Publicidad

Renault Mégane Red Bull Racing Rb7

No hay dos sin tres. Tras el Twingo y el Clio, es el Mégane el que toma los colores de Red Bull Racing y estrena una serie limitada llena de deportividad y gusto por la competición. Ante vosotros el Renault Mégane Red Bull Racing Rb7.
-
Renault Mégane Red Bull Racing Rb7

Renault quiere exprimir al máximo su relación con la Fórmula. Recordemos que la marca gala suministra los motores a las escuderías Red Bull Racing (vencedora en la categoría de escuderías en 2011), Lotus F1 Team, Caterham F1 Team y Williams F1 Team.

Es por ello que ha desarrollado varias versiones especiales, con el apellido Red Bull Racing Rb7, de Twingo y Clio. Ahora, como no hay dos sin tres (un dicho muy popular en la actualidad), le toca el turno al Mégane, que recibe, tomando como base la versión R.S., ciertas modificaciones en el diseño, Start/Stop y un diferencial de deslizamiento limitado, entre otros.

p>Hace un par de meses el Mégane recibió un pequeño 'lavado de cara' para no perder comba respecto al resto de rivales en el segmento. En ese restyling, las versión RS se veía beneficiada con un incremento de la potencia, de 250 a 265 CV, y con mejoras en el chasis. Tomando como base este modelo, llega ahora la edición limitada Red Bull Racing RB7 que incorpora chasis 'Cup' y diferencial de deslizamiento limitado para asegurar las sensaciones más explosivas al conductor.

p>Estéticamente, llaman la atención las pinzas de freno en rojo, la carrocería de color negro 'Etoilé', el techo con el dibujo de la bandera a cuadros de la F-1, logos de Red Bull y spoiler delantero, difusor y carcasas de los retrovisores en amarillo. En el interior, nos topamos con placa numerada, asientos de competición Recaro y un pomo del cambio específico.

Mecánicamente, equipa el conocido 2.0 16V de 265 CV que ahora estrena Start/Stop. Gracias a esta introducción, el consumo y las emisiones se ven optimizadas, logrando 7,5 litros cada 100 km/h en el ciclo combinado (reducción de 0,7 l/100 km)  y 174 g/km (-16 g/km). El motor entrega 250 CV y un par de 34,6 mkg en condiciones normales, aunque si seleccionas el botón Sport, el carácter del coche se radicaliza: recibes 15 CV extras, el par se eleva hasta los 36,7 mkg, el ESP pierde rigidez y se desactivan el Start/Stop y el asistente de frenada de emergencia.

Sólo te queda ponerte a los mandos y disfrutar de la conducción viendo tu evolución al volante en el monitor RS, un dispositivo, inspirado en el mundo de la competición, que te muestra la telemetría y tus tiempos y que permite ajustar ciertos parámetros de las ayudas a la conducción.

El Renault Mégane Red Bull Racing Rb7 se pondrá a la venta en 24 países europeos -incluida España- tras el verano.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.