Publicidad

Twin Turbo y 205 CV

Turbos a pares. Parece ser la piedra filosofal con la que los motores Diesel pueden seguir aumentando su rendimiento reduciendo los consumos y niveles de emisiones al mismo tiempo. Recientemente, Jaguar anunciaba la llegada de un nuevo 3.0 V6 con doble turbo en serie, capaz de rendir hasta 275 CV. Ahora es Volvo el que suma esta tecnología a su motor Diesel de 5 cilindros, llevando el D5 hasta los 205 CV.
-
Twin Turbo y 205 CV
Divide y vencerás. Aplicándolo a la sobrealimentación, está más que demostrado que esa máxima funciona. Entre motores de gasolina, hay buenos ejemplos de ello, como el 1.4 TSi de VW —el más peculiar tal vez, al combinar un turbo con un compresor— o el 3.0i biturbo de BMW; en Diesel, marcas como BMW, el grupo PSA, Ford, Mazda, Mercedes o más recientemente Jaguar ya han demostrado que la sobrealimentación «por etapas» es el recurso actualmente más efectivo para optimizar el rendimiento de los motores. Ahora, es Volvo el último fabricante en sumarse a la tecnología «Twin Turbo» o doble turbo secuencial.

Galería relacionada

Nuevo motor Diesel D5 de Volvo

Volvo se mantiene fiel al motor de cinco cilindros en línea —todo aluminio— de 2.401 cm3, sobre el que la marca ha trabajado casi tres años para tener a punto el nuevo D5 Twin Turbo que estrenará el S80 a mediados de año, motor que progresivamente se irá extendiendo entre el resto de modelos de la casa sueca. Respecto a las actuales versiones con 163 y 185 CV, la principal diferencia reside en que el turbo variable deja paso a dos turbinas «conectadas» entre sí, con la habitual secuencia de trabajo en este tipo de sobrealimentación: un primer turbo de pequeño tamaño y baja inercia se encarga de proporcionar una rápida respuesta a bajo régimen, mientras que otro turbo de mayores dimensiones proporciona un régimen medio y alto lleno de vigor. La presión máxima de soplado cuando los dos turbos trabajan a la vez es de 1,8 bares relativos.

El nuevo D5 Twin Turbo anuncia 205 CV a 4.000 rpm y 42,8 mkg de par entre 1.500 y 3.250 rpm, cifras un 10 y 5 por ciento superiores al anterior D5 de 185 CV, prometiendo un consumo de 6,2 l/100 km para un S80 con cambio manual, un 3 por ciento menos que antes. Para el modelo con cambio automático, le disminución de consumos llega al 8 por ciento.

Aparte del cambio en la sobrealimentación, el D5 Twin Turbo incorpora un nuevo common-rail con 1.800 bares de presión, inyectores piezoeléctricos capaces de realizar hasta siete pulsos por ciclo, un mejorado sistema de recirculación de gases de escape con mayor tasa en un rango de regímenes superior, así como nuevos calentadores cerámicos. Cumple la normativa Euro V de emisiones. La relación de compresión ha bajado de 17,3:1 a 16,5:1. Volvo afirma haber trabajado a fondo en la reducción de vibraciones y nivel sonoro, aspectos en los que, salvo contadas excepciones —el XC60—, siempre ha destacado este motor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.