Publicidad

Nuevo Toyota Yaris

Toyota nos ha dado la oportunidad de ver el nuevo Yaris, antes de su llegada a los concesionarios -en octubre se iniciará su comercialización- Nuestra primera conclusión es clara: aporta mayor calidad y una gran carga tecnológica.
-
Nuevo Toyota Yaris
Además de una mayor sensación de calidad percibida, el nuevo Toyota Yaris también destaca por sus nuevas dimensiones respecto al modelo que sustituirá. Es más largo, con 3,88 m en lugar de los 3,78 m actuales, lo que significa que continúa siendo uno de los más pequeños entre los utilitarios del segmento B. Por otro lado, decrece su altura 20 mm hasta los 1,51 m.
A pesar de que las cifras indican que no es un modelo muy grande, sorprende su espacio interior. Dentro de sus ajustadas proporciones percibimos amplitud cuando accedemos a su habitáculo. ¿La razón? Aumento de la distancia entre ejes en 50 mm (uno de los más grandes de su segmento), lo que se traduce, entre otras cosas, en mayor espacio entre asientos traseros y delanteros que crece 35 mm. El maletero crece pasando de 272 a 286 litros. Las plazas trasera, que ya no son correderas, se abaten 40/60, ampliando la capacidad de carga a 768 litros. Accedemos a su habitáculo. La primera sensación es la de una mayor calidad percibida. El volante es regulable en altura y profundidad y va colocado en una posición más vertical. Por el resto del interior, nos encontramos con pequeños huecos repartidos por diferentes zonas. El encendido es por botón en todas las versiones. Entre su equipamiento del interior, destaca el gran techo solar de cristal (sólo en la versión Sport) dividido en dos secciones que se abre por presión. Aunque todavía no hemos tenido la oportunidad de rodar con él, Jacques Pieraerts, vicepresidente de Toyota España, remarca lo mucho que se ha trabajado en el ruido, con la instalación de un aislante entre motor y habitáculo que ha incrementado un 60 por ciento su densidad.

En la oferta mecánica, inicialmente el nuevo Yaris incorpora los mismos motores que su antecesor: gasolina VVT-i de 1.0 y 1.33 litros y turbodiesel D-4D de 1.4 litros, pero ahora más eficientes reduciendo su nivel de CO2 de 110 a 103 g/km la versión Diesel y de 118 a 110 la versión gasolina de 69 CV. Pesa 20 kg menos, lo que redundará en su menor consumo. La marca anuncia 4,8 litros en la versión 1.0 de 69 CV en lugar de los 5,1 litros actuales. Como equipamiento opcional, el Yaris equipa una nueva transmisión MultiDrive S disponible en el motor de gasolina 1.33 litros que ahora cuenta con un nuevo modo de siete velocidades secuencial con selector manual que se acciona mediante la palanca de cambios o las levas en el volante. Por otro lado, el sistema Stop&Start de parada y arranque automático del motor recibe una serie de mejoras -sólo para la versión de gasolina 1.33 de 90 CV- al aumentar el tiempo de parada del motor (se activa antes), funcionando incluso con el aire acondicionado activado. El nuevo Toyota Yaris se ofrecerá con cuatro niveles de equipamiento. El primero de ellos se ha diseñado especialmente para aquellas flotas de empresas que lo incluyen entre sus modelos. Para los conductores particulares, habrá disponibles otros tres niveles: Active, Sport -éste, con techo panorámico y llantas deportivas de 16 pulgadas de serie- y Live. En el capítulo multimedia, el nuevo Yaris montará un renovado sistema con pantalla táctil 'Touch'. En ella, se podrá manejar los dispositivos de radio, reproductor de CD/MP3, conectividad Bluetooth... Por último, hay que recalcar que el nuevo Yaris incorporará de serie en todos sus acabados varios dispositivos de seguridad como el Control Dinámico de Velocidad, 7 airbags y avisador del cinturón de seguridad también para las plazas traseras.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.