Publicidad

Opel Astra OPC, 280 CV de adrenalina

Ya queda menos para la llegada a nuestro mercado del Opel Astra más potente de la historia, el nuevo OPC (está prevista su comercialización para el próximo verano). Sus 280 CV de potencia y un chasis diseñado con sumo cuidado son toda una garantía que aseguran una conducción deportiva y divertida. Entramos un poco más en detalle en las entrañas de este atleta del asfalto.
-
Opel Astra OPC, 280 CV de adrenalina
El lanzamiento de la versión de 3 puertas del Astra, el GTC, supuso una fenomenal base de trabajo para el desarrollo de la variante más extrema, el Astra OPC. Además de su nuevo propulsor de gasolina de 280 CV de potencia y 40,78 mkg de par motor y de su imagen tremendamente agresiva, otro de los componentes importantes en esta joya deportiva lo encontramos en su chasis.

Galería relacionada

Así es el nuevo Opel Astra OPC

El departamento Opel Performance Center ha diseñado un chasis de altas prestaciones con el que se pretende asegurar el mayor dinamismo y diversión a los mandos del Astra OPC. Las suspensiones están formadas por muelles y amortiguadores del especialista ZF Sachs, además del sistema de amortiguación variable y adaptativa FlexRide y del dispositivo HiPerStrut de torretas de altas prestaciones sobre el tren delantero. Con este nivel de potencia de 280 CV, el Opel Astra OPC es el compacto deportivo más potente entre sus principales rivales, ya que el Volkswagen Golf R rinde 270 CV, el nuevo Focus ST tendrá 250 CV, mientras que el Mazda 3 MPS tiene 260 CV y el Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde declara 235 CV. El sistema FlexRide adaptado en el Astra OPC ofrece al conductor hasta tres modos de funcionamiento diferentes. El modo estándar se ha ideado con el objetivo de mantener el máximo confort posible para las situaciones de conducción cotidianas. Con sólo pulsar un botón, el modo Sport aporta más firmeza (dureza) a las suspensiones, incrementando la agilidad y reduciendo el posible balanceo de la carrocería. En este modo Sport, el tiempo de respuesta de la dirección es mucho más rápido y directo. Por su parte, con el modo OPC, la dirección se vuelve aún más directa, frugal e informativa, a la vez que se incrementa la respuesta del acelerador. Por otro lado, la función de sub-modo de control de desnivel hace aún más firme las suspensiones, reduciendo cualquier posible inclinación lateral. Cuando activamos este modo OPC, el panel de instrumentos se ilumina en color rojo.

Si comparamos este Astra OPC respecto al Astra GTC 1.6 Turbo de 180 CV, la firmeza de los muelles ha aumentado alrededor de un 30 por ciento, mientras que la altura de la carrocería respecto al suelo se ha rebajado 10 mm, por lo que el vehículo está mucho más cerca del asfalto. Por otro lado, también se ha aportado mayor firmeza sobre los cojinetes y el eje trasero. Al igual que el sistema FlexRide, el Control de Estabilidad ESP del Astra OPC ofrece también tres modos de funcionamiento. La configuración de serie ha sido optimizada para ofrecer la máxima seguridad para las situaciones de cada día, sin que el conductor pierda el control del coche. El Modo Competición alarga aún más la activación del ESP, entrando en funcionamiento cuando las situaciones de adherencia lo requieran. Por último, para los más avezados al volante, el ESP se podrá desconectar totalmente, no existiendo ningún tipo de ayuda electrónico, por lo que el conductor y su habilidad se convierten en los auténticos protagonistas. Para desconectar el ESP completamente, basta con mantener pulsado el correspondiente durante cinco segundos. Una de las novedades que aporta el Astra OPC es la incorporación de un diferencial autoblocante de deslizamiento limitado que actúa sobre el tren delantero. Inicialmente, se ha añadido este sistema para garantizar mayor motricidad en la salida de curvas cerradas tomadas a gran velocidad. Este diferencial es de tipo mecánico, multi disco y desarrollado por el especialista Drexler Motorsport. El rango de funcionamiento de este diferencial es un efecto bloqueo de 45º en aceleración y 90º en retención. El contrastado especialista en sistemas de frenado Brembo también cobra especial protagonismo en las entrañas del Astra OPC. Por su parte, para el 'calzado' de este atleta se han elegido unos neumáticos deportivos Pirelli 245/40 ZR y llantas de aleación de 19 pulgadas de diámetro. ¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.