Publicidad

Volkswagen L1

Si unimos una aerodinámica y ligera carrocería de plástico reforzado con fibra de carbono con un propulsor TDI de 0,8 litros de cilindrada apoyado por un pequeño motor eléctrico, obtendremos un modelo cuyo consumo medio no supera los 1,38 l/100 km. El famoso Volkswagen de “un litro” está cada vez más cerca.
-
Volkswagen L1
Hace siete años Volkswagen presentó un prototipo similar. Con él, Ferdinand Piëch logró viajar desde Wolfsburgo hasta Hamburgo gastando sólo un litro de combustible cada 100 kilómetros. Este concetpto fue bautizado como el coche de “un litro” de Volkswagen, pero su elevado coste de fabricación hizo que los planes para su montaje en serie se disipasen. Ahora la historia se repite, pero esta vez sí tiene visos de convertirse en realidad, pues la segunda generación de este concepto emplea tecnologías más cercanas a la producción, de hecho, el objetivo es comercializarlo en 2013.

Galería relacionada

Volkswagen L1

Se trata de un prototipo híbrido impulsado por un pequeño motor TDI bicilíndrico de 0,8 litros de cilindrada y 39 CV (27 CV en modo ECO). Está derivado del bloque de aluminio 1.6 TDI presentado recientemente y que se monta en modelos como los VW Golf o VW Passat BlueMotion (3,8 y 4,4 l/100 km, respectivamente). Sus cotas son las mismas, pero está “cortado” por la mitad para eliminar los dos cilindros “sobrantes”. Se complementa con un motor eléctrico que aporta hasta un 40 por ciento de par motor adicional cuando es necesario, generalmente durante las aceleraciones. Durante las frenadas es el propio motor eléctrico el que actúa de generador para recargar las baterías de iones de litio. La transmisión corre a cargo de un sistema DSG de 7 velocidades, en el que se integra el módulo híbrido.

El peso total del Volkswagen L1 es de 380 kg, gracias en parte a su ligerísima carrocería de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRB), un exótico material empleado en Fórmula 1 y en aviación, cuyo peso es de tan sólo 124 kg. Mide 3,81 metros de largo, 1,14 de alto y 1,2 de ancho, por lo que sus dos pasajeros deben ir sentados uno detrás del otro. A cambio, el coeficiente aerodinámico es de 0,195 Cx. También tienen que ver con esta excelente cifra la ausencia de retrovisores —en su lugar hay pequeñas cámaras de televisión— o los estrechos neumáticos, de la medida 95/80 R16 los delanteros, y 115/70 R16 los traseros. El Volkswagen L1 es capaz de superar los 160 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 14,3 segundos. Su depósito de combustible es de sólo 10 litros, pero aun así logra una autonomía de hasta 670 km gracias a su consumo medio: 1,38 l/100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 36 g/km. Entre su equipamiento de seguridad no faltan los sistemas ABS ni ESP.
Salón del Automóvil de Frankfurt 2009

Especial Salón de Frankfurt 2009
No te pierdas nuestro especial del Salón del Automóvil de Frankfurt 2009 con todas las novedades, fotos, y los vídeos más espectaculares

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.