Publicidad

Rolls-Royce Sweptail, el coche de los 11 millones de euros

Entre subastas de hiperdeportivos, clásicos y yates; el Concurso de Elegancia de Villa d’Este nos ha dejado la presentación del nuevo Rolls-Royce Sweptail.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Rolls-Royce Sweptail, el coche de los 11 millones de euros

Diez millones de libras, o lo que es lo mismo, 11.487.800 euros. Este es el precio que podría tener el Rolls-Royce Sweptail según distintos rumores. La firma británica ha presentado en el Concurso de Elegancia de Villa d’Este su nueva creación, un espectacular coupé inspirado en los lujosos vehículos de la década de 1920 y los yates modernos, como de los que seguro que disfruta su dueño.

Pero su precio no es lo único llamativo de este espectacular vehículo. Diseñado a partir del prototipo 103 EX con el que Rolls-Royce nos mostró lo que según ellos debe ser el futuro del automóvil de lujo, este Sweptail está hecho a medida, bajo encargo de un cliente que ha tardado cuatro años en ver su sueño cumplido. Suponemos que lo obtenido está a la altura de lo esperado.

El Rolls-Royce Sweptail es un biplaza que cuenta con un frontal rediseñado que combina modernidad y clasicismo. Sin embargo, conforme la línea avanza a lo largo del coche, sus líneas se van radicalizando hasta hacer de su diseño algo más parecido a un yate moderno que a un coche. El Rolls-Royce Sweptail es la unión de las dos pasiones de su propietario. Bajo su capó se esconde un motor heredado del Rolls-Royce Phantom, V12 de 6,75 litros que se moverá entorno a los 450 CV, aunque los ingleses no han desvelado este último dato.

El techo lo conforma casi en su totalidad un cristal panorámico que deja pasar la luz a un interior donde destacan los elementos táctiles, los mejores materiales y, ni que decir tiene, los acabados más cuidados. De todo ello resultan las pequeñas guanteras junto a las puertas donde guardar el portátil o la nevera con copas y champagne tras los asientos.

Y como uno no puede viajar en semejante vehículo de cualquier manera, el último detalle es el equipo de viaje a juego. Dos maletas incluidas en la parte posterior del coche, acabadas con la mejor piel y a juego con las fundas de los portátiles de los que hemos hablado anteriormente. Suponemos, y casi deseamos, que su propietario sepa disfrutarlo.

También te puede interesar:

Rolls – Royce Vision Next 100, ¿el futuro de Rolls?

Los siete Rolls – Royce únicos e increíbles para Oriente Medio

El Rolls – Royce más salvaje del momento

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.