Publicidad

Range Rover Sport 2.0 Si4 PHEV, así es el Range híbrido plug in

Por primera vez en su historia, Land Rover dispondrá de un SUV de "cero emisiones": un Range Rover Sport híbrido enchufable -el 2.0 Si4 PHEV- que ya está a la venta. Te contamos todos los detalles.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Range Rover Sport 2.0 Si4 PHEV, así es el Range híbrido plug in

La amplia gama Range Rover Sport —sus precios, desde 71.000 euros— recibe un nuevo integrante, si cabe, más especial que ningún otro. Y es que, frente a los otros siete motores, de gasolina o Diesel, que componen la familia, la versión 2.0 Si4 PHEV aporta, como su apellido indica, algo distinto: un sistema de propulsión híbrido enchufable y, por tanto, con la capacidad para recargarse en cualquier punto de carga y partir con una autonomía eléctrica que, según la marca, es de 51 km a bajo coste y cero emisiones contaminantes. Gracias a la aportación de la electricidad, el consumo combinado y realizado según la norma NEDC de esta versión es de 2,8 l/100 km.

El Range Rover Sport 2.0 Si4 PHEV incorpora dos motores, por tanto, uno de gasolina y otro eléctrico, éste situado en la transmisión automática de ocho velocidades desarrollada por ZF. El primero de ellos es el mismo 2.0 que utiliza la gama de gasolina en el escalón inicial, con 300 CV, en tanto que el segundo aporta 116 CV. La potencia total disponible por esta versión es de 404 CV, con un par máximo de 65,3 mkg, ligeramente superior por tanto a lo que aportan las variantes del Range Rover Sport 5.0 V8 s/c y 3.0 TDV6.

Range Rover Sport 2.0 Si4 PHEV: dos modos de conducción

El conductor del Range Rover Sport 2.0 Si4 PHEV puede elegir entre dos estrategias de conducción: el modo parallel Hybrid, que es el predeterminado, y en el que actúan los dos motores; y el exclusivamente eléctrico, EV, en el que se aprovechan exclusivamente los 13,1 kWh contenidos en su batería de iones de litio.

Range Rover Sport 2018En el primero existe la posibilidad de optar por dos funciones de gestión de la carga: Save, en el que se evita que la carga de la batería sea inferior a un nivel antes determinado y el Predictive Energy Optimisation (PEO) en el que, en función del recorrido y con los datos del GPS, se determina el funcionamiento de uno u otro motor en función del trazado.

El proceso de carga oscila, según Land Rover, entre las 2 horas y 45 minutos con un enchufe de 32 amperios y las 7 horas y 30 minutos con 10 amperios, que es el que se ofrece como equipamiento de serie.

Con sus 404 CV, el Range Rover Sport 2.0 Si4 PHEV acelera de 0 a100 km/h en 6,7 segundos, con lo que su prestación se sitúa a mitad de camino entre el Range Rover Sport 5.0 V8 s/c de 525 CV y 3.0 TDV6 de 340 CV.

Respecto a éstos y el resto de Range Rover Sport, el híbrido aporta la limitación de una reducción de capacidad del maletero de 77 litros —la batería se sitúa bajo su piso—, así como de 1.000 kilos menos en la capacidad de remolque —500 respecto a las versiones con el 2.0 Si4 y la SVR—, que se establece en el Range Rover Sport 2.0 SI4 PHEV en 2.500 kg.

Esta nueva versión está disponible con cuatro niveles de acabado, SE, HSE, HSE Dynamic y Autobiography Dynamic, y respectivamente con los precios de 89.200, 94.100, 97.000 y 110.300 euros.

También te puede interesar

Road Rover, la nueva familia SUV de Land Rover en 2019

Range Rover Sport 2017: todos sus detalles, a fondo

Range Rover Sport SVR: el Land Rover más radical y bestia

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.