Publicidad

Toyota GT86 2017: más deportivo y divertido… todavía

El Toyota GT86 se renueva con retoques estéticos, un interior más cuidado y un bastidor que estrena reglajes, y nuevos amortiguadores y muelles. Más emoción en el deportivo japonés.
Juan Collín -
Toyota GT86 2017: más deportivo y divertido… todavía

En el próximo Salón de Nueva York se dará a conocer la nueva generación del Toyota GT86, un coupé que se mantiene un precio muy asequible y que pasa por ser uno de los deportivos más divertidos, excitantes y gratificantes que se pueden comprar hoy. No en vano, gracias a su configuración mecánica con motor delantero, propulsión trasera y diferencial autoblocante mecánico, el Toyota GT86 se convierte en el arma definitiva para disfrutar al máximo de la conducción deportiva al estilo más clásico.

El Toyota GT86, desde su puesta en escena en el año 2012,  prácticamente no ha recibido ninguna mejora. No es de extrañar, casi daba miedo tocarlo, dado el excelente equilibrio alcanzado por un modelo que se ha convertido en una referencia para los aficionados. Ahora, tras cuatro años de permanencia en el mercado, recibe ahora una ligera puesta al día. Lo más llamativo son los retoques que recibe en la parte frontal y en la trasera. Los paragolpes son de nuevo diseño, sus formas son más agresivas y también estrena ópticas LED tanto delante como detrás.

El habitáculo del Toyota GT86 también recibe una nueva tapicería en mezcla de cuero y Alcántara y monta un nuevo volante de diseño más deportivo que incluye los mandos de la radio. Las llantas son asimismo de nuevo diseño, si bien no cambian las dimensiones de sus neumáticos, y ni falta que le hace, ya que se podría poner en riesgo el equilibrio del modelo.

Toyota GT86 2017Toyota GT86 2017: su chasis

Lo que sí se han atrevido a cambiar en el nuevo Toyota GT86 son los reglajes del bastidor. Se montan nuevos muelles y amortiguadores, con el objetivo de que el coche resulte más ágil, y también más fácil de conducir llevado al límite.No se anuncia ningún cambio esta vez para el motor bóxer 2 litros de 200 CV de origen Subaru. Al igual que hasta la fecha, en el Toyota GT86 se podrá escoger entre cambio manual de seis marchas o automático, si bien este último no parece el más apropiado para disfrutar al máximo de este deportivo.  

Toyota, por otra parte, mantiene los planes deportivos para su GT86. En la categoría R3, este coupé de propulsión trasera se consolida como uno de los deportivos más apetecibles y excitantes de su clase, con lo que no es de extrañar que sea uno de los preferidos por los equipos privados.

También te puede interesar:

Toyota GT86 2016: sus mejoras

Toyota GT86 2015: más disfrute

Comparativa: Toyota GT86 vs Peugeot RCZ

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.