Publicidad

Porsche 911 GT3 R

El nuevo coche de Porsche destinado para las carreras, el 911 GT3 R, ya está listo. Será el encargado de reemplazar al Porsche 911 GT3 Cup S, y participará en pruebas basadas en la reglamentación FIA GT3. Más rápido y más sencillo de conducir que su predecesor, este nuevo Porsche está llamado al éxito.
-
Porsche 911 GT3 R

Porsche AG sigue trabajando a fondo en la temporada de competición 2010. El nuevo Porsche 911 GT3 R, que se entregará a sus propietarios listo para correr, reemplaza al 911 GT3 Cup S en la gama de modelos de competición de la marca. El 911 GT3 R participará en las pruebas basadas en la reglamentación internacional FIA GT3 y durante el desarrollo de este vehículo, el énfasis se ha centrado en mejorar sus cualidades dinámicas y facilitar su conducción. El 911 GT3 R monta un motor bóxer de seis cilindros y cuatro litros, con 480 CV de potencia, además de una caja de cambios secuencial de seis velocidades se encarga de transmitir esa potencia al eje trasero.

“Desde que anunciamos por primera vez nuestra intención de lanzar el 911 GT3 R la demanda ha sido enorme”, manifestaba Uwe Brettel, responsable de ventas de Porsche Motorsport. “El número de unidades del GT3 R que habíamos previsto para 2010 está ya casi vendido”. A partir de la primavera de este año, los equipos clientes de todo el mundo recibirán sus nuevos vehículos. El precio base es de 279.000 euros, a los que habrá que añadir los impuestos de los países correspondientes. El desarrollo de este ligero 911 GT3 R, que sólo pesa 1.200 kilos, está basado en el Porsche 911 GT3 Cup, presentado en septiembre de 2009 para competir en la copa monomarca. Gracias al incremento de la cilindrada en 0.2 litros, el GT3 R logra aumentar 30 CV la potencia respecto al GT3 Cup. Ambos vehículos de competición toman la carrocería ensanchada del 911 GT3 RS de serie.

El sistema antibloqueo de frenos (ABS), el control de tracción y un acelerador electrónico preparado para adaptar el régimen del motor en cada cambio de marcha, hacen mucho más fácil la conducción en relación a su antecesor, por lo que este nuevo modelo será también más apropiado para pilotos aficionados. Los pasos de rueda ensanchados, tanto en el eje delantero como en el trasero, muestran unas vías mayores en comparación con el modelo anterior. Los bajos del vehículo están completamente cubiertos e incorpora un difusor trasero. Las posibilidades de regular el alerón posterior también han sido incrementadas.

La sofisticada suspensión de competición tiene una amplia gama reglajes. Delante, lleva una estructura McPherson regulable en altura, con amortiguadores SACHS variables de dos vías y doble muelle (principal y auxiliar). Detrás, el GT3 R tiene un subchasis de gran rigidez, con un eje multibrazo regulable en altura, así como los amortiguadores de la misma marca que adelante, ajustables de dos vías y con doble muelle. Resumiendo, se trata de una joya a la que pocos podrán resistirse… si pueden pagarlo, claro.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.