Publicidad

WM Motors, la nueva marca china de coches eléctricos y rival de Tesla

La marca china WM Motors acaba de desvelar sus planes de futuro, que incluyen el lanzamiento de cuatro coches eléctricos a partir de 2018.
Texto: Miguel García-Vidal -
WM Motors, la nueva marca china de coches eléctricos y rival de Tesla

La marca china WM Motors, que no debemos confundir con la marca americana del mismo nombre también centrada en el mundo del automóvil, acaba de presentar su futura gama de coches eléctricos. Ésta, estará compuesta por un monovolumen, un SUV, una berlina y un familiar, de los que aún no se han desvelado ni tamaños ni datos técnicos. El primero en llegar será el monovolumen, que irrumpirá en 2018 con un precio de unos 20.000 yuanes (27.300 euros). En un principio destinado al mercado chino —el más grande del mundo automovilísticamente hablando—, donde esperan beneficiarse de los incentivos y ayudas políticas de grandes urbes como Pekín, no descartan en un futuro próximo su expansión a Estados Unidos.

De la fundación de WM Motors apenas ha pasado un año, cuando el ex ejecutivo del gigante Geely Freeman Shen la puso en marcha. Su sede está radicada en la ciudad de Shangai mientras que la fábrica, de la que hablan tendrá una capacidad de producción de 50.000 unidades anuales, se encuentra a unos 100 kilómetros en Suzhou, provincia de Jiangsu.

Los cuatro coches compartirán la misma plataforma, denominada PL2, mientras que la tecnología para su concepción será alemana, con componentes de Bosch y Siemens, y japonesa. Eso sí, para la conectividad, que tendrá gran relevancia en sus coches, con infinidad de aplicaciones para descargar, se recurre a la industria local, con la participación del gigante de las telecomunicaciones China Unicom y el de componentes Huawei. Y es que como ya ocurre en Tesla, espejo en el que pretende mirarse WM Motors, pero a un precio más contenido, en el habitáculo todo girará en torno a sus dos grandes pantallas táctiles.

El diseño de los coches, que comparten líneas maestras al margen de las propias de cada carrocería, con un monovolumen que recuerda claramente a los de Opel o Citroën y un SUV que recurre al tan de moda techo flotante de los diseñadores japoneses, ha corrido a cargo de Sam Sun.

Como en Tesla, la comercialización por internet cobrará una gran importancia, con un número muy limitado de puntos de venta físicos y acuerdos con distintos talleres para las labores de mantenimiento. Veremos si todo esto llega a materializarse o como otras muchas empresas de este tipo se queda por el camino.

También te puede interesar

Los coches eléctricos recorrerán 400 km con 12 minutos de carga

Los gasolina y Diesel más caros que los eléctricos desde 2024

Prueba Tesla Model X P90D

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.