Publicidad

Volkswagen Passat R-Line, el toque deportivo

Ya está disponible la nueva línea de equipamiento R- Line para el Volkswagen Passat, tanto en sus versiones sedán como familiar Variant. Una serie de detalles deportivos en su diseño exterior e interior aportan dinamismo y carácter a una de las berlinas de referencia en el mercado europeo.
-
Volkswagen Passat R-Line, el toque deportivo
La línea R-Line continúa extendiéndose al resto de la gama Volkswagen. El último coche en incorporarla ha sido el Passat, modelo que estrenó nueva generación a finales de 2010 y que hasta el momento no contaba con este pack de personalización R-Line.

En la gama de esta berlina, la línea de equipamiento R-Line del Volkswagen Passat se puede encuadrar entre los niveles de acabado Comfortline y Highline. El nuevo Passat R-Line se distingue por una serie de elementos diferenciadores en su diseño exterior, tales como el paragolpes delantero rediseñado con entradas de aire de mayor tamaño y con luces antiniebla integradas, unas finas molduras cromadas en los laterales de la carrocería, un pequeño alerón sobre la tapa del maletero (en el caso de la versión sedán) o sobre la parte final del techo (en el caso del Passat Variant familiar), logotipos R-Line y un paragolpes posterior rediseñado con difusor de aire negro y salidas de escape cromadas. Estos detalles deportivos del diseño exterior del VW Passat R-Line se aderezan con unas llantas de aleación 'Mallory' de 17 pulgadas (opcionalmente, de 18 pulgadas) sobre neumáticos run-flat. La versión Variant familiar también cuenta con barras portaobjetos cromadas en el techo. Las dos versiones incorporan unas suspensiones diferentes al resto de variantes del Passat, con unos muelles y amortiguadores con un reglaje más firme y una altura de la carrocería ligeramente rebajada en 15 mm. Por dentro, en el Passat R-Line destacan los asientos deportivos, las inserciones cromadas en el salpicadero y en los paneles de las puertas, el volante multifunción de cuero y el acero inoxidable para los pedales y los tiradores de las puertas. Si los clientes ya poseen un Passat Comfortline o Highline, podrán añadir algunos de los elementos del pack R-Line, concretamente los paragolpes rediseñados, los alerones traseros de maletero o techo y los logotipos R-Line.

En Alemania, el precio de partida del VW Passat R-Line parte de los 30.225 euros. El pack estético adicional R-line también se puede adquirir desde 990 euros. Dentro de muy poco, conoceremos los precios para el mercado español del nuevo Passat R-Line.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.