Publicidad

Seat SportCoupe Bocanegra

Con un “look” muy agresivo, el SportCoupé adelanta la imagen del futuro Seat Ibiza. Quién sabe, a lo mejor la versión Cupra del Ibiza sea un calco de éste.
-
Seat SportCoupe Bocanegra
El Ibiza ha sido y sigue siendo uno de los utilitarios de más éxito comercial en nuestro país. Tras varios años en el marcado llega el turno de su sustitución y Seat ha aprovechado el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra para presentar un concepto del que será, sin duda, el nuevo Ibiza. Los más fieles a la marca española ya habrán deducido que lo de “Bocanegra” hace referencia al sobrenombre del Seat 1200 Coupé de los años 70.

Galería relacionada

Seat SportCoupe Bocanegra

Una de las características más destacables será la nueva plataforma que estrena, que será la misma que incorpore el futuro Volkswagen Polo. Si bien la batalla apenas cambia respecto al actual, la longitud total supera los 4 metros -4,06 m-. Prueba de su espíritu deportivo es el hecho de que sea más bajito -1.350 mm- y más ancho -1.712 mm-, con las vías tanto delantera como trasera también ensanchadas. Más o menos, para que sirva de referencia, tiene un tamaño similar a un Peugeot 207. Aunque las imágenes muestran la carrocería de tres puertas, ésta se comercializará después de la de cinco, que tendrá un diseño más familiar y menos deportivo.

Por primera vez, el Ibiza contará con detalles en su carrocería de última generación, como los intermitentes integrados en los espejos y los pilotos con tecnología de Leds. El diseño exterior nos llama la atención por los nervios marcados a lo largo de todo el perfil, lo que le confiere una imagen más musculosa. En el interior del habitáculo, por el contrario, se ha preferido el minimalismo, con un salpicadero de líneas rectas y fluidas. El cuadro de relojes está iluminado en blanco y ofrecerá gran cantidad de información. En cualquier caso, se puede respirar el ambiente deportivo típico de las creaciones más radicales de Seat. El primer modelo utilitario que incluirá un cambio de doble embrague será el futuro Ibiza. El nuevo DSG de siete velocidades se combinará con el 1.4 TSI con turbo y compresor en versiones de 140 y 170 CV. Se podrá manejar en modo manual secuencial desde la misma palanca de cambios o, también, con las levas del volante.

Pensado desde un punto de vista mucho más ecológico, el Ecomotive será la versión más limpia de la gama. Probablemente montará el 1.4 TDI de tres cilindros y 80 CV, con un nivel de emisiones de CO2 por debajo de los 100 g/km, lo que le permitirá estar exento del impuesto de matriculación. Es de suponer que el resto de motorizaciones que monte el nuevo Ibiza incluya el inmortal 1.9 TDI de bomba-inyector de 105 CV, aunque de manera temporal, pues será sustituido por un 1.6 TDI con conducto común con vistas a la futura normativa Euro5. En gasolina también se espera contar con el agradable y refinado 1.8 TSI de 160 CV. La comercialización del Ibiza está prevista para el próximo mes de mayo en carrocería de cinco puertas, coincidiendo con el Salón del Automóvil de Madrid. Para el tres puertas habrá que esperar a septiembre, justo antes del Salón de París.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.