Publicidad

Abarth 595 Competizione y 124 Spider, a prueba en circuito

Los nuevos Abarth 595 Competizione y 124 Spider son como el día y la noche en cuanto a comportamiento, pero los dos comparten algo: son extremadamente divertidos de conducir.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Abarth 595 Competizione y 124 Spider, a prueba en circuito

El Abarth 124 Spider era una de las novedades deportivas más esperadas del año, y ya está por fin en nuestro país. Se venderá a un precio de 35.830 euros, incluyendo los descuentos, como la versión más deportiva de la saga. El Fiat 124 Spider declara 140 CV, mientras que su hermano japonés, el Mazda MX-5, se queda como mucho en los 160 CV. Con los 170 CV del Abarth 124 Spider, y una preparación deportiva especial en la factoría italiana de Mirafiori, este escorpión es el más picante de todos.

La llegada del 124 Spider coincide con una renovación interesante en Abarth, la de la familia 595, que también pudimos ver de cerca en nuestra visita al Circuito de Navarra, días antes de la celebración del “Abarth Day” que la marca celebró en Los Arcos con todos sus fans. El pequeño deportivo italiano tiene ahora una imagen más musculosa y deportiva: en el frontal, además de las nuevas luces de ledes, destaca las tomas de aire sobredimensionadas, acordes a las mejoras de refrigeración de la mecánica turbo de gasolina 1.4 T-JET de la gama.

Abarth 124 Spider

Más potencia, más deportividad

Este motor se ve potenciado en las dos variantes de acceso a la gama: el Abarth 595 “normal” tiene ahora 145 CV, mientras que el 595 Turismo declara 165 CV. En la cumbre de la familia 595 está la versión Competizione, que si bien mantiene sus 180 CV, cuenta con novedades interesantes en el campo deportivo. Como el Turismo, el 595 Competizione cuenta con un turbo Garrett bajo el capó; eso sí, se adueña del mismo sistema de escape dual “Record Monza” del 124 Spider, que le da un sonido delicioso al acelerar.

Opcionalmente, se puede incorporar un diferencial autoblocante mecánico, procedente en su caso del Abarth 696 Biposto, el coche más deportivo de la marca deportiva italiana. Y es que buena parte de la experiencia adquirida en este coche se hereda a sus hermanos menores: el 595 Competizione, por ejemplo, puede incorporar en su interior el salpicadero de fibra de carbono del Biposto (opcional). Lo que viene de serie, al igual que el sistema de escape, es el nuevo volante deportivo y los asientos tipo backet, que otorgan una sujeción lateral superior, así como el botón SPORT que modifica las leyes del par motor, acelerador, dirección y los gráficos de la instrumentación.

Abarth 595 Competizione

A prueba los dos nuevos deportivos italianos

Como decíamos al principio, Abarh 595 Competizione y Abarth 124 Spider son dos deportivos de filosofías totalmente distintas: el primero, más pequeño, más ligero y más potente, pero de tracción delantera, que al final es lo que determina el comportamiento; el 124 Spider, por su parte, es más coche, más grande, más asentado, con un tren delantero más aligerado (el motor está en posición central delantera) y, muy importante, de propulsión trasera. El diferencial autoblocante mecánico viene de serie en el coche descapotable, mientras que en el 595 Competizione es opcional. Ambos tienen un sonido delicioso, gracias al acertado sistema de escape “Record Monza”.

Tener la oportunidad de probar ambos coches en circuito en un corto intervalo de minutos es la mejor manera de quedarte con sus claves. Ligereza, potencia, agilidad y diversión por los cuatro costados definen perfectamente a uno y otro. Con el Abarth 595 Competizione tienes un comportamiento más nervioso en curva rápida si quieres ir veloz, pero para nada inestable; en cambio, con el 124 Spider tienes que vigilar las pisadas de acelerador para no llevarte un susto, aunque luego en frenada es mucho más capaz que el pequeño 595.

Con éste apenas verás indicios de subviraje o sobreviraje, tan sólo un deslizamiento perfectamente controlable al salir de la curva acelerando a fondo. Otra forma de diversión, pero muy distinta a la sensación que transmite el descapotable italiano, que desde la primera curva permite negociar las curvas de otra forma, jugando con un eje delantero mucho más aligerado (el motor va en posición central-trasera),  un eje trasero muy juguetón y un equipo de frenos potente, con un juego Brembo de discos ventilados y perforados de 280 mm. En carretera, además, el comportamiento más asentado del 124 Spider lo convierten en un coche más válido para el día a día.

Abarth 595 Competizione

También te puede interesar

Fiat 124 Spider: conducimos el hermano del Mazda MX-5

Mazda MX-5 1.5 Skyactiv-G, un placer para los sentidos

Mazda MX-5, el descapotable de las mil y una historias (vídeo)

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.