Publicidad

Nuevos Discovery 4 y Range Rover / Sport

Más de mil nuevas referencias estrena cada modelo. Los nuevos Discovery 4, Range Rover y Range Rover Sport pueden no sugerir novedad absoluta, pero mejoran apartado por apartado y estrenan en algunos casos tecnología innovadora.
-
Nuevos Discovery 4 y Range Rover / Sport
Si te parecen que son los mismos modelos que conocías hasta ahora, es que no has reparado en el detalle. Es cierto que los nuevos Discovery 4, Range Rover y Range Rover Sport no aportan novedad a golpe de vista, pero esto no es un problema para los responsables de la marca, porque al día de hoy consideran iconos, y no sin cierta razón, los diseños de estos modelos.
Tan sólo han buscado suavizar y sofisticar su imagen. Para ello, apenas han modificado los paragolpes delanteros y traseros y las rejillas frontales de todos, suavizando básicamente ángulos de chapa por perfiles curvos. La sofisticación viene con la tecnología LED aplicada a los faros y los pilotos. Además, los faros de los Discovery, Range Rover y Range Rover Sport también reciben el cambio automatizado de cortas a largas y viceversa. Los salpicaderos también se han renovado. El del Discovery 4 se ha dejado influenciar por el buen gusto de los Range, pero no sólo por el diseño, también por la calidad percibida. De la misma manera, en los Range Rover y Range Rover Sport se ha reinterpretado el diseño y la calidad de sus interiores, con un buen gusto y precisión y tacto material exquisitos. Exclusivo del Range Rover es su innovador cuadro de relojes, proyectado con esferas virtuales e ingeniosos gráficos de información sobre una pantalla de TFT. Tan sorprendente como su cuadro es su otra pantalla táctil multifunción de doble visión, en la que conductor y acompañante pueden ver imágenes diferentes de forma simultánea. Por ejemplo, mientras el conductor visualiza el mapa del sistema de navegación, el acompañante puede estar viendo una película en DVD. La proyección de sendas imágenes en “diagonal” no altera el campo de visión contrario. Propio del Range Rover Sport son las levas de cambio en el volante, que aparecen por primera vez en la gama como tributo a la orientación más deportiva del modelo. Lo que es común en los Discovery 4, Range Rover y Range Rover Sport es un nuevo sistema de cámaras periférico que visualizan en la pantalla central el entorno por el que circulamos, con una perspectiva prácticamente de 360º, cuando operamos por campo o a muy baja velocidad.

No hay bastidores estrictamente nuevos pero sí modificaciones sobre arquitecturas y elementos de suspensión, dirección y frenos. Especialmente en el Discovery se anuncia una dinámica muy mejorada en asfalto, con un guiado mucho más preciso que armoniza los movimientos y las reacciones de un coche que no deja de ser muy alto y pesado. En los Range Rover y Range Rover Sport también se ha trabajado en este aspecto y se ha perfeccionado el chasis activo que los diferencian del Discovery, con optimizados amortiguadores de tarado variable que trabajan con resortes neumáticos. También se ha trabajado sobre las barras de estabilizadoras activas de los Range Rover y los controles de estabilidad, ahora con un control específico de subviraje, de balanceo y de remolque. Esta especialización por el asfalto no va en detrimento de las cualidades de todo-terreno de los Discovery, Range Rover y Range Rover Sport. El sistema Terrain Response exclusivo de Land Rover presenta mejoras en las leyes de tracción sobre arena blanda y zonas rocosas. Además, el control de descenso se ha modificado para mejorar la transición desde estar parado en la pendiente al momento de iniciar la bajada. Con las siglas TDV6 se hace referencia a una nueva versión Diesel 3.0 biturbo que anuncia 245 CV y 61,2 mkg. Este motor proviene del banco de órganos de Jaguar, la otra marca británica al amparo de Tata, propietaria desde el año pasado de Land Rover y la citada Jaguar. Desarrollado a partir del 2.7 V6, el nuevo motor se caracteriza por su doble turbo secuencial. Uno de ellos trabaja exprofeso a bajo régimen y el otro a alto régimen. A medio camino se solapan y en definitiva lo que pretende esta tecnología es optimizar el rendimiento del motor en todo el rango de giro sin necesidad de optar por un compromiso. Esto y otras mejoras permite que el nuevo motor sea más potente pero también que consuma menos. Se asocia a una nueva caja de cambios automática de 6 velocidades que cuenta con rápidos bloqueos de embrague para reducir el típico resbalamiento del convertidor de par. Este motor estará disponible en el Discovery y Range Rover Sport. El Range Rover mantiene el TDV8 de 272 CV, disponible también en el Sport.

Range Rover y Range Rover Sport estrenarán un nuevo motor de gasolina también proveniente de Jaguar, en concreto de las versiones R del XF y XK. Con denominación LR-V8, este motor cuenta con un sofisticado sistema de alimentación que combina la inyección directa, con un compresor volumétrico de nueva generación y distribución variable. Anuncia 510 CV y 63,8 mkg, con mejoras de consumo y por tanto de emisiones respecto al sustituido 4.4 atmosférico.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.