Publicidad

Skoda Fabia y Roomster Green Line II

La marca checa muestra la nueva generación ecológica para los renovados Fabia y Roomster. Al motor 1.2 TDI se le añaden tecnologías como el Start & Stop o un sistema de recuperación energética. ¿El resultado? Comedidos consumos y reducidas emisiones de CO2.
-
Skoda Fabia y Roomster Green Line II

Con el restyling del Fabia y el Roomster recién estrenado, Skoda añade a ambos el ya conocido apellido Green Line. Si bien la marca checa ya se había esforzado en hacer de los pequeños de la familia coches más ecológicos basándose en el concepto downsizing, que reduce la cilindrada, y en la tecnología de inyección Common Rail, ahora da un paso más hacia el respeto por el medio ambiente. A la mecánica más ‘verde’ de la gama, el 1.2 TDI de 75 CV, se le añade más tecnología ecológica que ayuda a reducir las emisiones en hasta 10 gramos de CO2 por kilómetro, cumpliendo los estándares marcados por el Euro 5.

Los Skoda Fabia y Roomster Green Line II asocian a este eficiente motor turbodiesel la tecnología Start & Stop y un sistema de regeneración energética que aprovecha la energía cinética para la recarga de baterías. A ello se suman unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura y un dispositivo que, a través del cuadro de mandos, te indica la marcha más adecuada que debes engranar en cada momento.

Este conjunto de ‘verdes ingredientes’ permiten a ambos alcanzar unas cifras de lo más ecológicas, que mejoran ostensiblemente las ofrecidas por la primera generación Green Line. Así, el Skoda Fabia muestra un consumo en ciclo combinado de 3,4 l/100 km y unas emisiones de 89 g/km de CO2 -10 gramos menos respecto el Fabia convencional-, mientras que el Roomster hace gala de 4,2 l/100 km y 109 gramos de CO2 por kilómetro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.