Publicidad

Subaru Outback

La nueva entrega del Subaru Outback acentúa el aprovechamiento del espacio interior dando un paso más en cuestión de confort y refinamiento. Otra de las novedades es la incorporación de un nuevo motor de seis cilindros opuestos de 3,6 litros y 256 CV de potencia.
-
Subaru Outback
Llega la cuarta generación del Subaru Outback que resulta ser una interpretación más espaciosa y capaz del modelo nacido hace quince años. En esta entrega se estrena una nueva plataforma y, pese a recortar en dos centímetros su longitud total -4,71 metros ahora-, dispone de un 8 por ciento más de capacidad interior, en parte gracias a una superior anchura, aumento cifrado en cinco centímetros. La batalla crece en siete, generando una ganancia de espacio longitudinal para los pasajeros traseros de casi 10 cm, al tiempo que también otorga más habitabilidad para sus cabezas. La suspensión trasera del Subaru Outback es nueva, con arquitectura de dobles tirantes superpuestos, mejorando tanto el comportamiento dinámico como la capacidad de carga.

Galería relacionada

Subaru Outback

A causa de las distintas necesidades de sus clientes, Subaru introduce en el Outback dos mecánicas, ambas de gasolina, dado que su presentación se enmarca, por ahora, dentro del mercado norteamericano. Su oferta básica es un conocido, aunque revisado, 4 cilindros opuestos de 2,5 litros y 170 CV, asociado a una caja de cambios manual de seis relaciones o una automática de tipo CVT. Como opción superior dispone de un nuevo motor de 6 cilindros en plano de 3,6 litros y 256 CV asociado a una caja de cambios automática de cinco relaciones. Comparado con el motor 3.0 sustituido, el tamaño externo de este más potente seis en plano es el mismo y utiliza una gasolina “normal” en lugar de la de alto octanaje del anterior.

Además de una mayor presencia, dada las nuevas proporciones, la capacidad del nuevo Subaru Outback para salir del asfalto se ha mejorado con un incremento de la distancia de la carrocería al suelo, que llega hasta los 22 centímetros. El interior del habitáculo no sólo crece en espacio sino también en refinamiento, donde se introduce un nuevo freno de estacionamiento eléctrico. El nuevo Outback también dispone de sensores para adecuar el despliegue de los airbags a la distancia a la que se encuentran los ocupantes a proteger. Como es norma en Subaru, la tracción es total, con reparto básico idéntico para ambos trenes rodantes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.