Publicidad

El SUV Opel Crossland X ya está en producción

El presidente de la compañía ha conducido fuera de la línea de producción el primer Opel Crossland X fabricado. Ocupa el espacio dejado por el Meriva y le dota con una nueva personalidad SUV.
Óscar Díaz.

-

El SUV Opel Crossland X ya está en producción

El Opel Crossland X, el SUV pequeño de Opel,  ya es una realidad tras su arranque de producción en la fábrica de Figueruelas, Zaragoza; un momento que contó con la presencia de los hombres fuertes de la compañía, entre ellos el presidente y Consejero Delegado de la firma Karl-Thomas Neumann, que fue el encargado de conducir el primer Crossland X fuera de la línea de montaje.

Esa primera unidad fabricada, destinada al mercado alemán, es un Crossland X de color blanco y techo negro impulsada por un motor tricilíndrico de gasolina y  1,2 litros nuevo en Opel. Lo emplea aprovechando las sinergias de colaboración con PSA. Esta asociación se extiende más allá en el tiempo toda vez que han desarrollado conjuntamente otro modelo, el Granland X —que verá la luz antes de final de año— y el próximo Opel Corsa, previsto para 2019 concebido a partir de una plataforma común creada conjuntamente con el consorcio francés.

Así es el Opel Crossland X

El Opel Crossland X es un modelo mixto que apuesta por la practicidad y la amplitud interior de un monovolumen, no en vano es el heredero del Meriva aunque ofreciendo un aspecto moderno, de inspiración SUV, con notable preocupación por la seguridad y comodidad. Sus dimensiones, 4,21 m de longitud; 1,76 m de anchura y 1,59 m de altura, lo sitúan por debajo del Mokka X en plena lucha con los SUV más pequeños  comandados por el Nissan Juke.

Se caracteriza por traer a esa categoría tecnologías y equipamiento propios de segmentos superiores como la tecnología led de iluminación, la pantalla de proyección de información (Head Up Dispolay) , la alerta de colisión frontal con detección de peatones con función de reducción autónoma de velocidad  o aviso de cansancio del conductor, además de la conectividad OnStar y  las posibilidades de conexión para Smartphone de Android Auto y Carplay

El sistema de frenado autónomo responde a dos lógicas de funcionamiento. Desde 30 hasta 5 km/h el sistema llegaría a aplicar una fuerza de frenado de 0,9 g para reducir la velocidad, en tanto que circulando por encima de esos 30 km/h, hasta 85 km/h, frenaría hasta dejar el coche a un máximo de 22 km/h, momento en que el conductor debería accionar los frenos para detener completamente el vehículo.

Las inversiones del Opel Crossland X

El desarrollo del Opel Crossland X y la adaptación de la fábrica han supuesto una inversión inicial de 250 millones de euros que refuerza la confianza de la marca en la planta de Figueruelas, actualmente la mayor planta de producción de Opel en Europa y en cuyas instalaciones también se fabricará la próxima generación del Citroén C3 Aircross, muy relacionado en su ADN con el Crossland X.

También te puede interesar

Todo lo que tienes que saber del Crossland X

El Opel Crossland X frente al renovado Renault Captur

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.