Gira tu pantalla para ver la web de Autopista

Inicio > Pruebas de Coches > Alfa Giulia Quadrifoglio vs BMW M3: las mejores berlinas deportivas

Alfa Giulia Quadrifoglio vs BMW M3: las mejores berlinas deportivas

El Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio ya se conoce como el M3 italiano. ¿Por qué no enfrentarlo así a su imagen y semejanza de BMW? Uno de los duelos del momento: en carretera y circuito.
Juan Collín.

Twitter: @autopista_es Fotos: Mikael Helsing. |

Alfa Giulia Quadrifoglio vs BMW M3: las mejores berlinas deportivas
Alfa Giulia Quadrifoglio vs BMW M3: las mejores berlinas deportivas

Con la llegada del Giulia, Alfa Romeo vuelve por sus fueros con un coche que recupera los valores que forjaron la leyenda de la marca italiana… y que ha sorprendido a propios y extraños. Y es que el Alfa Romeo Giulia no sólo es capaz de rivalizar hoy ya con los modelos del segmento premium que militan en esta categoría de berlinas medias, sino que incluso su poderosa versión Quadrifoglio también es capaz de hacer frente a las más deportivas, con el BMW M3 como punto de referencia.

La carta de presentación pues hoy de este Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio no podía ser más favorable: motor 2.9 V6 sobrealimentado de 510 CV, propulsión trasera con diferencial autoblocante, suspensiones de paralelogramo deformable con amortiguadores pilotados, frenos cerámicos… Sus posibilidades se confirmaban hace ya algunos meses tras obtener en circuito de Nürburgring un tiempo de 7 minutos 32 segundos, lo que le situaba como la berlina más rápida y eficaz del momento.

A los mandos del Alfa Giulia Quadrifoglio

Tengo que reconocer que desde el momento en el que recogía el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio en las instalaciones de la marca, las sensaciones fueron muy positivas. Esta berlina deportiva se mostraba desde el principio como un coche muy agradable y perfectamente apto para conducir a diario. Gracias a una amortiguación pilotada que ofrece unos tarados bastante suaves en el programa más civilizado, es incluso más confortable que el BMW M3 que también dispone de amortiguadores de control electrónico. Aunque bien es verdad que para todos los días lo ideal sería montar en el Giulia la caja automática de 8 velocidades que se ofrece en opción en lugar de la manual de seis velocidades de nuestra unidad.

Alfa Giulia vs BMW M3Motor “Ferrari”

Entrando a valorar el motor V6 turboalimentado que monta el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio está desarrollado por ingenieros procedentes de Ferrari y, como se puede imaginar, está a la última en todo; cuenta incluso con un sistema que desconecta una de las bancadas de cilindros para ahorrar combustible. Basta pulsar el botón de puesta en marcha para comprobar su talante marcadamente deportivo con un sonido de lo más provocador. Una vez en marcha, el motor italiano es algo menos impetuoso a bajo y medio régimen que el seis en línea de BMW, mientras que en alta se estira más y prueba de ello es que la potencia máxima se declara a un régimen superior, a 6.500 rpm, 1.000 rpm más arriba que en el BMW M3. De todas formas estamos hablando de sensaciones, ya que cronómetro en mano las diferencias son mínimas; el Alfa consigue batir a su oponente en aceleración, si bien lo hace por la mínima y en el mejor de los casos apenas les separan dos décimas de segundo.

PRESTACIONES Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio BMW M3
Acel. 0-100 km/h 4,38 s 4,46 s
Acel. 0-1000 metros 22,13 s 22,21 s
Adelantamiento 80-120 km/h 3,69 s 2,42 s
Sonoridad 120 km/h 71 dB 72 dB
Sonoridad 140 km/h 73 dB 74 dB
Frenada desde 140 km/h 69,5 m 66,7 m
Peso en báscula 1.672 kg 1.657 kg

Si nos atenemos a los valores de potencia y par declarados por Alfa Romeo, vemos que el Giulia Quadrifoglio deberíahaberse impuesto con más claridad. No en vano anuncia 510 CV y 61,22 mkg frente a 430 CV y 56,10 mkg que se declaran en el BMW M3, siendo el peso muy similar en ambos casos como se puede comprobar. Con todo esto se puede especular que las diferencias de rendimiento de ambos motores son en la realidad mucho menores, y prueba de ello es que el motor seis en línea de BMW entrega en el banco de rodillos nada menos que 460 CV y un extraordinario par máximo que alcanza 69,6 mkg. No se ha podido medir el rendimiento del motor Alfa, pero es fácil adivinar que esté ligeramente  por debajo de lo anunciado, dado que se pierden casi 5 décimas de segundo en el 0 a100 km/h con respecto a la cifra oficial.  

Alfa Giulia Quadrifoglio vs BMW M3: en carretera

Ni que decir tiene que en carretera se trata de dos coches muy veloces, también muy apropiados para realizar viajes de largo recorrido ya que ambos ofrecen un confort más que aceptable, mientras que el consumo a velocidades en el entorno de la legalidad no es exagerado; en ciclo combinado, el BMW M3 se conforma con 10 l/100 km, aumentando hasta 10,9 l/100 km en el caso del Alfa Romeo Giulia. Tanto uno como el otro son coches que se disfrutan cada minuto que se pasa al volante y especialmente en los trazados de carretera más sinuosos. El Alfa sorprende con un tren delantero muy rápido de reacciones y sumamente preciso; parece incluso más ágil que su oponente en los tramos más tortuosos, y también es más fácil de conducir, dado que la respuesta del motor es más progresiva y dosificable que la del BMW M3.

CONSUMOS Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio BMW M3
Consumo en ciudad 14,0 l/100 km 12,2 l/100 km
Consumo en carretera 8,7 l/100 km 8,5 l/100 km
Consumo medio 10,9 l/100 km 10,0 l/100 km

Alfa Giulia Quadrifoglio vs BMW M3: en circuito

De todas formas en carretera abierta es imposible aprovechar mínimamente las posibilidades dinámicas de ninguno. Mejor en un circuito. Allí, el BMW M3 sorprende una vez más por su aplomo en curva rápida, donde transmite mucha confianza. En la parte más virada del circuito es también muy eficaz y la diversión a los mandos está asegurada, pero no conviene provocarle en exceso si no quieres terminar la curva mirando en sentido inverso. El M3, y sobre todo su hermano el M4, han pasado por este trazado en múltiples ocasiones. Bien es verdad que es un coche que cuesta llevarlo al límite sin las ayudas a la conducción que es como se rueda en este trazado para afinar al máximo con los tiempos. Era el primero en saltar a la pista y desde el principio me encontré muy cómodo a los mandos. Eso sí, como ya he comentado precisa llevarlo fino, empleando siempre las marchas más largas y aprovechando las elevadas dosis de par que desarrolla el seis en línea turboalimentado para evitar que la trasera se desmande en exceso a la salida de los virajes. Y es que cuando el tren trasero rompe la adherencia por exceso de potencia, sus reacciones no son demasiado progresivas. Resulta obligatorio, por tanto, tratar el pedal del gas con mucha delicadeza y evitando brusquedades cuando se rueda en la marchas más cortas, dado que los caballos llegan en tropel.

Alfa Giulia en circuitoLlegado el momento de ponerse a los mandos del Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio conviene aclarar antes de nada que partía con cierta desventaja. Y es que los neumáticos Pirelli PZero estaban ya un tanto «sobados» y su eficacia tenía toda la pinta de estar por debajo de la de los Michelin Pilot Super Sport a estrenar que calzaba el M3. Aunque el programa Dynamic es bastante permisivo, escogíamos el modo Race que además de anular las ayudas a la conducción, permite un sonido de escape muy deportivo. Una vez en pista,el Alfa Romeo Guilia Quadrifoglio impresiona una vez más por la forma de trabajar del tren delantero; y es que no sólo es muy rápido de reacciones, también es increíblemente preciso, lo que redunda en la agilidad del coche. El Alfa se inscribe así en los virajes con total eficacia y transmitiendo siempre mucha confianza a los mandos, ya que además la trasera va muy sujeta. Lógicamente si le provocamos el deslizamiento de la zaga está asegurado, pero sus reacciones son más fáciles y progresivas que en el BMW M3. En esto tiene mucho que ver una entrega de potencia algo más dulce y dosificable del V6 turboalimentado; los caballos son en este caso algo más fáciles de domar.

Tiempo en circuito y ejercicios Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio BMW M3
Eslalon 8,33 s / 67,4 km/h 8,29 s / 67,7 km/h
Vuelta rápida 1'11"60 1'10"23

Aunque hacer frente a un rival tan duro como el BMW M3 no es fácil, el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio consigue hacerle sombra en algunos apartados y a igualdad de neumáticos, seguro que las diferencias en el plano dinámico serían mínimas. El Alfa tiene a su favor el factor novedad, también el encanto de una marca de leyenda que resurge… y eso sin olvidar que cuesta en torno a 10.000 € menos que el BMW M3, y que únicamente se pueden justificar en el BMW por unos acabados y calidad final de realización algo superior.

PRECIOS CON DESCUENTO (FEBRERO 2017) Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio (Entre 78.800 y 81.080 euros) BMW M3 (Desde 89.950 euros)

También te puede interesar:

Superprueba Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio: mediciones

30 años de BMW M3

El Alfa Giulia frente a todos sus rivales premium

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.