Publicidad

Volkswagen XL1, el coche que consume menos de un litro

Volkswagen va por su tercer prototipo con un consumo de un litro de gasóleo cada cien kilómetros. Ahora llega el XL1 y lo baja un diez por ciento. ¿Que no son consumos reales? Tanto como el que homologan tu coche o el mío.
-
Volkswagen XL1, el coche que consume menos de un litro
El Volkswagen XL1 se trata sólo de un coche concepto. Un estudio para verificar la viabilidad de una propuesta, sea de estilo, sea mecánica, sea más ambiciosa, como esta del XL1, que adelanta cómo puede ser la movilidad del futuro.

Galería relacionada

Volkswagen XL1

Lo que ofrece el XL1 es un coche Diesel, un TDI, acoplado a un motor eléctrico, un híbrido en definitiva. Ligerísimo, con sólo 795 kilos de peso, únicamente necesita de una potencia de 48 caballos de su motor TDI. Y para eso apenas basta con dos cilindros, como es el caso del XL1. En caso de necesitar más potencia –porque el XL1 alcanza 160 km/h- o porque se desea moverse de manera más limpia, dispone de un motor eléctrico de 27 CV, es decir, 20 kW.

Se puede desplazar de manera exclusivamente eléctrica y, gracias a la energía almacenada en sus baterías de litio-ión, tendría para recorrer 35 km antes de que el motor TDI tuviera que ponerse en marcha para arrancar las baterías. Por supuesto, cifras referidas a ciclo de homologación, para poder comparar con el resto de los coches del mercado. Pero la intención no es que las baterías las recargue el motor consumiendo gasóleo. El XL1 es un híbrido conectable. Por tanto, la manera más eficiente de aprovechar energéticamente el XL1 es recargarlo en la toma doméstica o en otro punto de la red eléctrica. Acelera dignamente, con un registro 0-100 km/h en 11,9 segundos. No es un deportivo, pero sí ágil. El coche sólo dispone de dos plazas, pero, a diferencia de los anteriores VW 1L y VW L1, este XL1 coloca a los ocupantes uno junto a otro, en lugar de uno detrás de otro. Su tamaño es atípico, lo mismo que su silueta, sus proporciones y disposición interior. Los ocupantes no van alineados y toda la mecánica va colocada en el eje trasero. La carrocería está realizada en fibra de carbono, pero siguiendo un método que VW dice que permitiría la producción en pequeñas series a costes razonables. Las puertas articulan hacia adelante y hacia arriba, para ocupar poco espacio permitiendo una mayor accesibilidad. En la parte trasera también se ubica el maletero, de 100 litros de capacidad, a pesar de que el coche se va estrechando desde el morro hasta la zaga. Son los condicionantes de la aerodinámica. Presume de un excepcional Cx, de 0,186, lo que acompañado de una superficie frontal de solo 1,5 m2 consigue mejorar en 2,5 veces la aerodinámica de un Golf. ¿Sólo 1,5 de área maestra? Hay truco, porque el XL1 es tres centímetros más bajo que un Lamborghini Gallardo. No va mal servido de anchura, dos centímetros más que un Polo, pero en longitud es nueve centímetros menor que el Polo, para firmar 3,89 m.

Los materiales especiales abundan en el XL1. Lo primero, la carrocería de fibra de carbono, pero también destaca que el volante sea de estructura plástica, en lugar del ligero magnesio que emplea tradicionalmente la marca en sus modelos. El magnesio sigue apareciendo (en este caso en las llantas), pero la guinda la vemos en los frenos, que son cerámicos. Habrá que ver si también han conseguido reducir el coste. Si no recordamos mal soluciones como amortiguadores y pinzas de freno en aluminio ya no son nuevas en VW, que lleva tiempo explorando cómo conseguir coches de mini-consumo en serie, como con aquel Lupo 3L. Puede parecer una nimiedad, pero este coche ha conseguido bajar 0,1 litros a los cien el consumo de sus antecesores conceptuales. Una auténtica barbaridad porcentualmente. Lo mejor es la cantidad de tecnología de la casa que han empleado. El motor bicilíndrico de 0,8 litros de cilindrada es exactamente la mitad de un 1.6 TDI, al que se ha añadido un árbol de equilibrado. Acoplado al TDI va un motor eléctrico, este sí nuevo, desembragable para permitir que gire autónomo como eléctrico puro y para oficiar también de motor de arranque para el Diesel. Pero la transmisión se efectúa a través de la caja de cambios DSG de siete marchas que se emplea en muchos modelos del grupo. Para conseguir esos 0,9 l/100 km dicen haber trabajado en cada aspecto del coche, empezando por la gestión térmica. Cada motor, el de combustión y el eléctrico, tiene su propio sistema de refrigeración. Para el TDI unas persianas motorizadas en el frontal se encargan de controlar el flujo de aire que recibe el circuito refrigerante. Y cada uno cuenta con su propia bomba eléctrica. La electrónica controla la demanda de energía en cada momento de manera que, si el motor TDI precisa ponerse en marcha, se forzará a que trabaje en unos regímenes de revoluciones y de carga de alto rendimiento. Para conseguirlo, se apoya con el motor eléctrico o se le frena con el motor eléctrico convertido en generador, recargando las baterías. Durante las frenadas el motor eléctrico también se encarga de recuperar energía hacia las baterías. Y la eficiencia del conjunto conseguida es tal, que para rodar a 100 km/h el XL1, según VW, no necesita más que 8,4 CV. Así de bajas son las pérdidas, menos de la mitad de la que necesita un Golf. Por supuesto, la acción del DSG es automática y tendente siempre a conseguir la máxima eficacia. Por si acaso, el XL1 está dotado de ESP por seguridad, siguiendo la tendencia de ahorro energético cuenta con faros de tecnología Led y Michelin ha desarrollado una nueva tecnología para sus neumáticos de baja resistencia a rodadura. Neumáticos con unas atípicas medidas, como todo en el XL1: 115 R15 delante y 145/55 R16 detrás.

Nadie ha dicho que el coche de calle de 1 l/100 km esté a la vuelta de la esquina. Ni que un XL1 se vaya a vender. Pero si vemos los plazos de aparición de los sucesivos estudios 1L (2002), del L1 (2009) y del XL1 (2011), parece que unos consumos increíbles en coches de calle están cada vez está más cerca.
Carrocería  
Tipo de construcción Monocasco y piezas adosadas de CFRP
Largo / ancho / alto 3.888 mm / 1.665 mm / 1.156 mm
Paso de rueda 2.224 mm
Tracción  
Ttipo Híbrido enchufable (plug-in), tracción trasera
Motor de combustión interna TDI, 2 cilindros, 800 cm3, 35 kW / 48 CV, 120 Nm
Motor eléctrico 20 kW / 27 CV, 100 Nm
Transmisión DSG de 7 velocidades
Batería Litio-Ión
Normas de emisiones Euro 6
Pesos  
Peso en vacío 795 kg
Prestaciones / consumo  
Velocidad máxima 160 km/h (regulada)
Aceleración 0-100km/h 11,9 s
Consumo homologado 0.9 l / 100 km
Emisiones de CO2 24 g/km
Autonomía eléctrica 35 km
autonomía motor eléctrico + TDI 550 km (depósito de 10 litros)
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.