Publicidad

Porsche 911: la nueva generación del mito deportivo, a la venta en 2018

El año que viene se pondrá a la venta la nueva generación del emblemático Porsche 911, aparentemente muy similar al actual pero realizado sobre una plataforma inédita.
Autopista.es.

Twitter: @autopista_es -

Porsche 911: la nueva generación del mito deportivo, a la venta en 2018

Estará basado en una nueva plataforma modular con mayor anchura de vías, un leve reposicionamiento para las suspensiones y el motor —ligeramente adelantado—, y además será compatible con tecnología híbrida. El próximo Porsche 911 puede que tenga incluso más versiones que ahora, que ya cuenta con más de 20, en un momento en que los fabricantes están aunando esfuerzos de desarrollo hacia un futuro cada vez más electrificado.

Porsche 911 2018. Aire de familia

Los principales cambios de diseño afectan a la zona trasera, que comparte alguna similitud con el Porsche Panamera en los pilotos. Cuenta con mayores entradas de aire para el motor. Los grupos ópticos delanteros están más inclinados, la tapa del maletero se aproxima más al parachoques y las tomas de aire se han rediseñado ligeramente. Mejora la aerodinámica. La anchura de vías se incrementa, lo que dará lugar a un mejor dinamismo. Estrena nuevos tiradores para las puertas e instrumentación digital, manteniendo un reloj central "físico". El ancho alerón trasero escamoteable es de una sola pieza.

Los primeros en comercializarse serán los Porsche 911 Carrera y Carrera S, que mantendrán los motores turboalimentados lanzados con la puesta al día de la anterior generación (991.2), aunque con alguna actualización en materia de potencia que seguramente les brinde algún caballo extra frente a los actuales 370 y 420 CV, de manera que podrían incrementarse hasta 400 y 450 CV, respectivamente. Respecto a las rumoreadas mecánicas de acceso de 4 cilindros, parece que la idea está descartada.

Porsche 911 2018. Máximo rendimiento

El Porsche 911 Turbo deberá partir de una potencia de 600 CV en su versión básica, con un aumento de caballería significativo en las variantes más especiales —ya va por 700 CV en el actual GT2 RS—. No habrá una versión híbrida, como ocurre con el Panamera más potente de la gama (Turbo S E-Hybrid), ya que tanto el peso como el tacto de freno podrían verse comprometidos, un inconveniente menos grave en modelos como el Porsche Cayenne o el Porsche Panamera, pero que no sería bien recibido en un deportivo como el 911 Turbo, donde los clientes buscan la máxima pureza y precisión en cuanto a tacto y dosificación. Pese a todo, en 2015 se habló de una posible variante híbrida enchufable realizada sobre el Carrera 4, que se denominaría Porsche 911 E-Hybrid, con una autonomía de 30 km en modo eléctrico y cuyo tren delantero estaría accionado por electricidad, aunque esta idea todavía no se ha confirmado. En cualquier caso, la electrificación parcial se irá extendiendo de un modo u otro en algún momento, lo que permitirá cumplir normativas de emisiones sin necesidad de recurrir a la turboalimentación. Las barras estabilizadoras electromecánicas que ya monta el Panamera podrían ser una buena excusa para traspasar la arquitectura eléctrica de 48 voltios al 911.

También te puede interesar

Prueba del Porsche 911 GTS: para circuito y para el día a día

Porsche 911 S Turbo Coupé. A prueba el coche más rápido del momento

Porsche 911 híbrido enchufable, posible en 2018

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.