Publicidad

Volvo S60

Sigue a caballo entre dos segmentos, el C y el D, con un tamaño tan personal como su diseño. Abandona las irreales aperturas de puertas del concepto presentado hace casi un año, pero promete ser la berlina más segura del mundo, estrenando el sistema anti-atropello de peatones.
-
Volvo S60
Los coches suecos nunca siguen modas y el Volvo S60, tampoco. Por eso ha tardado en renovarse y sólo sigue las líneas de sí mismo. Su diseñador, Steve Martin, ya no está en la compañía, pero su estilo sigue bien presente. Se calca el lenguaje que se vio en el prototipo, presentado en el pasado Salón de Detroit, a principios de 2009

Galería relacionada

Volvo S60 2010

El S60 se desvelará en el próximo Salón de Ginebra, a celebrar en marzo de 2010, mientras que el comienzo de la producción está previsto para julio, en la planta belga de Gante. Cuando Ford compró Volvo (ahora está en venta de nuevo y el fabricante chino Geely parece el máximo aspirante) dijeron que se sorprendieron de que la afamada seguridad de la marca recién adquirida ¡era muy real!. Se ve que visitaron el centro de seguridad de Volvo, con su pista de crash-test ubicada dentro de un gigantesco edificio capaz de moverse y orientarse para configurar distintos ángulos de choque.

Volvo parece dispuesta a seguir con esta posición preeminente en el campo de la seguridad y erigirse en líder de la visión sueca de “cero accidentes”. Por eso el Volvo S60 estrenará el sistema de “detección de peatones”, una versión ampliada del City Safety, que ya se conoce del XC60. Mediante la fusión de información recibida de sensores de radar y de video, el coche es capaz de reconocer la presencia de peatones en la calzada y, en caso de riesgo de atropello, intervenir frenando el vehículo si el conductor no reacciona. El sistema es capaz de evitar el atropello siempre que se circule por debajo de 25 km/h y en condiciones de luz “normales”, en las que el ojo humano también sea capaz de ver. Personalidad a raudales, repleto de detalles de Volvo, todavía no sabemos si conservará la enorme consola central que presentó el prototipo, con más de 1,5 metros de largo, entre los dos asientos delanteros y con forma de ola, rompiendo prácticamente en la zona de los ocupantes posteriores. Poco se conoce de las mecánicas, salvo que llegará una nueva denominación, GTDi, una generación de motores de inyección directa de gasolina con turbo y carga estratificada. Con una cilindrada de 1.6 litros, será capaz de proporcionar 180 CV, y gracias a un sistema stop/start y una caja de cambios automática de doble embrague, quedará por debajo de 120 g/km de emisión de CO2.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.