Publicidad

Volkswagen Golf R Cabriolet: fin de fiesta

Volkswagen quiere explotar a tope su extinto Golf VI y qué mejor manera de hacerlo que añadiendo caballos. La versión Cabriolet del Golf, que aún mantiene diseño y plataforma de Golf VI, estrena con este objetivo su versión más radical con 265 CV.
Antonio Corral -
Volkswagen Golf R Cabriolet: fin de fiesta

Despedida a lo grande del Golf VI por parte de Volkswagen. Qué mejor manera de decir adiós a la antigua generación que con el cabrio más rápido de la historia de este compacto. Hablamos del nuevo Volkswagen Golf R Cabriolet que, para que los menos avezados lo comprendan, se trata de la versión descapotable del Golf VI (la generación VII no la incorpora todavía).

 

Cierto que estéticamente puede adolecer del atractivo y del aire de estreno del Golf VII, pero esto se suple con el magnetismo que tiene siempre conducir un Golf y más si este está 'vitaminado'.

 

Tracción delantera, 265 CV, 0 a 100 km/h en 6,4 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h son algunos de sus datos técnicos. Todos ellos adornados con su preceptivo envoltorio rácing: parrilla en negro, logo 'R', llantas de aleación de 18 ó 19 pulgadas, carrocería rebajada en 25, luces LED, faros bixenon con carcasas negras y retrovisores y pinzas de freno en este mismo color.

 

Dentro también nos encontramos un interior específico, con cuatro asientos deportivos en cuero y con el logo 'R' bordado en el reposacabezas, volante y palanca de cambios también en cuero y pedales en aluminio.

 

Al igual que el resto de las versiones cabrio del Golf, su techo de lona se cierra en 9,5 segundos y se abre en 11 segundos, incluso hasta velocidades de 30 km/h.

Galería relacionada

Volkswagen Golf R Cabriolet

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.