Publicidad

Rolls-Royce Ghost Extended Wheelbase

El Salón del Automóvil de Shanghai 2011 ha sido el escenario escogido por Rolls-Royce para mostrar la última de sus novedades. Se trata de la versión de batalla larga del Ghost, que aumenta la distancia entre ejes, mejorando aún más el confort de su habitáculo. Una suite de hotel sobre ruedas: así es el nuevo Ghost EW.
-
Rolls-Royce Ghost Extended Wheelbase
Prestigio, lujo, exclusividad… sí, lo has adivinado, hablamos de Rolls-Royce. Este ambicioso ‘Espíritu’ sigue buscando el ‘Éxtasis’ y en esta ocasión lo encuentra en una nueva versión del Rolls-Royce Ghost. Se trata de una variante para 2011 que suma el apellido de Extended Wheelbase, o lo que es lo mismo: de distancia entre ejes mayor. Esta versión ‘larga’ del pequeño de la familia Royce se presenta ahora en el Salón del Automóvil de Shanghai 2011: es la primera vez en la historia que el fabricante británico escoge el continente asiático para presentar una de sus joyas.
Pero nada en este mundo es azaroso y menos si de negocios se trata. La marca inglesa ve en Asia un mercado emergente donde el año pasado consiguió un crecimiento notable. Así, su presencia en la muestra china es pura estrategia para consolidarse aún más en el gigante asiático en particular y en la zona del Pacífico en general. Bajemos del frío mundo de las finanzas para centrarnos en lo que verdaderamente importa. El Rolls-Royce Ghost Extended Wheelbase no muestra apenas cambios, excepto esa mayor distancia entre ejes. En concreto 170 mm, por lo que el modelo gana en longitud pasando de 5,40 a 5,57 metros y aumentando a la par el tamaño del techo solar panorámico. Esto se traduce en un espacio mayor en el habitáculo para las plazas traseras, orientando al modelo al segmento de las grandes berlinas que gustan de ser conducidas por un chófer. A pesar de la mayor envergadura, el Rolls-Royce Ghost WE no penaliza la conducción ni el manejo gracias a una revisión de la avanzada suspensión neumática. Tampoco encontramos cambios en el motor, se mantiene en V12 biturbo de 563 CV asociado al cambio automático ZF de ocho velocidades. No obstante, su aumento de peso penaliza levemente la aceleración hasta los 100 km/h, que pasa de 4,9 a 5,0 segundos, pero no lo hace con la velocidad máxima, que se mantiene en 250 km/h.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.