Publicidad

Rolls-Royce 200EX

Se conoce ya como el “Baby Rolls”… aunque medirá 5,4 metros de longitud. El exclusivo fabricante británico presentará en el próximo Salón de Ginebra su concepto Rolls-Royce 200EX. Se trata de un anticipo del RR4, su futura berlina de lujo de acceso muy evolucionada sobre la base del nuevo BMW Serie 7. Llegará en 2010.
-
Rolls-Royce 200EX
No es ya ninguna sorpresa que el fabricante de automóviles más prestigioso de la industria presente un nuevo concept-car en un certamen, en este caso el próximo Salón de Ginebra. De hecho, siempre han sido papel importante en la historia de Rolls-Royce: desde que presentara en 1919 el primer 1EX, hasta el más reciente 101EX de 2006. Y, generalmente, adelantando futuros modelos de producción. Del 101EX, sin ir más lejos, derivó el actual Rolls-Royce Phantom Coupé.

Galería relacionada

Rolls-Royce 200EX

Dos años después, este espectacular Rolls-Royce 200EX anticipa muy fielmente la esperada berlina de lujo de acceso que el fabricante británico comenzará a producir en 2010. Entonces, recibirá el nombre de RR4 y, aunque más recortada, seguirá el conocido patrón de diseño sustancial a la marca. El Rolls-Royce 200 EX destaca así por una impresionante figura, con largo capó delantero, marcados ángulos de carrocería y gran parrilla dominada por el espectacular “Espíritu del Éxtasis” . También por suscuatro puertas, con las dos posteriores abriendo en sentido contrario como las delanteras del Phantom Coupé –disponen de las bisagras detrás- para mejorar el acceso a bordo: “el mejor de la industria”, señala el fabricante. Sin embargo, como segunda fase que ya inició este último modelo, el futuro RR4 avanza nuevos detalles más dinámicos, como luces de LED en los faros delanteros, poderosas llantas de 20 pulgadas y siete brazos –montadas sobre neumáticos delanteros 255/45 y traseros 285/40- y molduras en plata satinada.

Todo este espectacular armazón se ha creado en Rolls-Royce partiendo de la nueva plataforma de la Serie 7 de BMW, marca a la que pertenece la firma de lujo desde 1998: tiempo en el que ha desarrollado otros tres modelos. De ella, de la Serie 7, el futuro Rolls-Royce RR4 toma hasta un 20 por ciento de componentes, según informa la prensa británica, aunque todo completamente evolucionado. Con 5,4 metros de longitud, 1,95 de ancho y 1,55 de alto, el Rolls-Royce 200EX es 21 cm más corto, y 4 cm más estrecho y bajo, que el actual Phantom Coupé. Su distancia entre ejes es de 3,30 m, también 2 cm menor. Con estas dimensiones, el futuro Rolls-Royce RR4 se ubica así, por tanto, entre un BMW Serie 7 largo (5,21 metros de longitud y 3,21 metros de batalla) y el Rolls-Royce Phantom Coupé, del que por cierto tampoco tomará motorización… por más que sea otra poderosa V12 gasolina. Según asegura Rolls-Royce, la futura limusina de acceso estrenará un bloque completamente nuevo, que también llegará próximamente al BMW Serie 7. Desde Gran Bretaña aseguran ya que los 6,7 litros de cilindrada del Phantom actual se recortarán a 6,0 litros en el nuevo propulsor. De potencia no se dan todavía cifras, pero sí se avisa de un espectacular par máximo, entregado a más bajas revoluciones que en el BMW. Sólo hay que recordar que el actual Phantom rinde 460 CV y un increíble par máximo de 73,5 mkg a 3.500 rpm, pero con el 75 por ciento del valor disponible ya a 1.000 rpm. El futuro Rolls-Royce 200EX podría también asociar el nuevo propulsor V12 gasolina a una transmisión automática ZF de 7 velocidades. Por dentro, basta observar las fotografías para comprobar que el lujo y el refinamiento serán el habitual en Rolls-Royce. El diseño guarda cierta similitud al del BMW Serie 7, con mandos más ergonómicos (incluidos mandos giratorios en consola central), aunque revestido sobre pieles de excelente calidad, incluida “Cachemira”, y maderas nobles. Rolls-Royce también asegura que dispondrá de cinco amplísimas plazas.

Ya sólo queda pues conocer los precios de esta majestuosa berlina que marcará el acceso a la gama Rolls-Royce. Todo indica a que podría situarse ligeramente por encima de los 300.000 euros. A partir de ahí, puede personalizarse a elección.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.