Publicidad

Audi A1 1.4 TFSI S Tronic

Se esperaba, y el nuevo A1 cumple lo prometido: llega el ciudadano "gourmet". Exclusivo por precio y limitado en espacio, es el Audi más pequeño pero, en menos de 4 metros, concentra todo el sabor de la marca en tecnología y calidad de realización. Ágil, gran rodador y con un nivel de acabado y equipamiento nunca visto en la categoría… ¿Llenará lo suficiente esta delicatessen?
-
Audi A1 1.4 TFSI S Tronic
A la tercera, la vencida. Al menos, de eso están convencidos en Audi. No parece que con el nuevo A1 pueda existir mucho margen de error. Ante la demanda de peticiones, en Ingolstadt (el cuartel general del fabricante alemán) han adelantado su comercialización y, tras tomar nosotros el pulso a la calle, confirmamos que gusta. Y eso que, ni es la primera vez que Audi se dirige a este segmento, ni es el modelo más pequeño de su historia. Pero esta vez sigue, sin duda, la moda.

Galería relacionada

Audi A1 1.4 TFSI S Tronic

Hacia mediados de los años 70, un económico Audi 50 de 3,51 metros de longitud ya intentó romper el mercado. No lo consiguió y, sin embargo, un año después Volkswagen empleaba su misma base para lanzar el hoy ya legendario Polo. El segundo intento de Audi no llegaría hasta 1999, con un práctico, sofisticado… e incomprendido A2. No enganchó. Ahora, treinta años después del origen, Audi retorna por el camino inverso: perfecciona la avalada plataforma del nuevo Polo para dirigirse a lo más selecto de la categoría, el coto en el que Mini campa a sus anchas. Y es que, también entre los pequeños automóviles, hay ya bienes de consumo, encaminados a satisfacer necesidades básicas de transporte, y bienes de lujo. Ahí apunta ahora Audi. Anunciado desde 16.000 euros para la versión básica gasolina 1.2 de 86 CV -suficiente por respuesta, pero sin ordenador de viaje, aire acondicionado o llantas de aleación de serie-, optar a un equipamiento completo y a una mecánica acorde a la deportiva imagen que transmite su carrocería coupé de 3 puertas (como es este 1.4 TFSi) supone un desembolso mayor. No digamos ya si nos encaprichamos hacia alguna de sus 800 opciones de personalización con las que impresiona al cliente... y a Mini.

Arcos de techo en contraste (tipo Citroën C3 Pluriel), difusores de colores o la elección de neumáticos y tapicerías especiales que otorgan esa atrevida imagen al A1 (y la que el comprador, en definitiva, deseará) pueden elevar la cuenta en Audi hasta ¡casi 30.000 euros! Pintón, sí, pero lo que cuesta ya un Audi A3 TFSi de 160 CV quattro, y más que un Mini Cooper S de 184 CV. Estilo al margen (cuestión de gustos), ¿cuál es entonces el valor añadido de este A1? Sin duda, la calidad de realización. Sentados, impresiona. Lo nunca visto en el segmento: plásticos totalmente acolchados, ajustes perfectos, asientos buenos en confort y agarre, revestimientos en aluminio... Tacto, en definitiva, no de A3, sino casi de A8 del que, por cierto, toma desde un opcional sistema de entretenimiento MMI con pantalla desplegable desde el salpicadero a iluminación de ambiente interior por LED. Mini, aquí, tiene poco que rascar. Este espectacular refinamiento del A1 se prolonga al volante, siempre y cuando, claro, nos ubiquemos en su holgada fila delantera. A la ergonomía de mandos y más que suficientes huecos para dejar objetos, se une un buen espacio; detrás, no. Y no por un correcto acceso y buena cota para piernas o, a diferencia de Mini, Citroën DS3 y Alfa MiTo, su única homologación para 4 plazas en espera de la carrocería Sportback de 5 puertas. Pero sí por una altura trasera minúscula (hasta 8 centímetros menos que sus rivales y 4 por debajo de un pequeñísimo Toyota iQ), donde la caída de techo golpea a menos que no superemos el 1,65 metros de altura. Básicamente, es para niños. Un problema de habitabilidad que parece intentar “resolver” el maletero: con 185 dm3 de carga (casi 100 menos que un Citroën DS3 o 15 por debajo de un Mini que mide 20 centímetros menos), sólo es apto para albergar el equipaje de fin de semana de dos pasajeros. Al menos, abatiendo la fila posterior, la capacidad supera los 900 dm3. Cuestión de atractivo diseño. Difícil justificar bastante más de 20.000 euros para un modelo de las dimensiones y la funcionalidad del nuevo A1. Audi apuesta firme por la calidad de realización y el comportamiento en carretera, pero todos sus rivales son más económicos..
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.