Publicidad

Skoda Yeti 2.0 TDi 4x4 DSG

Skoda sigue ampliando la gama Yeti. Desde ahora, el SUV compacto de la marca puede combinar el motor 2.0 TDi de 140 CV, la tracción total y el cambio DSG de 6 velocidades en dos versiones de acabados: Ambition y Experience.
-
Skoda Yeti 2.0 TDi 4x4 DSG
Triple unión. DSG, 2.0 TDi common-rail —en su versión de 140 CV— y tracción total —mediante la ultimísima evolución del embrague Haldex—. Son tres de esos componentes talismán en el grupo VW y aún no se conocían juntos en el Yeti. Desde ahora se asocian para configurar una de las versiones más apetecibles y completas de toda la gama. Skoda, como cualquier otro rival, es consciente de que el grueso de la demanda lo acaparan los 4x2, pero una versión como la que acaba de llegar al Yeti potencia enormemente la imagen y el valor del producto.

Galería relacionada

Skoda Yeti, la novedad

De valor y precio, o mejor dicho, de su relación, es de lo que el Yeti, como cualquier otro Skoda, puede seguir presumiendo pese a que esta nueva versión situé la barrera de precios bien por encima de los 30.000 euros. Se vende en los acabados Ambition —32.210 euros— y Experiencie —33.650 euros—, ambos sobradamente equipados. El sobreprecio del cambio DSG respecto a la versión manual es de 3.000 euros. ¿Compensa? Tal vez no, pero pruébelo —en cualquiera de los modelos del grupo— y le costará resistirse. El DSG/6 también pasará a estar disponible con el 2.0 TDi de 170 CV. Recordemos que, en Diesel, hay otro 2.0 TDi de 110 CV tanto de tracción delantera como total, pero sin posibilidad de DSG. Skoda no ha anunciado la promoción que pueden tener estas nuevas versiones, pero están garantizadas a pie de concesionario.

Otro triplete. El Yeti es un producto de compactas dimensiones —más o menos, como un Golf— que acoge un ingenioso interior —asientos de quita y pon y modularidad variable— y que además se puede mover con ciertas garantías fuera del asfalto. Lo mejor de esta versión es que todo esto lo hace con una suavidad inusitada. Rotundamente rematado, el aislamiento y calidad de suspensiones queda patente al circular por las resquebrajadas pistas de Ampudia, donde tuvo lugar la presentación. Soberbio comportamiento en carretera, donde la tracción total aumenta tanto la sensación de ir seguro cuando su función queda latente como la seguridad real cuando una eventualidad le obliga a repartir el par entre las cuatro ruedas. Del cambio DSG, poco hay que añadir: excelente. Dinámicamente, el motor puede sentirse algo falto de reflejos, tal vez porque la suavidad enmascara el verdadero potencial de esta combinación mecánica, aunque el Yeti 2.0 TDi DSG resulta plenamente satisfactorio en este sentido. En carretera es fácil moverse con cierta agilidad por carreteras secundarias con continuos cambios de ritmo con un consumo medio —de ordenador de viaje— de 7 l/100 km, cifra que, a marcha estabilizada por autopista puede descender fácilmente a la barrera de los 6,6-6,7 l/100 km. Además de esta nueva versión, Skoda también pone a al venta nuevos acabados Imaginarium concebidos para el bienestar y confort de los más pequeños de la familia, para quienes se contempla un equipamiento específico. Se ofrecer sobre los motores 1.2 TSi-105 y 2.0 TDi-110 4x2.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.