambio manual de seis relaciones incluyen dispositivo de marcha recomendada. Cuenta con una nueva servodirección desconectable en función de la demanda, generador que recupera energía en las fases de desaceleración e inercia, carrocería rebajada 20 mm, bajos carenados que logran reducir el Cx a 0,28, relaciones de cambio más largas en 5ª y 6ª, así como neumáticos de baja resistencia a la rodadura e indicador de marcha recomendada (este dispositivo se ofrece ahora en todas las versiones del A6 dotadas de caja manual). El TDIe anuncia un consumo homologado de 5,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 140 g/km. Con la misma cilindrada llegará una versión más potente (170 CV) un poco más adelante, bien con cambio manual de seis marchas o multitronic de siete. Las dos mecánicas Diesel V6 también han sido actualizadas y ofrecen mayor rendimiento. El 2.7, que antes ofrecía 180 CV, ahora llega hasta los 190 CV y puede ir asociado a tracción delantera en caja manual o multitronic, o bien a tracción quattro y cambio tiptronic.

El 3.0 TDI quattro sube ahora hasta los 240 CV en lugar de los 233 que desarrollaba anteriormente y se ofrece con caja manual o tiptronic. El comportamiento dinámico no ha variado sustancialmente respecto a la anterior edición, si bien la puesta a punto de las suspensiones ha permitido mejorar la respuesta en zonas bacheadas, lo que ha contribuido notablemente a aumentar el elevado confort de marcha. Opcionalmente se ofrece la suspensión neumática que, aunque bastante cara, eleva aún más el elevado nivel de confort que ofrece el modelo.
Ligeros cambios
El punto fuerte del nuevo Audi A6 se encuentra en las mecánicas, todas de inyección directa FSI en gasolina y TDI common rail, las Diesel, que han sido completamente revisadas para ofrecer un mayor rendimiento mecánico y menor consumo de combustible. La marca promete un mínimo de reducción de consumo del 15 por ciento, que en algunos casos llega casi al 17 por ciento. En gasolina la gama arranca con el conocido 2.0 TFSI de 170 CV empleado ya en la anterior generación del modelo, que anuncia 289 Nm a 1.800 rpm y tiene un consumo medio de 7,5 litros a los 100 km. Acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos y logra una velocidad máxima de 228 km/h. Aunque desaparece de la lista de precios la variante 2.4 de 177 CV, en su lugar llega un 2.8 V6 en dos diferentes versiones de potencia: 190 y 220 CV, bien con tracción delantera o total (en lugar de los 210 CV que anunciaba antes). En ambos, la distribución corre a cargo del sistema valvelift, que gestiona de forma variable la alzada de válvulas de admisión en dos niveles. El sistema permite un mejor llenado de los cilindros, mejora las cifras de potencia y par, además de reducir el consumo de combustible. Todos los motores son de inyección directa. Los gasolina, FSI y los Diesel TDI common rail. También desaparece el 3.2 de 255 CV, que se reemplaza con un interesante 3.0 V6 dotado de compresor mecánico Roots y que anuncia una potencia máxima de 290 CV y 43 mkg, disponible sólo con cambio tiptronic de 6 velocidades y sistema de tracción quattro. Este propulsor, que cuenta con un sistema de inyección por conducto común a 150 bares de presión, anuncia un excelente rendimiento mecánico que se traduce en impresionantes cifras de prestaciones: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, velocidad máxima limitada a 250 km/h y un consumo medio homologado de 9,4 litros a los 100 km.

El 4.2 V8, el más potente de la gama A6 –no S4 ni RS6- no varía sus cifras y se mantiene en los 350 CV anunciados ya en la anterior edición del modelo. Dispone de cambio tiptronic de seis relaciones y tracción quattro de serie. Como novedad en la gama se incluye una versión especial blindada, denominada A6 Security, que incluye esta motorización. Las variantes S6 y S6 Avant no varían su rendimiento. Su carrocería se distingue por unos parachoques modificados delante y detrás, nuevas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas de diseño “S” y se ofrecen nuevos colores de carrocería. También se han incluido nuevos acabados interiores denominados Flexmetallic para la consola central. Su extraordinario motor V10 FSI rinde 435 CV y 540 Nm a 3.000 rpm, lo que le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos. El Audi RS6, versión tope desarrollada por Audi Quattro GmbH sobre la base del A6 y berlina más potente del mundo, se estrena en configuración de cuatro puertas con la misma potencia anunciada por el Avant -580 CV, ya disponible en el mercado español-. El Audi RS6, equipado con el V10 de cinco litros, anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h si bien en opción se puede solicitar a 280 km/h. Este deportivo camuflado de berlina cuenta con un cambio tiptronic de seis relaciones especialmente puesto a punto para la ocasión con unos tiempos de transición más cortos, sistema de tracción integral quattro con distribución de par asimétrica dinámica, tren de rodaje deportivo Dynamic Ride Control y sistema de frenos optimizado con opción de discos carbocerámicos.

Entre su equipamiento de serie se encuentra el sistema MMI, aunque, lógicamente, su precio de 121.500 euros lo dice todo. Llegará al mercado español a mediados de noviembre. La oferta en Diesel no es menos interesante y comienza con un cuatro cilindros 2.0 TDIe para la variante manual de seis velocidades o 2.0 TDI multitronic de siete, ambas con filtro de partículas DPF. Esta nueva variante common rail “e” ha sido especialmente orientada a la mejora del rendimiento y dispone de sistemas que contribuyen a reducir el consumo de combustible en un 16 por ciento. Todas las versiones dotadas de cambio manual de seis relaciones incluyen dispositivo de marcha recomendada. Cuenta con una nueva servodirección desconectable en función de la demanda, generador que recupera energía en las fases de desaceleración e inercia, carrocería rebajada 20 mm, bajos carenados que logran reducir el Cx a 0,28, relaciones de cambio más largas en 5ª y 6ª, así como neumáticos de baja resistencia a la rodadura e indicador de marcha recomendada (este dispositivo se ofrece ahora en todas las versiones del A6 dotadas de caja manual). El TDIe anuncia un consumo homologado de 5,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 140 g/km. Con la misma cilindrada llegará una versión más potente (170 CV) un poco más adelante, bien con cambio manual de seis marchas o multitronic de siete. Las dos mecánicas Diesel V6 también han sido actualizadas y ofrecen mayor rendimiento. El 2.7, que antes ofrecía 180 CV, ahora llega hasta los 190 CV y puede ir asociado a tracción delantera en caja manual o multitronic, o bien a tracción quattro y cambio tiptronic.

El 3.0 TDI quattro sube ahora hasta los 240 CV en lugar de los 233 que desarrollaba anteriormente y se ofrece con caja manual o tiptronic. El comportamiento dinámico no ha variado sustancialmente respecto a la anterior edición, si bien la puesta a punto de las suspensiones ha permitido mejorar la respuesta en zonas bacheadas, lo que ha contribuido notablemente a aumentar el elevado confort de marcha. Opcionalmente se ofrece la suspensión neumática que, aunque bastante cara, eleva aún más el elevado nivel de confort que ofrece el modelo.
Ligeros cambios
El punto fuerte del nuevo Audi A6 se encuentra en las mecánicas, todas de inyección directa FSI en gasolina y TDI common rail, las Diesel, que han sido completamente revisadas para ofrecer un mayor rendimiento mecánico y menor consumo de combustible. La marca promete un mínimo de reducción de consumo del 15 por ciento, que en algunos casos llega casi al 17 por ciento. En gasolina la gama arranca con el conocido 2.0 TFSI de 170 CV empleado ya en la anterior generación del modelo, que anuncia 289 Nm a 1.800 rpm y tiene un consumo medio de 7,5 litros a los 100 km. Acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos y logra una velocidad máxima de 228 km/h. Aunque desaparece de la lista de precios la variante 2.4 de 177 CV, en su lugar llega un 2.8 V6 en dos diferentes versiones de potencia: 190 y 220 CV, bien con tracción delantera o total (en lugar de los 210 CV que anunciaba antes). En ambos, la distribución corre a cargo del sistema valvelift, que gestiona de forma variable la alzada de válvulas de admisión en dos niveles. El sistema permite un mejor llenado de los cilindros, mejora las cifras de potencia y par, además de reducir el consumo de combustible. Todos los motores son de inyección directa. Los gasolina, FSI y los Diesel TDI common rail. También desaparece el 3.2 de 255 CV, que se reemplaza con un interesante 3.0 V6 dotado de compresor mecánico Roots y que anuncia una potencia máxima de 290 CV y 43 mkg, disponible sólo con cambio tiptronic de 6 velocidades y sistema de tracción quattro. Este propulsor, que cuenta con un sistema de inyección por conducto común a 150 bares de presión, anuncia un excelente rendimiento mecánico que se traduce en impresionantes cifras de prestaciones: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, velocidad máxima limitada a 250 km/h y un consumo medio homologado de 9,4 litros a los 100 km.

El 4.2 V8, el más potente de la gama A6 –no S4 ni RS6- no varía sus cifras y se mantiene en los 350 CV anunciados ya en la anterior edición del modelo. Dispone de cambio tiptronic de seis relaciones y tracción quattro de serie. Como novedad en la gama se incluye una versión especial blindada, denominada A6 Security, que incluye esta motorización. Las variantes S6 y S6 Avant no varían su rendimiento. Su carrocería se distingue por unos parachoques modificados delante y detrás, nuevas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas de diseño “S” y se ofrecen nuevos colores de carrocería. También se han incluido nuevos acabados interiores denominados Flexmetallic para la consola central. Su extraordinario motor V10 FSI rinde 435 CV y 540 Nm a 3.000 rpm, lo que le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos. El Audi RS6, versión tope desarrollada por Audi Quattro GmbH sobre la base del A6 y berlina más potente del mundo, se estrena en configuración de cuatro puertas con la misma potencia anunciada por el Avant -580 CV, ya disponible en el mercado español-. El Audi RS6, equipado con el V10 de cinco litros, anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h si bien en opción se puede solicitar a 280 km/h. Este deportivo camuflado de berlina cuenta con un cambio tiptronic de seis relaciones especialmente puesto a punto para la ocasión con unos tiempos de transición más cortos, sistema de tracción integral quattro con distribución de par asimétrica dinámica, tren de rodaje deportivo Dynamic Ride Control y sistema de frenos optimizado con opción de discos carbocerámicos.

Entre su equipamiento de serie se encuentra el sistema MMI, aunque, lógicamente, su precio de 121.500 euros lo dice todo. Llegará al mercado español a mediados de noviembre. La oferta en Diesel no es menos interesante y comienza con un cuatro cilindros 2.0 TDIe para la variante manual de seis velocidades o 2.0 TDI multitronic de siete, ambas con filtro de partículas DPF. Esta nueva variante common rail “e” ha sido especialmente orientada a la mejora del rendimiento y dispone de sistemas que contribuyen a reducir el consumo de combustible en un 16 por ciento. Todas las versiones dotadas de cambio manual de seis relaciones incluyen dispositivo de marcha recomendada. Cuenta con una nueva servodirección desconectable en función de la demanda, generador que recupera energía en las fases de desaceleración e inercia, carrocería rebajada 20 mm, bajos carenados que logran reducir el Cx a 0,28, relaciones de cambio más largas en 5ª y 6ª, así como neumáticos de baja resistencia a la rodadura e indicador de marcha recomendada (este dispositivo se ofrece ahora en todas las versiones del A6 dotadas de caja manual). El TDIe anuncia un consumo homologado de 5,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 140 g/km. Con la misma cilindrada llegará una versión más potente (170 CV) un poco más adelante, bien con cambio manual de seis marchas o multitronic de siete. Las dos mecánicas Diesel V6 también han sido actualizadas y ofrecen mayor rendimiento. El 2.7, que antes ofrecía 180 CV, ahora llega hasta los 190 CV y puede ir asociado a tracción delantera en caja manual o multitronic, o bien a tracción quattro y cambio tiptronic.

El 3.0 TDI quattro sube ahora hasta los 240 CV en lugar de los 233 que desarrollaba anteriormente y se ofrece con caja manual o tiptronic. El comportamiento dinámico no ha variado sustancialmente respecto a la anterior edición, si bien la puesta a punto de las suspensiones ha permitido mejorar la respuesta en zonas bacheadas, lo que ha contribuido notablemente a aumentar el elevado confort de marcha. Opcionalmente se ofrece la suspensión neumática que, aunque bastante cara, eleva aún más el elevado nivel de confort que ofrece el modelo.
Ligeros cambios
El punto fuerte del nuevo Audi A6 se encuentra en las mecánicas, todas de inyección directa FSI en gasolina y TDI common rail, las Diesel, que han sido completamente revisadas para ofrecer un mayor rendimiento mecánico y menor consumo de combustible. La marca promete un mínimo de reducción de consumo del 15 por ciento, que en algunos casos llega casi al 17 por ciento. En gasolina la gama arranca con el conocido 2.0 TFSI de 170 CV empleado ya en la anterior generación del modelo, que anuncia 289 Nm a 1.800 rpm y tiene un consumo medio de 7,5 litros a los 100 km. Acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos y logra una velocidad máxima de 228 km/h. Aunque desaparece de la lista de precios la variante 2.4 de 177 CV, en su lugar llega un 2.8 V6 en dos diferentes versiones de potencia: 190 y 220 CV, bien con tracción delantera o total (en lugar de los 210 CV que anunciaba antes). En ambos, la distribución corre a cargo del sistema valvelift, que gestiona de forma variable la alzada de válvulas de admisión en dos niveles. El sistema permite un mejor llenado de los cilindros, mejora las cifras de potencia y par, además de reducir el consumo de combustible. Todos los motores son de inyección directa. Los gasolina, FSI y los Diesel TDI common rail. También desaparece el 3.2 de 255 CV, que se reemplaza con un interesante 3.0 V6 dotado de compresor mecánico Roots y que anuncia una potencia máxima de 290 CV y 43 mkg, disponible sólo con cambio tiptronic de 6 velocidades y sistema de tracción quattro. Este propulsor, que cuenta con un sistema de inyección por conducto común a 150 bares de presión, anuncia un excelente rendimiento mecánico que se traduce en impresionantes cifras de prestaciones: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, velocidad máxima limitada a 250 km/h y un consumo medio homologado de 9,4 litros a los 100 km.

El 4.2 V8, el más potente de la gama A6 –no S4 ni RS6- no varía sus cifras y se mantiene en los 350 CV anunciados ya en la anterior edición del modelo. Dispone de cambio tiptronic de seis relaciones y tracción quattro de serie. Como novedad en la gama se incluye una versión especial blindada, denominada A6 Security, que incluye esta motorización. Las variantes S6 y S6 Avant no varían su rendimiento. Su carrocería se distingue por unos parachoques modificados delante y detrás, nuevas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas de diseño “S” y se ofrecen nuevos colores de carrocería. También se han incluido nuevos acabados interiores denominados Flexmetallic para la consola central. Su extraordinario motor V10 FSI rinde 435 CV y 540 Nm a 3.000 rpm, lo que le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos. El Audi RS6, versión tope desarrollada por Audi Quattro GmbH sobre la base del A6 y berlina más potente del mundo, se estrena en configuración de cuatro puertas con la misma potencia anunciada por el Avant -580 CV, ya disponible en el mercado español-. El Audi RS6, equipado con el V10 de cinco litros, anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h si bien en opción se puede solicitar a 280 km/h. Este deportivo camuflado de berlina cuenta con un cambio tiptronic de seis relaciones especialmente puesto a punto para la ocasión con unos tiempos de transición más cortos, sistema de tracción integral quattro con distribución de par asimétrica dinámica, tren de rodaje deportivo Dynamic Ride Control y sistema de frenos optimizado con opción de discos carbocerámicos.

Entre su equipamiento de serie se encuentra el sistema MMI, aunque, lógicamente, su precio de 121.500 euros lo dice todo. Llegará al mercado español a mediados de noviembre. La oferta en Diesel no es menos interesante y comienza con un cuatro cilindros 2.0 TDIe para la variante manual de seis velocidades o 2.0 TDI multitronic de siete, ambas con filtro de partículas DPF. Esta nueva variante common rail “e” ha sido especialmente orientada a la mejora del rendimiento y dispone de sistemas que contribuyen a reducir el consumo de combustible en un 16 por ciento. Todas las versiones dotadas de cambio manual de seis relaciones incluyen dispositivo de marcha recomendada. Cuenta con una nueva servodirección desconectable en función de la demanda, generador que recupera energía en las fases de desaceleración e inercia, carrocería rebajada 20 mm, bajos carenados que logran reducir el Cx a 0,28, relaciones de cambio más largas en 5ª y 6ª, así como neumáticos de baja resistencia a la rodadura e indicador de marcha recomendada (este dispositivo se ofrece ahora en todas las versiones del A6 dotadas de caja manual). El TDIe anuncia un consumo homologado de 5,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 140 g/km. Con la misma cilindrada llegará una versión más potente (170 CV) un poco más adelante, bien con cambio manual de seis marchas o multitronic de siete. Las dos mecánicas Diesel V6 también han sido actualizadas y ofrecen mayor rendimiento. El 2.7, que antes ofrecía 180 CV, ahora llega hasta los 190 CV y puede ir asociado a tracción delantera en caja manual o multitronic, o bien a tracción quattro y cambio tiptronic.

El 3.0 TDI quattro sube ahora hasta los 240 CV en lugar de los 233 que desarrollaba anteriormente y se ofrece con caja manual o tiptronic. El comportamiento dinámico no ha variado sustancialmente respecto a la anterior edición, si bien la puesta a punto de las suspensiones ha permitido mejorar la respuesta en zonas bacheadas, lo que ha contribuido notablemente a aumentar el elevado confort de marcha. Opcionalmente se ofrece la suspensión neumática que, aunque bastante cara, eleva aún más el elevado nivel de confort que ofrece el modelo.
Ligeros cambios
El punto fuerte del nuevo Audi A6 se encuentra en las mecánicas, todas de inyección directa FSI en gasolina y TDI common rail, las Diesel, que han sido completamente revisadas para ofrecer un mayor rendimiento mecánico y menor consumo de combustible. La marca promete un mínimo de reducción de consumo del 15 por ciento, que en algunos casos llega casi al 17 por ciento. En gasolina la gama arranca con el conocido 2.0 TFSI de 170 CV empleado ya en la anterior generación del modelo, que anuncia 289 Nm a 1.800 rpm y tiene un consumo medio de 7,5 litros a los 100 km. Acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos y logra una velocidad máxima de 228 km/h. Aunque desaparece de la lista de precios la variante 2.4 de 177 CV, en su lugar llega un 2.8 V6 en dos diferentes versiones de potencia: 190 y 220 CV, bien con tracción delantera o total (en lugar de los 210 CV que anunciaba antes). En ambos, la distribución corre a cargo del sistema valvelift, que gestiona de forma variable la alzada de válvulas de admisión en dos niveles. El sistema permite un mejor llenado de los cilindros, mejora las cifras de potencia y par, además de reducir el consumo de combustible. Todos los motores son de inyección directa. Los gasolina, FSI y los Diesel TDI common rail. También desaparece el 3.2 de 255 CV, que se reemplaza con un interesante 3.0 V6 dotado de compresor mecánico Roots y que anuncia una potencia máxima de 290 CV y 43 mkg, disponible sólo con cambio tiptronic de 6 velocidades y sistema de tracción quattro. Este propulsor, que cuenta con un sistema de inyección por conducto común a 150 bares de presión, anuncia un excelente rendimiento mecánico que se traduce en impresionantes cifras de prestaciones: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, velocidad máxima limitada a 250 km/h y un consumo medio homologado de 9,4 litros a los 100 km.

El 4.2 V8, el más potente de la gama A6 –no S4 ni RS6- no varía sus cifras y se mantiene en los 350 CV anunciados ya en la anterior edición del modelo. Dispone de cambio tiptronic de seis relaciones y tracción quattro de serie. Como novedad en la gama se incluye una versión especial blindada, denominada A6 Security, que incluye esta motorización. Las variantes S6 y S6 Avant no varían su rendimiento. Su carrocería se distingue por unos parachoques modificados delante y detrás, nuevas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas de diseño “S” y se ofrecen nuevos colores de carrocería. También se han incluido nuevos acabados interiores denominados Flexmetallic para la consola central. Su extraordinario motor V10 FSI rinde 435 CV y 540 Nm a 3.000 rpm, lo que le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos. El Audi RS6, versión tope desarrollada por Audi Quattro GmbH sobre la base del A6 y berlina más potente del mundo, se estrena en configuración de cuatro puertas con la misma potencia anunciada por el Avant -580 CV, ya disponible en el mercado español-. El Audi RS6, equipado con el V10 de cinco litros, anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h si bien en opción se puede solicitar a 280 km/h. Este deportivo camuflado de berlina cuenta con un cambio tiptronic de seis relaciones especialmente puesto a punto para la ocasión con unos tiempos de transición más cortos, sistema de tracción integral quattro con distribución de par asimétrica dinámica, tren de rodaje deportivo Dynamic Ride Control y sistema de frenos optimizado con opción de discos carbocerámicos.

Entre su equipamiento de serie se encuentra el sistema MMI, aunque, lógicamente, su precio de 121.500 euros lo dice todo. Llegará al mercado español a mediados de noviembre. La oferta en Diesel no es menos interesante y comienza con un cuatro cilindros 2.0 TDIe para la variante manual de seis velocidades o 2.0 TDI multitronic de siete, ambas con filtro de partículas DPF. Esta nueva variante common rail “e” ha sido especialmente orientada a la mejora del rendimiento y dispone de sistemas que contribuyen a reducir el consumo de combustible en un 16 por ciento. Todas las versiones dotadas de cambio manual de seis relaciones incluyen dispositivo de marcha recomendada. Cuenta con una nueva servodirección desconectable en función de la demanda, generador que recupera energía en las fases de desaceleración e inercia, carrocería rebajada 20 mm, bajos carenados que logran reducir el Cx a 0,28, relaciones de cambio más largas en 5ª y 6ª, así como neumáticos de baja resistencia a la rodadura e indicador de marcha recomendada (este dispositivo se ofrece ahora en todas las versiones del A6 dotadas de caja manual). El TDIe anuncia un consumo homologado de 5,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 140 g/km. Con la misma cilindrada llegará una versión más potente (170 CV) un poco más adelante, bien con cambio manual de seis marchas o multitronic de siete. Las dos mecánicas Diesel V6 también han sido actualizadas y ofrecen mayor rendimiento. El 2.7, que antes ofrecía 180 CV, ahora llega hasta los 190 CV y puede ir asociado a tracción delantera en caja manual o multitronic, o bien a tracción quattro y cambio tiptronic.

El 3.0 TDI quattro sube ahora hasta los 240 CV en lugar de los 233 que desarrollaba anteriormente y se ofrece con caja manual o tiptronic. El comportamiento dinámico no ha variado sustancialmente respecto a la anterior edición, si bien la puesta a punto de las suspensiones ha permitido mejorar la respuesta en zonas bacheadas, lo que ha contribuido notablemente a aumentar el elevado confort de marcha. Opcionalmente se ofrece la suspensión neumática que, aunque bastante cara, eleva aún más el elevado nivel de confort que ofrece el modelo.
Ligeros cambios
El punto fuerte del nuevo Audi A6 se encuentra en las mecánicas, todas de inyección directa FSI en gasolina y TDI common rail, las Diesel, que han sido completamente revisadas para ofrecer un mayor rendimiento mecánico y menor consumo de combustible. La marca promete un mínimo de reducción de consumo del 15 por ciento, que en algunos casos llega casi al 17 por ciento. En gasolina la gama arranca con el conocido 2.0 TFSI de 170 CV empleado ya en la anterior generación del modelo, que anuncia 289 Nm a 1.800 rpm y tiene un consumo medio de 7,5 litros a los 100 km. Acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos y logra una velocidad máxima de 228 km/h. Aunque desaparece de la lista de precios la variante 2.4 de 177 CV, en su lugar llega un 2.8 V6 en dos diferentes versiones de potencia: 190 y 220 CV, bien con tracción delantera o total (en lugar de los 210 CV que anunciaba antes). En ambos, la distribución corre a cargo del sistema valvelift, que gestiona de forma variable la alzada de válvulas de admisión en dos niveles. El sistema permite un mejor llenado de los cilindros, mejora las cifras de potencia y par, además de reducir el consumo de combustible. Todos los motores son de inyección directa. Los gasolina, FSI y los Diesel TDI common rail. También desaparece el 3.2 de 255 CV, que se reemplaza con un interesante 3.0 V6 dotado de compresor mecánico Roots y que anuncia una potencia máxima de 290 CV y 43 mkg, disponible sólo con cambio tiptronic de 6 velocidades y sistema de tracción quattro. Este propulsor, que cuenta con un sistema de inyección por conducto común a 150 bares de presión, anuncia un excelente rendimiento mecánico que se traduce en impresionantes cifras de prestaciones: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, velocidad máxima limitada a 250 km/h y un consumo medio homologado de 9,4 litros a los 100 km.

El 4.2 V8, el más potente de la gama A6 –no S4 ni RS6- no varía sus cifras y se mantiene en los 350 CV anunciados ya en la anterior edición del modelo. Dispone de cambio tiptronic de seis relaciones y tracción quattro de serie. Como novedad en la gama se incluye una versión especial blindada, denominada A6 Security, que incluye esta motorización. Las variantes S6 y S6 Avant no varían su rendimiento. Su carrocería se distingue por unos parachoques modificados delante y detrás, nuevas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas de diseño “S” y se ofrecen nuevos colores de carrocería. También se han incluido nuevos acabados interiores denominados Flexmetallic para la consola central. Su extraordinario motor V10 FSI rinde 435 CV y 540 Nm a 3.000 rpm, lo que le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos. El Audi RS6, versión tope desarrollada por Audi Quattro GmbH sobre la base del A6 y berlina más potente del mundo, se estrena en configuración de cuatro puertas con la misma potencia anunciada por el Avant -580 CV, ya disponible en el mercado español-. El Audi RS6, equipado con el V10 de cinco litros, anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h si bien en opción se puede solicitar a 280 km/h. Este deportivo camuflado de berlina cuenta con un cambio tiptronic de seis relaciones especialmente puesto a punto para la ocasión con unos tiempos de transición más cortos, sistema de tracción integral quattro con distribución de par asimétrica dinámica, tren de rodaje deportivo Dynamic Ride Control y sistema de frenos optimizado con opción de discos carbocerámicos.

Entre su equipamiento de serie se encuentra el sistema MMI, aunque, lógicamente, su precio de 121.500 euros lo dice todo. Llegará al mercado español a mediados de noviembre. La oferta en Diesel no es menos interesante y comienza con un cuatro cilindros 2.0 TDIe para la variante manual de seis velocidades o 2.0 TDI multitronic de siete, ambas con filtro de partículas DPF. Esta nueva variante common rail “e” ha sido especialmente orientada a la mejora del rendimiento y dispone de sistemas que contribuyen a reducir el consumo de combustible en un 16 por ciento. Todas las versiones dotadas de cambio manual de seis relaciones incluyen dispositivo de marcha recomendada. Cuenta con una nueva servodirección desconectable en función de la demanda, generador que recupera energía en las fases de desaceleración e inercia, carrocería rebajada 20 mm, bajos carenados que logran reducir el Cx a 0,28, relaciones de cambio más largas en 5ª y 6ª, así como neumáticos de baja resistencia a la rodadura e indicador de marcha recomendada (este dispositivo se ofrece ahora en todas las versiones del A6 dotadas de caja manual). El TDIe anuncia un consumo homologado de 5,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 140 g/km. Con la misma cilindrada llegará una versión más potente (170 CV) un poco más adelante, bien con cambio manual de seis marchas o multitronic de siete. Las dos mecánicas Diesel V6 también han sido actualizadas y ofrecen mayor rendimiento. El 2.7, que antes ofrecía 180 CV, ahora llega hasta los 190 CV y puede ir asociado a tracción delantera en caja manual o multitronic, o bien a tracción quattro y cambio tiptronic.

El 3.0 TDI quattro sube ahora hasta los 240 CV en lugar de los 233 que desarrollaba anteriormente y se ofrece con caja manual o tiptronic. El comportamiento dinámico no ha variado sustancialmente respecto a la anterior edición, si bien la puesta a punto de las suspensiones ha permitido mejorar la respuesta en zonas bacheadas, lo que ha contribuido notablemente a aumentar el elevado confort de marcha. Opcionalmente se ofrece la suspensión neumática que, aunque bastante cara, eleva aún más el elevado nivel de confort que ofrece el modelo.
Ligeros cambios
El punto fuerte del nuevo Audi A6 se encuentra en las mecánicas, todas de inyección directa FSI en gasolina y TDI common rail, las Diesel, que han sido completamente revisadas para ofrecer un mayor rendimiento mecánico y menor consumo de combustible. La marca promete un mínimo de reducción de consumo del 15 por ciento, que en algunos casos llega casi al 17 por ciento. En gasolina la gama arranca con el conocido 2.0 TFSI de 170 CV empleado ya en la anterior generación del modelo, que anuncia 289 Nm a 1.800 rpm y tiene un consumo medio de 7,5 litros a los 100 km. Acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos y logra una velocidad máxima de 228 km/h. Aunque desaparece de la lista de precios la variante 2.4 de 177 CV, en su lugar llega un 2.8 V6 en dos diferentes versiones de potencia: 190 y 220 CV, bien con tracción delantera o total (en lugar de los 210 CV que anunciaba antes). En ambos, la distribución corre a cargo del sistema valvelift, que gestiona de forma variable la alzada de válvulas de admisión en dos niveles. El sistema permite un mejor llenado de los cilindros, mejora las cifras de potencia y par, además de reducir el consumo de combustible. Todos los motores son de inyección directa. Los gasolina, FSI y los Diesel TDI common rail. También desaparece el 3.2 de 255 CV, que se reemplaza con un interesante 3.0 V6 dotado de compresor mecánico Roots y que anuncia una potencia máxima de 290 CV y 43 mkg, disponible sólo con cambio tiptronic de 6 velocidades y sistema de tracción quattro. Este propulsor, que cuenta con un sistema de inyección por conducto común a 150 bares de presión, anuncia un excelente rendimiento mecánico que se traduce en impresionantes cifras de prestaciones: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, velocidad máxima limitada a 250 km/h y un consumo medio homologado de 9,4 litros a los 100 km.

El 4.2 V8, el más potente de la gama A6 –no S4 ni RS6- no varía sus cifras y se mantiene en los 350 CV anunciados ya en la anterior edición del modelo. Dispone de cambio tiptronic de seis relaciones y tracción quattro de serie. Como novedad en la gama se incluye una versión especial blindada, denominada A6 Security, que incluye esta motorización. Las variantes S6 y S6 Avant no varían su rendimiento. Su carrocería se distingue por unos parachoques modificados delante y detrás, nuevas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas de diseño “S” y se ofrecen nuevos colores de carrocería. También se han incluido nuevos acabados interiores denominados Flexmetallic para la consola central. Su extraordinario motor V10 FSI rinde 435 CV y 540 Nm a 3.000 rpm, lo que le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos. El Audi RS6, versión tope desarrollada por Audi Quattro GmbH sobre la base del A6 y berlina más potente del mundo, se estrena en configuración de cuatro puertas con la misma potencia anunciada por el Avant -580 CV, ya disponible en el mercado español-. El Audi RS6, equipado con el V10 de cinco litros, anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h si bien en opción se puede solicitar a 280 km/h. Este deportivo camuflado de berlina cuenta con un cambio tiptronic de seis relaciones especialmente puesto a punto para la ocasión con unos tiempos de transición más cortos, sistema de tracción integral quattro con distribución de par asimétrica dinámica, tren de rodaje deportivo Dynamic Ride Control y sistema de frenos optimizado con opción de discos carbocerámicos.

Entre su equipamiento de serie se encuentra el sistema MMI, aunque, lógicamente, su precio de 121.500 euros lo dice todo. Llegará al mercado español a mediados de noviembre. La oferta en Diesel no es menos interesante y comienza con un cuatro cilindros 2.0 TDIe para la variante manual de seis velocidades o 2.0 TDI multitronic de siete, ambas con filtro de partículas DPF. Esta nueva variante common rail “e” ha sido especialmente orientada a la mejora del rendimiento y dispone de sistemas que contribuyen a reducir el consumo de combustible en un 16 por ciento. Todas las versiones dotadas de cambio manual de seis relaciones incluyen dispositivo de marcha recomendada. Cuenta con una nueva servodirección desconectable en función de la demanda, generador que recupera energía en las fases de desaceleración e inercia, carrocería rebajada 20 mm, bajos carenados que logran reducir el Cx a 0,28, relaciones de cambio más largas en 5ª y 6ª, así como neumáticos de baja resistencia a la rodadura e indicador de marcha recomendada (este dispositivo se ofrece ahora en todas las versiones del A6 dotadas de caja manual). El TDIe anuncia un consumo homologado de 5,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 140 g/km. Con la misma cilindrada llegará una versión más potente (170 CV) un poco más adelante, bien con cambio manual de seis marchas o multitronic de siete. Las dos mecánicas Diesel V6 también han sido actualizadas y ofrecen mayor rendimiento. El 2.7, que antes ofrecía 180 CV, ahora llega hasta los 190 CV y puede ir asociado a tracción delantera en caja manual o multitronic, o bien a tracción quattro y cambio tiptronic.

El 3.0 TDI quattro sube ahora hasta los 240 CV en lugar de los 233 que desarrollaba anteriormente y se ofrece con caja manual o tiptronic. El comportamiento dinámico no ha variado sustancialmente respecto a la anterior edición, si bien la puesta a punto de las suspensiones ha permitido mejorar la respuesta en zonas bacheadas, lo que ha contribuido notablemente a aumentar el elevado confort de marcha. Opcionalmente se ofrece la suspensión neumática que, aunque bastante cara, eleva aún más el elevado nivel de confort que ofrece el modelo.
Ligeros cambios
El punto fuerte del nuevo Audi A6 se encuentra en las mecánicas, todas de inyección directa FSI en gasolina y TDI common rail, las Diesel, que han sido completamente revisadas para ofrecer un mayor rendimiento mecánico y menor consumo de combustible. La marca promete un mínimo de reducción de consumo del 15 por ciento, que en algunos casos llega casi al 17 por ciento. En gasolina la gama arranca con el conocido 2.0 TFSI de 170 CV empleado ya en la anterior generación del modelo, que anuncia 289 Nm a 1.800 rpm y tiene un consumo medio de 7,5 litros a los 100 km. Acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos y logra una velocidad máxima de 228 km/h. Aunque desaparece de la lista de precios la variante 2.4 de 177 CV, en su lugar llega un 2.8 V6 en dos diferentes versiones de potencia: 190 y 220 CV, bien con tracción delantera o total (en lugar de los 210 CV que anunciaba antes). En ambos, la distribución corre a cargo del sistema valvelift, que gestiona de forma variable la alzada de válvulas de admisión en dos niveles. El sistema permite un mejor llenado de los cilindros, mejora las cifras de potencia y par, además de reducir el consumo de combustible. Todos los motores son de inyección directa. Los gasolina, FSI y los Diesel TDI common rail. También desaparece el 3.2 de 255 CV, que se reemplaza con un interesante 3.0 V6 dotado de compresor mecánico Roots y que anuncia una potencia máxima de 290 CV y 43 mkg, disponible sólo con cambio tiptronic de 6 velocidades y sistema de tracción quattro. Este propulsor, que cuenta con un sistema de inyección por conducto común a 150 bares de presión, anuncia un excelente rendimiento mecánico que se traduce en impresionantes cifras de prestaciones: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, velocidad máxima limitada a 250 km/h y un consumo medio homologado de 9,4 litros a los 100 km.

El 4.2 V8, el más potente de la gama A6 –no S4 ni RS6- no varía sus cifras y se mantiene en los 350 CV anunciados ya en la anterior edición del modelo. Dispone de cambio tiptronic de seis relaciones y tracción quattro de serie. Como novedad en la gama se incluye una versión especial blindada, denominada A6 Security, que incluye esta motorización. Las variantes S6 y S6 Avant no varían su rendimiento. Su carrocería se distingue por unos parachoques modificados delante y detrás, nuevas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas de diseño “S” y se ofrecen nuevos colores de carrocería. También se han incluido nuevos acabados interiores denominados Flexmetallic para la consola central. Su extraordinario motor V10 FSI rinde 435 CV y 540 Nm a 3.000 rpm, lo que le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos. El Audi RS6, versión tope desarrollada por Audi Quattro GmbH sobre la base del A6 y berlina más potente del mundo, se estrena en configuración de cuatro puertas con la misma potencia anunciada por el Avant -580 CV, ya disponible en el mercado español-. El Audi RS6, equipado con el V10 de cinco litros, anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h si bien en opción se puede solicitar a 280 km/h. Este deportivo camuflado de berlina cuenta con un cambio tiptronic de seis relaciones especialmente puesto a punto para la ocasión con unos tiempos de transición más cortos, sistema de tracción integral quattro con distribución de par asimétrica dinámica, tren de rodaje deportivo Dynamic Ride Control y sistema de frenos optimizado con opción de discos carbocerámicos.

Entre su equipamiento de serie se encuentra el sistema MMI, aunque, lógicamente, su precio de 121.500 euros lo dice todo. Llegará al mercado español a mediados de noviembre. La oferta en Diesel no es menos interesante y comienza con un cuatro cilindros 2.0 TDIe para la variante manual de seis velocidades o 2.0 TDI multitronic de siete, ambas con filtro de partículas DPF. Esta nueva variante common rail “e” ha sido especialmente orientada a la mejora del rendimiento y dispone de sistemas que contribuyen a reducir el consumo de combustible en un 16 por ciento. Todas las versiones dotadas de cambio manual de seis relaciones incluyen dispositivo de marcha recomendada. Cuenta con una nueva servodirección desconectable en función de la demanda, generador que recupera energía en las fases de desaceleración e inercia, carrocería rebajada 20 mm, bajos carenados que logran reducir el Cx a 0,28, relaciones de cambio más largas en 5ª y 6ª, así como neumáticos de baja resistencia a la rodadura e indicador de marcha recomendada (este dispositivo se ofrece ahora en todas las versiones del A6 dotadas de caja manual). El TDIe anuncia un consumo homologado de 5,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 140 g/km. Con la misma cilindrada llegará una versión más potente (170 CV) un poco más adelante, bien con cambio manual de seis marchas o multitronic de siete. Las dos mecánicas Diesel V6 también han sido actualizadas y ofrecen mayor rendimiento. El 2.7, que antes ofrecía 180 CV, ahora llega hasta los 190 CV y puede ir asociado a tracción delantera en caja manual o multitronic, o bien a tracción quattro y cambio tiptronic.

El 3.0 TDI quattro sube ahora hasta los 240 CV en lugar de los 233 que desarrollaba anteriormente y se ofrece con caja manual o tiptronic. El comportamiento dinámico no ha variado sustancialmente respecto a la anterior edición, si bien la puesta a punto de las suspensiones ha permitido mejorar la respuesta en zonas bacheadas, lo que ha contribuido notablemente a aumentar el elevado confort de marcha. Opcionalmente se ofrece la suspensión neumática que, aunque bastante cara, eleva aún más el elevado nivel de confort que ofrece el modelo.
Ligeros cambios
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.