Publicidad

Rolls-Royce Ghost V Specification, un fantasma que asusta

Rolls-Royce estrena 2014 desvelando una nueva versión de su berlina Ghost. Con el apellido de V Specification, se trata de una edición limitada más potente y con detalles distintivos en su estética. Un nuevo ‘caramelo’ del fabricante británico que hará su debut oficial en el Salón del Automóvil de Ginebra.
Alejandra Otero -
Rolls-Royce Ghost V Specification, un fantasma que asusta

Si Rolls-Royce es sinónimo de lujo, clase y potencia, la marca riza un poco más el rizo con el Ghost V-Specification, que estará disponible para la versión sedán y de batalla larga. Su producción irá limitada a un periodo de tiempo determinado y su carta de presentación es ser el Ghost más potente jamás concebido.

 

El ya conocido propulsor V12 de 6,6 litros pasa de rendir 571 CV a 601 CV, en otras palabras: 30 CV más con los que alcanza los 100 km/h en 4,7 segundos. Pero a pesar de la inyección de potencia, esta versión cuenta con un consumo medio menor que el del modelo estándar, 13,6 l/100 km frente a 14,1 l/100 km, y también se reducen las emisiones: 327 g/km de CO2 respecto a los 329 gr/km de CO2.

 

En lo que toca al plano estético también tenemos novedades, comenzando por cinco colores para la carrocería nuevos - Graphite, Black Sapphire, Black Kirsch, Arctic White e Infinity Black-. El logo de V Specification va pintado a  mano en los laterales y también adorna varios elementos del interior, como los asientos o la consola central. Unas llantas pulidas de 21 pulgadas y una exclusiva tapicería en cuero con costuras en contraste completan el conjunto.

 

El Rolls-Royce Ghost V Specification se comercializará por 330.820 euros y se presentará oficialmente al mundo en el Salón de Ginebra el próximo mes de marzo.

 

Nuestra opinión

No se cansa Rolls-Royce de estrenar versiones con el Ghost. Y si terminó 2013 con variantes como el Chengdu Golden Sun Bird Edition o el Canton Glory para el mercado chino, empieza 2014 con esta edición. Sin duda, lo más destacado son esos 601 CV que lo convierten en el Rolls-Royce más potente de la historia. Lujo y exclusividad, siempre de la mano del fabricante, están en el menú como es habitual. Toda una joya sobre ruedas por casi 331.000 euros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.