Publicidad

Nuevo Toyota Yaris: energía positiva

Anunciaba mucho más que una simple renovación, así que hemos viajado hasta el Centro de Diseño de Sophia Antipolis, en Niza, para ver por primera vez el nuevo Toyota Yaris. Desarrollado prácticamente en su totalidad en Europa y con más de 1.000 nuevos componentes, a un diseño más dinámico y juvenil sumará, según nos cuentan sus ingenieros, una mayor calidad de rodadura. No estará a la venta hasta finales del verano, pero transmite muy buenas sensaciones.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Nuevo Toyota Yaris: energía positiva

No es una nueva generación. De hecho, se presenta como una actualización de una saga, la tercera, estrenada hace sólo 3 años. Sin embargo, de camino a Niza sus responsables nos aseguran que el renovado Toyota Yaris marcará un antes y un después, no sólo para el propio utilitario, sino incluso en la estrategia de la marca japonesa. Por primera vez, hasta un 75% de su desarrollo ha sido realizado por Toyota Europa, división además que a partir de ahora asumirá también para todo el mundo la responsabilidad en la definición de los futuros vehículos del fabricante en los segmentos A, B y C de mercado: es decir, ciudadanos, utilitarios y compactos.

 

Con esta nueva planificación, Toyota aspira a aparcar en estas categorías la habitual sobriedad japonesa para añadir, sin renunciar también a su conocida buena funcionalidad, un toque más emocional a sus coches. Nada, por tanto, como iniciar el proceso con el buque insignia de su gama europea, un Toyota Yaris que a punto estuvo de entrar en 2013 en el “top ten” de coches más vendidos en Europa: fue undécimo.

 

Así, con una inversión de 85 millones de euros (muy alta para un restyling), el nuevo Toyota Yaris anuncia para después del verano cambios muy profundos en diseño, calidad y dinamismo. Ya hemos llegado: el Centro Sophia Antipolis, como oficialmente se llaman sus instalaciones francesas, nos abre sus puertas. Y, obviamente, lo primero que nos llama la atención del nuevo Toyota Yaris es su imagen más dinámica y juvenil. No cambia de arriba abajo, ni mucho menos, pero la nueva gran parrilla y estructura frontal con forma de “X” (identificará a toda la familia y se ha visto ya también en el pequeño Toyota Aygo), las renovadas ópticas, el nuevo paragolpes trasero, el difusor integrado y un nuevo diseño de llantas (de 14 a 16 pulgadas) le dan un aspecto mucho más moderno. Y, sus jefes de diseño, nos aseguran que el primer factor de compra en el segmento es la estética. Por ahí ya gana mucho este nuevo Yaris.

 http://www.autopista.es/media/cache/original/upload/images/imagegallery/imagegallery-43205-5385f09d12abb.jpg

Hora de abrir sus puertas y comprobar cómo sigue intacta su buena habitabilidad y sensación de espacio, pero esta vez también con una confección mucho más llamativa. Nuevos paneles de las puertas con un diseño más fluido se suman a una consola central elevada 23 mm para introducir una palanca de cambio 30 mm más corta (y que nos parece al tacto mucho más manejable), a algún espacio extra de almacenamiento, un nuevo sistema multimedia Toyota Touch 2 ya, salvo en el acabado básico, con una gran pantalla táctil de 7 pulgadas (antes 6,1), nuevos cromados satinados y texturas más agradables. Más variedad de tapicerías y colores, incluso con acabados bitono, coronan un ambiente más fresco y juvenil. “Estos detalles hace poco eran impensables en un coche japonés”, nos matizan desde su área de diseño.

 

Modificaciones de plataforma

Hasta aquí, lo que podemos ver y sentir del paso al frente dado por el nuevo Toyota Yaris. Para el resto, y hasta que podamos conducirlo a mediados ya del mes de julio, hay que confiar en la palabra de sus responsables: momento de analizar sus avances en ingeniería. Con el objetivo así de mejorar su confort y placer de conducción, la plataforma nos cuentan ha tenido sufrir algunas modificaciones.

 

Lo primero aquí que nos anuncian es un Toyota Yaris más rígido. El uso de hasta 36 nuevos puntos de soldadura, soportes del túnel revisados para añadir más solidez al suelo o una suspensión trasera rediseñada con un nuevo eje torsional más firme prometen un superior dinamismo. Como también el estreno, nos cuentan, de una dirección con una respuesta más directa y con mejor sensibilidad gracias a la reprogramación electrónica.

 http://www.autopista.es/media/cache/original/upload/images/imagegallery/imagegallery-43205-5385f099b19ea.jpg

Claro que, según las encuestas realizadas a sus clientes en Europa, el apartado donde Toyota creía que más debía mejorar su Yaris era en aislamiento acústico y confort. Así que sus ingenieros también han trabajado a fondo en estas áreas. Resortes helicoidales más blandos, nuevos muelles de rebote en el interior de los amortiguadores y un también nuevo y más largo tope de suspensión de poliuretano prometen reducir las vibraciones y suavizar la respuesta. Asimismo, nuevos materiales de absorción en salpicadero y consola central, alfombrillas más gruesas, la reducción de tolerancias, la adopción hasta de una nueva barra de torsión para el motor Diesel y una nueva pieza en forma de alerón sobre el capó garantizan una considerable reducción en el ruido dentro del habitáculo.

 

Ajustes mecánicos

Respecto a las mecánicas del nuevo Toyota Yaris, leves modificaciones. La más importante afecta a su motorización básica, el pequeño 3 cilindros de 1 litro que acapara hasta el momento casi un 25 por ciento de sus ventas. Con 69 CV de potencia, anuncia ahora más eficiencia térmica. La optimización de su peso (por ejemplo con la combinación del cilindro y el colector de escape), el aumento de la relación de compresión hasta 11,5:1 (antes 11,0:1), el rediseño de los puertos de admisión y los pistones, y las menores fricciones le permite rebajar consumo y emisiones considerablemente: de 4,8 a 4,1 l/100 km, y de 110 a 95 g/km en las versiones con Stop/Start.

 

En gasolina, además de esta versión de entrada Yaris 70, Toyota seguirá montando el motor 1.33 VVT-i de 99 CV (Yaris 100), con 4,8 l/100 km de consumo. Según la marca, es la versión de mayor éxito, la que representa hasta un 40% de las ventas. Otro 25 por ciento, cifra hoy nada desdeñable, lo acapara el Toyota Yaris Híbrido, ahora adaptado con cambios en la cámara de combustión para cumplir la norma Euro 6 y, según Toyota, con mayor capacidad de recuperación de energía. Conclusión, reduce su consumo medio de 3,5 a 3,3 l/100 km, y las emisiones pasan de 79 a 75 g/km de CO2.

 

El nuevo Toyota Yaris seguirá ofreciendo una única versión Diesel que, aunque minoritaria (representa sólo un 13 por ciento de ventas), ofrece un gran rendimiento. Con un motor de 1,4 litros y 90 CV, marca sus mejores prestaciones (10,8 segundos de 0 a 100 km/h) y muy bajos consumos: 3,8 l/100 km. Con mejor aislamiento también del sistema de escape, Toyota asegura que su respuesta también es más refinada.

 

Toyota, de momento, no anuncia la configuración definitiva de su gama, aunque es probable que se divida en 5 niveles de equipamiento claramente diferenciados. No faltarán dentro de su equipamiento, de serie u opcional en función al acabado, la cámara trasera, el climatizador bizona, el control de crucero, el botón de arranque, asientos de Alcantara o de cuero, luces de LED diurnas o los sensores de luz y lluvia. Toca ahora esperar para conocer también sus precios y para ver si, definitivamente, evoluciona tanto en carretera como sus ingenieros nos aseguran.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.