Publicidad

Saab 9-X BioHybrid

Este concepto es una visión muy realista de cómo será un próximo modelo compacto de Saab. El 9-X BioHybrid destaca por su diseño avanzado, prestaciones eficientes y un compendio de avanzadas tecnología para atraer a los compradores más juveniles.
-
Saab 9-X BioHybrid
El Saab 9-X BioHybrid está diseñado para reflejar las prioridades de los clientes más jóvenes que buscan una imagen diferente, prestaciones responsables con el medio ambiente y un paquete de comunicación electrónica a la última, que potencie la diversión en el uso de su próximo coche. Derivado de los exitosos Aero X y otros anteriores 9X, el 9-X BioHybrid también se encarga de demostrar el potencial del motor 1.4 BioPower, elevado en este caso hasta 200 CV gracias a la acción de un turbocompresor y apoyado por el sistema híbrido de General Motors de próxima generación. Las emisiones de CO2 en el ciclo combinado son de sólo 105 g/km con E85 como combustible, con sólo un 15 por ciento de gasolina.

Galería relacionada

Saab 9-X BioHybrid

El interior muestra una inédita visión del diseño de Saab en los habitáculos, con capacidad exclusiva para cuatro plazas. El enfoque es tan moderno que la habitual consola central se ha eliminado. En su lugar, los instrumentos principales “salen” desde la parte interior del panel de puerta, formando un arco por delante del conductor. Saab ha cooperado con Sony Ericsson para ofrecer a los usuarios una conectividad inalámbrica directa desde Internet, con entretenimientos y navegación por satélite. En el maletero, la cubierta de carga posee un suelo deslizante de actuación eléctrica, que se activa cuando la mitad inferior del portón se baja. El suelo y la parte posterior de los asientos se cubren con alfombrillas de goma de alta fricción para evitar que los objetos allí depositados se deslicen por todo el maletero. Para una fácil carga y descarga, las barras de aluminio aparecen o se esconden automáticamente cuando el portón se abre o cierra. Con mínimos extremos, amplia distancia entre ejes y un largo techo, el Saab 9-X BioHybrid trae una dinámica dimensión a la imagen tradicional de los compactos. Con un solo bloque vítreo y suave carrocería, donde no son visibles manillas de puerta o espejos, el 9-X BioHybrid no necesita llave para entrar en su habitáculo ya que dispone de cerraduras sensibles al tacto. La visión hacia atrás se obtiene mediante el uso de pequeñas cámaras de vídeo. Así, se consigue una imagen externa más cercana a la de una aeronave –Saab no olvida su origen aeronáutico– y reduce la resistencia frente al aire. Algo a lo que también contribuye un difusor inferior y un “spoiler” situados en la parte delantera y que se despliegan por encima de 70 km/h. Más allá de los 100 km/h, el “spoiler” trasero se levanta para ayudar en las frenadas fuertes.

Una parrilla de células solares en el techo de cristal recoge la gratuita energía solar para recargar las baterías mientras el vehículo está aparcado o en movimiento. Las baterías ión-litio forman parte de la próxima generación de híbridos de General Motors, a la que pertenece Saab, donde un motor eléctrico sustituye al alternador convencional. Éste complementa el par del motor térmico, sobre todo, al arrancar o realizar maniobras. También sirve para arrancar el motor térmico e, incluso, realiza las funciones de generador para recargar las baterías, inclusive en fases de frenada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.