Publicidad

Opel Insignia: más seguridad

El Opel Insignia presenta diversas novedades tecnológicas en materia de seguridad activa y pasiva. Destaca especialmente el sistema de iluminación adaptativa AFL+, que incluye ajuste automático del haz de luz dependiendo de la conducción y de las condiciones de visibilidad. Se ofrecerá como opción por 1.000 euros.
-
Opel Insignia: más seguridad
El 82 por ciento de los accidentes de circulación se produce de noche y eso que el volumen de tráfico es un tercio inferior al que circula durante el día. Opel lleva tiempo trabajando en temas de mejora de iluminación y sistemas de seguridad activa. De hecho, modelos como el Astra lo incorporaron en 2003 o los Meriva y Corsa en 2006, siendo pioneros en su segmento. La nueva generación va un poco más allá con el sistema de iluminación adaptativa AFL+, con sistema bixenón y nueve funciones diferentes en función de las condiciones del momento.

Galería relacionada

Opel Insignia luces

El sistema que ofrecerá el nuevo Opel Insignia va asociado a una centralita electrónica y dispone de sensores que miden la velocidad del coche, el grado de inclinación, el ángulo de giro y la existencia de lluvia. Mediante el sensor óptico de asistencia a la luz de carretera se recoge la información sobre las condiciones de visibilidad, el perfil de la carretera y la conducción, para que el software escoja la función más adecuada a las condiciones del momento y adapte los faros para mejorar la visibilidad. La nueva Generación de AFL+, desarrollada conjuntamente con Hella, se basa en faros bixenón, que en lugar de emplear un protector en la bombilla, dispone de un cilindro capaz de generar diferentes modelos de haces y proyectan la luz de cruce o carretera desde una sola lámpara por faro.

Además, presenta una ventaja adicional respecto a los sistemas convencionales, pues puede ser empleado indistintamente en modelos con volante a la derecha o a la izquierda. Es decir, un modelo con volante a la derecha puede circular en países de circulación por la derecha sin necesidad de colocar pantallas en los faros, ya que es posible modificar la configuración independiente de cada uno de los grupos ópticos. Comparado con los faros de convencionales, los bixenón mejoran el consumo de combustible, ya que necesitan menos potencia, 35 frente a 55 watios El sistema actúa de forma diferente en función de las condiciones de la carretera y tipo de conducción, dispone de asistente de luz larga, que activa de forma automática la luz de autopista para iluminar mejor la carretera y ofrecer mayor visibilidad. La luz larga ilumina todo el ancho de la carretera, aumentando la potencia de la lámpara de 35 a 38 watios. Al circular por debajo de 50 km/h, la luz de ciudad ofrece un haz simétrico más ancho y menor intensidad de la luz que la de las luces cortas. La luz de zona de peatones se activa entre 5 y 30 km/h y ajusta los conos de los faros unos 8 grados hacia los márgenes de la calzada para favorecer la visión en zonas de cruces. Entre 50 y 100 km/h ofrece un haz de iluminación más ancho y brillante y proyecta la luz hasta 70 metros. Al circular por encima de 100 km/h, la intensidad del haz de luz se incrementa y se eleva ligeramente, iluminando hasta 140 metros por delante del coche e incidiendo en el lado izquierdo, ya que en este caso no hay riesgo de deslumbrar a los vehículos que circulan en dirección contraria. En este caso se produce un incremento de potencia de 35 a 38 watios (sólo actúa cuando el sensor del ángulo de dirección indica que el radio de la curva es amplio y no coincide con el de carreteras secundarias. Las luces diurnas mediante LED ofrecen una vida útil 30 veces superior a la de las lámparas halógenas H7 convencionales Para situaciones climatológicas complicadas, lluvia, nieve o niebla, dispone de una función de tiempo adverso, que se activa cuando el sensor de lluvia detecta que está lloviendo o cuando se activan los limpiaparabrisas. En este caso varía el haz de luz y su distribución se hace asimétrica, incrementando la potencia del faro derecho de 35 a 38 watios y reduciendo la del lado derecho de 35 a 32 watios. También dispone de luz dinámica de curva, que ilumina hasta 15 grados a izquierda o derecha a la entrada de la curva en función de la velocidad del coche y del giro del volante. La luz de giro estática ilumina un área de hasta 90 grados y se activa a velocidades de hasta 40 km/h o al insertar la marcha atrás. Durante la toma de contacto del Opel Insignia tuvimos la oportunidad de probar este sistema AFL+ en carreteras de curvas, autopista e incluso circulando con lluvia, y nos pareció sumamente recomendable, pues funciona con rapidez y precisión, permitiendo una conducción mucho más descansada y cómoda. No sólo actúa de forma automática sino que detecta con facilidad a los vehículos que circulan en nuestro sentido o en el contrario, varía los parámetros de iluminación e incluso la potencia de iluminaciónen cada uno de los grupos ópticos. Se comercializará a comienzos del año, cuando llegue el Insignia al mercado y tendrá un precio de 1.000 euros, una cifra que parece elevada, pero si tenemos en cuenta que incluye bixenón para cruce y carretera y que aporta una seguridad extra, no cabe duda de que la inversión merece la pena.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.