Publicidad

SsangYong XIV-2 Concept

Conocimos la primera entrega en el Salón de Frankfurt de 2011 y ahora, con la vista puesta en el próximo Salón de Ginebra en apenas unos días, llega la segunda del prototipo de SUV pequeño de SsangYong. Su particular elemento diferenciador, que estamos hablando de un ‘crossover’ descapotable.
-
SsangYong XIV-2 Concept
En el pasado Salón de Frankfurt, celebrado en septiembre de 2011, SsangYong nos presentó el primer prototipo de SUV pequeño, al estilo del Nissan Juke. Ahora, tan sólo unos meses después, el fabricante surcoreano nos trae la ‘segunda parte’ de la historia bajo la denominación XIV-2 (eXciting user Interface Vehicle 2), un prototipo que nos recuerda al CitroénC3 Pluriel, al menos en su concepto de techo.
Es aquí donde el XIV-2 destaca por encima de todo, por su techo blando retráctil automático y las líneas dinámicas propias de un coupé deportivo. A golpe de botón, la lona que se encuentra encima de los ocupantes se enrolla en la parte trasera y queda visible en la zona de la luneta trasera. La particularidad de este techo es que tanto la línea del techo y los pilares laterales quedarían fijos, por lo que no podríamos hablar de un descapotable al modo tradicional. El XIV-2 mide 4.170 mm de largo, 1.820 mm de ancho y 1.570 mm de alto, medidas muy similares a las del Nissan Juke (4.130x1.760x1.570 mm). La distancia entre ejes es de 2.600 mm, 5 milímetros inferior al SsangYong Korando y 7 milímetros más que el SUV pequeño de Nissan.

Este ‘concept’ monta una mecánica 1.6 tanto Diesel como gasolina y cumplen la normativa de emisiones Euro 6. Ambos motores están asociados a una caja de cambios manual de seis velocidades o bien automática con las mismas relaciones, disponibles además con tracción delantera o tracción total. SsangYong no ha publicado imágenes del interior del XIV-2, pero viendo las de la primera versión, no dudamos que este prototipo venga con todo tipo de soluciones tecnológicas y con las funciones más avanzadas. Tendremos que esperar al Salón de Ginebra para comprobarlo. El SsangYong XIV, presentado en Frankfurt, destacó por su diseño agresivo y futurista. Las puertas se abrían en sentidos opuestos y el interior nos trasladaba al futuro, con un cuadro de mandos con luces azules y con los cuatro asientos que se podían rotar 360º sobre si mismos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.