Publicidad

Ssangyong renueva su gama SUV: Korando, Tivoli y XLV

Los tres SUV de Ssangyong se renuevan simultáneamente: el Ssangyong Korando, sobre todo, con cambios de diseño; los Ssangyong Tivoli y XLV, por su parte, reciben mayor equipamiento.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Ssangyong renueva su gama SUV: Korando, Tivoli y XLV

Aunque no es el modelo más vendido de Ssangyong, el Korando es un coche muy especial para la marca coreana: a fin de cuentas, si bien no alcanza las ventas que en España lograron de los Ssangyong Rodius y Rexton, es el modelo más longevo de la casa: esta quinta generación, según la contabilidad de la marca —en realidad, se trata de un "facelift" de la cuarta, de tres años atrás; y ésta, a su vez, una actualización de la tercera lanzada en nuestro mercado en 2011—, recoge el testigo del modelo nacido en 1974 y «alter ego» coreano de los Jeep Wrangler.

Evolucionado hasta el punto de que hoy es un moderno SUV, el Ssangyong Korando cuya comercialización arranca, se mantiene fiel a las dimensiones hasta ahora conocidas, de modo que con sus 4,41 m de largo puede considerársele dentro de la categoría de los compactos.

Su diseño cambia significativamente en la zona frontal, donde la forma de los nuevos faros provoca, por si misma, modificaciones en la estampación del capó y aletas, al margen de la de parrilla y paragolpes. En el capó, adicionalmente, se eliminan los nervios centrales; la aletas delanteras se ensanchan de modo muy significativo; y la parrilla se hace más grande, y aún cuando su diseño no replica el del Ssangyong Tivoli, más parecido con la de éste. El paragolpes delantero —también el trasero cambia, aunque en menor medida—, no sólo modifica su forma, sino que también los elementos que se sitúan en él. Así, el faro antiniebla, que está disponible desde el nivel Premium, cambia y, junto a él se sitúa ahora el intermitente. Antes estaba integrado bajo el cristal del faro principal. Éste, por otro lado, recibe una amplia tira de leds —hasta once— para aportar con ella la luz día. 

Ssangyong Korando 2017Además, y en el acabado Limited, el más alto de los tres y en el que se dispone de ellas de serie, cambia el diseño de las llantas de 18”. Line y Premium, los otros dos niveles disponibles en el Ssangyong Korando de menor a mayor equipamiento de serie, utilizan, respectivamente, de 16 y 17”.

En el interior es nuevo el volante, más ergonómico y ahora con los mandos del equipo de sonido y el control de velocidad de crucero con mandos modificados: en lugar de pulsadores se utilizan pequeñas levas. Tras él aparece una instrumentación con velocímetro y cuentarrevoluciones enmarcados en dos receptáculos que parecen independientes —diseño binocular, lo llama Ssangyong, y está disponible desde el nivel Premium— y con el ordenador de viaje entre ambos: tiene un aspecto más atractivo que el original y se puede configurar el color de sus fondos, con hasta seis distintos. Además, sin abandonar el habitáculo, hay un tratamiento distinto de los pomos de cambio, tiradores de apertura de las puertas o la inserción del salpicadero, frente al acompañante, tiene ahora el aspecto de una pieza de carbono.

La pantalla central es de 7” —desde el año pasado los Ssangyong Korando ya contaban con ella— y da soporte tanto a la cámara de marcha atrás, como al navegador.

El único motor disponible para este SUV es un 2.2 Diesel de 178 CV; un motor que desde hace año medio reemplazó a otro 2 litros para el que podía elegir entre dos niveles de potencia: 150 o 175 CV. En el mismo momento, el 2 litros de gasolina, y también 150 CV, desapareció sin sustituto. En torno a ese motor, que da origen a las versiones identificadas como D22T se configura una gama muy diversa con la combinación de los tres niveles de equipamiento, dos tipos de tracción —delantera o total, en este caso con la posibilidad de bloquear el reparto de par al 50 por ciento en cada eje, para asegurar la motricidad fuera del asfalto y cuya inclusión supone 2.500 euros— y dos cajas de cambios diferentes de seis marchas: una manual o una automática, en este caso, una Aisin semejante a la del Ssangyong Tivoli, de inserción suave de las relaciones y algo de resbalamiento más del imprescindible. Puede manejarse manualmente la selección de las marchas gracias a un gatillo situado en el lateral del pomo. En este modo —hay que trasladar la palanca en el pasillo horizontal—, si el conductor no cambia, aguanta las marchas hasta las 4.000 rpm antes de pasar a la siguiente. El cambio automático cuesta 1.500 euros más que el manual.

Ssangyong Korando 2017Ssangyong Korando 2017, gama y precios

Considerado ya el descuento de 1.000 euros del acabado Line, el precio de partida de los nuevos Ssanyong Korando es de 19.150 euros —el diferencial de precio de la nueva gama respecto a su antecesor es de 250 euros en todos los casos—; 3.100 euros menos de lo que supone el salto hasta el acabado Premium a igualdad de caja de cambio y tracción —manual y delantera, en ambos casos—. Para los Premium ya existe la posibilidad de elegir la tracción total; mientras que en los Limited —2.000 euros más costosos a semejante transmisión que el escalón intermedio— ya se considera la posibilidad del cambio automático con la tracción delantera, que es el único tipo de caja disponible con la tracción total.

En cuanto a equipamiento de serie, en los Line son de serie los seis airbags, las llantas de aleación de 16”, la ayuda al arranque en cuesta, el equipo de sonido con Bluetooth y entradas auxiliar y USB, el control de velocidad de crucero, ordenador de viaje, volante multifunción, alarma, aire acondicionado o retrovisores térmicos y de regulación eléctrica. Los Premium suman el navegador y la cámara de marcha atrás, sustituyen el aire acondicionado por un climatizador, las llantas de 16 por las de 17” o suman barras en el techo o los cristales tintados. También reciben, asientos delanteros calefactables, la nueva instrumentación, el volante y el pomo revestidos en cuero o los nuevos faros antinieblas, entre otros elementos.

En el último nivel, el Premium, la tapicería es de cuero, aparece el techo solar en el equipamiento y las llantas son de 18”. Los sensores de aparcamiento delanteros y traseros se incluyen como elementos estándar, igual que los asientos traseros calefactables o el pack cromado para el interior.

Ssangyong Tivoli 2017Ssangyong Tivoli y XLV 2017, más equipamiento de serie

A la vez que el Ssangyong Korando llega a los concesionarios con estas novedades, también lo hacen los Ssangyong Tivoli y XLV, con 4,20 y 4,44 m de largo, respectivamente.

El equipamiento estrella de estos, también renovados, SUV es el sistema de Seguridad Activa de Ssangyong (SASS). Es de serie exclusivamente en las versiones Limited —la mitad de las unidades vendidas— y engloba, en torno a la cámara frontal situada junto al retrovisor interior, seis funciones distintas: la advertencia de riesgo de colisión o atropello, el sistema que, adicionalmente, frena si el conductor no interviene; la advertencia de salida de carril y que se complementa con la corrección, con dos niveles como el aviso, que efectúa automáticamente la dirección; el sistema que selecciona la iluminación más adecuada a cada situación de tráfico o luz ambiental y el que reconoce las señales circulares, de limitación de velocidad, prohibición o fin de ésta, reproduciéndose su indicación en la pantalla del ordenador durante unos segundos.

Con la incorporación del SSAS coincide la retirada del equipamiento de serie de los Limited de los asientos delanteros y el volante calefactados, lo que permite a Ssangyong contener la subida de precio hasta el punto de que repercute poco:  50 euros. También se consigue mediante el incremento de los descuentos que ofrece la marca y que, tanto en Limited como Premium —el nivel de equipamiento intermedio— es de 500 euros; mientras que en los Line —el básico— es de 750.

Se produce también una ligera puesta al día en relación al equipamiento que, fundamentalmente, afecta a la disponibilidad de una pantalla de 8” con cámara de marcha atrás —para Premium y Limited— y la posibilidad de sumar el navegador. También cambian las llantas de 18”, las de serie en los Ssangyong Tivoli y XLV Limited o, en todas las versiones, el volante puede ahora regularse en profundidad. Otra nueva regulación es la de inclinación de los respaldos posteriores, en tanto que entre los elementos funcionales de nueva incorporación están un portabebidas en el apoyacodos trasero o un doble hueco bajo el suelo del maletero.

También te puede interesar

- Ssangyong Tivoli 2016, con tracción total

- Así es el Ssangyong Korando

- Ssangyong XLV: a prueba un SUV de lo más sorprendente

- Ssangyong Rexton 2017: todos los datos

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.