Publicidad

Opel Meriva eléctrico

Un prototipo de Opel Meriva eléctrico se ha incluido dentro del proyecto MeRegioMobil, con el que se pretende desarrollar un sistema bidireccional de utilización inteligente de la energía. Esto significa que las casas nutrirán de energía eléctrica a los vehículos, mientras que éstos también podrán ‘donar’ su energía sobrante a los hogares.
-
Opel Meriva eléctrico
Opel, dentro del grupo energético EnBW en el que también se incluyen conocidos fabricantes y asociaciones como Daimler, Bosch, SAP y el Instituto de Tecnología de Karlsruhe (Alemania) entre otros, se ha embarcado en el interesante proyecto MeRegioMobil de Movilidad Eléctrica. El objetivo principal es el siguiente: desarrollar el sistema de utilización de energía más inteligente posible.

Galería relacionada

Opel Meriva eléctrico

El protagonismo de Opel en el proyecto MeRegioMobil viene de la mano de un prototipo de Meriva eléctrico. Por el momento, esta ecológica versión del popular monovolumen sólo es un laboratorio de pruebas, por lo que la firma germana aún no se ha planteado su lanzamiento comercial. De forma concreta, este prototipo del Opel Meriva incorpora un motor eléctrico de 60 kW (unos 82 CV), además de una batería de ion-litio con una capacidad de 16 kWh. La autonomía estimada con la batería cargada completamente es de unos 64 kilómetros, mientras que la velocidad máxima que puede alcanzar el Meriva eléctrico es de unos 130 km/h. La batería del vehículo se puede cargar a una toma doméstica convencional de 230 Voltios o a una trifásica de alta tensión de 400 Voltios. En el primero de los casos, el tiempo completo de recarga se sitúa en unas tres horas y media, mientras que con el tipo de toma de carga rápida sólo se tardará una hora.

El proyecto MeRegioMobil propone por primera vez pruebas en tiempo real de una utilización bidireccional inteligente de la energía, en la se incluye la recarga de los coches eléctricos. En los procesos de investigación, además de tres unidades de Meriva eléctricos repartidos por varios lugares de Alemania, toma protagonismo un apartamento inteligente construido en el Campus de la Universidad de Karlsruhe. Este hogar está dotado de una célula fotovoltaica además de poseer una pequeña planta de energía térmica. Un ordenador gestiona los niveles de carga del coche y de las estaciones de almacenamiento de energía de la casa de pruebas. De forma resumida, el sistema bidireccional inteligente de utilización de la energía propone lo siguiente: una casa como fuente de energía para ‘alimentar’ la batería de un coche eléctrico y que éste, a su vez, también pueda con su energía sobrante ‘nutrir’ al hogar en determinadas situaciones.

Por último, dentro del proyecto MeRegioMobil, también se están desarrollando nuevos sistemas de comunicación de datos y facturación. La base de este tipo de tecnología es similar a la utilizada con los teléfonos móviles, de tal forma que próximamente los propietarios de un vehículo eléctrico podrán recargar su automóvil en cualquier estación de recarga y una vez finalizada tal recarga, recibirán vía móvil la factura pertinente de la compañía eléctrica.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.