Publicidad

Dudas: ¿por qué me cuesta mucho meter las marchas en mi coche?

"Tengo un Kia Carnival con 240.000 km y me da la impresión de que el embrague está empezando a desfallecer. Resulta que me cuesta mucho meter las marchas, más cuanto más larga es la que selecciono y, de vez en cuando, la quinta salta."
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Dudas: ¿por qué me cuesta mucho meter las marchas en mi coche?

En ese momento, el coche se queda en punto muerto en plena conducción con la sensación de peligro que me produce hasta que vuelvo a insertar una velocidad, además de la inseguridad que tengo ante la posibilidad de que me deje tirado en carretera cualquier día. Me gustaría saber qué tengo que hacer, si debo cambiar el embrague —a pesar de los kilómetros y años del coche quería estirarlo todo lo posible—, si la solución puede ser muy cara o si el origen del problema podría ser otro. En definitiva, ¿por qué me cuesta tanto meter las marchas en mi coche?

Respuesta de nuestro experto técnico Luis Miguel Vitoria

El síntoma más clásico para identificar un embrague deteriorado suele ser ese efecto de «patinaje» cuando la aceleración que realizamos no se convierte en una ganancia de velocidad, pero sí se produce un aumento en el régimen de giro del motor. Es una situación que suele darse cuando afrontamos una pendiente y pisamos más el pedal derecho para no perder velocidad. Si eso no sucede y no percibes chirridos o crujidos al embragar, no creemos que esa sea la causa principal

De todas formas, si quieres comprobar por ti mismo si el sistema sigue en buen estado, puedes engranar en parado una velocidad alta, por ejemplo la cuarta, y soltar el embrague como si quisieras iniciar la marcha. Si el motor se cala, eso quiere decir que el embrague aún está cumpliendo su labor con solvencia. De no suceder eso, podríamos pensar que está ya deteriorado y deberías pensar en cambiarlo. El coste medio de esta operación es de unos 700 euros aunque, lógicamente, se pueden encontrar enormes diferencias de precio dependiendo de cada provincia y de los talleres a los que acudamos para realizar la reparación.

En cambio, por los indicios que nos cuentas, —dificultad para introducir las marchas, especialmente las del centro y derecha de la H, y salto a punto muerto— nos lleva a pensar más en un problema de tipo mecánico, entendido éste como una dificultad física en el correcto funcionamiento del cambio. Una posibilidad es que el origen del problema sea el varillaje del cambio o algún obstáculo que haga palanca en el eje motor-cambio. Si esos problemas que has detectado han aparecido de manera súbita y sin haber tenido ningún choque que los motivara, podríamos descartar elementos de desgaste y podríamos incluso inclinarnos por algún soporte de motor que se haya deteriorado y haya provocado que éste no guarde su posición original hasta impedir el correcto desplazamiento de los reenvíos que van a la caja de cambios.

También te puede interesar

- Revisión del coche en verano: neumáticos, líquidos, aceite...

- Dudas: ¿cómo usar bien el embrague para que no se rompa?

- Preguntas y dudas sobre coches

- Compara hasta tres coches a la vez

- ¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.