Publicidad

Nuevo Mazda MX-5 2012

El Mazda MX-5, uno de los descapotables biplaza más populares del mercado, se renueva. Los cambios van más allá del diseño exterior y se centran más en mejorar la dinámica de conducción y la seguridad activa, pensando sobre todo en los peatones. Los descubrimos.
-
Nuevo Mazda MX-5 2012
A lo largo de este 2012, Mazda ha ido dándonos a conocer diferentes versiones especiales sobre el Mazda MX-5, que ronda el millón de unidades vendidas desde que se puso en venta hace ya 23 años, como por el ejemplo el MX-5 Sport-Tech o el MX-5 Yusho. Ahora es la versión de toda la vida, en sus variantes de techo de lona y de techo duro retráctil, disponible desde el 2006, la que se actualiza.


Galería relacionada

Nuevo Mazda MX-5 2012

Estéticamente, los cambios son pequeños, centrados básicamente en darle un toque más agresivo al frontal, con un paragolpes delantero nuevo, y retoques en el diseño del recubrimiento de los faros antiniebla y del spoiler delantero, pensando también en la aerodinámica. En el interior, continúa el ambiente deportivo, comandado por el salpicadero y los radios del volante con detalles en gris oscuro. Hasta ocho colores se ofertan para la carrocería, incluido el gris ‘Dolphin Grey’. Los cambios más profundos no se aprecian a simple vista. Por un lado, se ha optimizado la gestión electrónica del motor, de cara a mejorar el control y la manejabilidad sobre el acelerador y sobre la frenada. Según Mazda, el nuevo MX-5 es “más divertido de conducir que nunca” . En segundo lugar, se ha incorporado el sistema de capó activo que, en caso de impacto contra un peatón, amortigua el golpe con el objetivo de reducir todo lo posible los daños que pueda producirse el peatón. El sistema está diseñado mediante un dispositivo que eleva el capó automáticamente para aumentar la distancia con el motor y generar así una cámara de aire, aunque sea mínima, para amortiguar dicho golpe. La oferta mecánica no ha variado en el nuevo Mazda MX-5, que continúa con los mismos 1.8 de 126 CV asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades, y 2.0 de 160 CV con cambio manual o automático de seis velocidades.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.