Publicidad

Con marca propia: DS 5 "a secas"

A partir de marzo el DS 5 cambia de cara... y de marca. Dejará de ser un Citroën para convertirse en la tercera marca de grupo francés PSA, como Peugeot o Citroën, con su propia red.
Miguel García Puente.

Twitter: @Miguelgpuente -

Con marca propia: DS 5 "a secas"

El DS 5 será la primera entrega de la nueva marca DS en Europa. Es cierto que los cambios no son profundos, cabría hablar de restyling, pero según sus responsables, con la gama premium de Citroën ya se estaba muy cerca de lo que se quería para la marca premium de PSA. A partir de junio estará en los concesionarios, tras su presentación en el próximo Salón de Ginebra.

Nueva cara de DS

Para los fieles de Autopista no será nuevo, porque lo habrán visto en nuestro breve contacto en China con el DS 6, exclusivo del mercado chino. Sin embargo, el logotipo y el monograma DS protagonizan el frontal del DS 5, donde se encuentran los cambios más significativos. De hecho, del montante A hacia atrás no verás cambios respecto a un "antiguo" Citroën. Incluso presumen de ello: "los cambios son en la mejora de los detalles, como sucede en los coches premium", nos señalan. La parilla frontal laboriosamente esculpida y, sobre todo, los faros, consolidan la imagen de DS. Los faros combinan combinan leds con faros pivotantes de xenón para la luz larga: "todavía los leds no pueden batir a la luz de xenón en el alumbrado de carretera". La "firma lumínica" repite el esquema ya estrenado por el DS 3. Unos intermitentes de Led, con función de barrido mientras se encienden, completan el dramatismo del frontal. La intención declarada es competir, nada menos, que con Audi en cuanto a calidad.

Por supuesto, los motores se suman a Euro 6, como ya se están incorporando a otros DS. Tendrán dos motores de gasolina, los THP 1.6 de 165 y 210 caballos, aunque esta última solo llegará a finales de 2015. En Diesel sí dispondrá de tres motores, con potencias de 120 (1.6) , 150 ó 180 caballos (2.0), con unas emisiones de CO2 siempre por debajo de 110 g/km (equivalente a unos consumos homologados entre 3,8 y 4,3 l/100km). Además seguiré existiendo la versión Hybrid de 200 CV, que con su configuración 4x4 presume de un consumo de 3,5 l/100km y emisión de CO2 de 90 g/km de CO2.

Se conserva la plataforma del  DS 5, de manera que los cambios no podían ser sustanciales. De hecho, piensan que poco se podía mejorar en cuanto a confort en el DS 5, después de que hace un año se cambiaran la definición de los reglajes de suspensión. Están tan orgullosos que le han puesto nombre a ese caracter "especial" que deberán tener todos los DS: "hiperconfort" dinámico. Tampoco hay mucho cambio en el interior. Ya en su antecesor buscaban un interior envolvente, con sensación de ser piloto de avión, con mandos incluso en el techo. Si acaso, había que ordenar y aligerar de botones la consola central. Exactamente eso es lo que se han hecho al adoptar una pantalla táctil. Doce de esos botones desaparcen y pasan a integrarse en la pantalla (que no es multitáctil, a diferencia del Audi) y desaparece el mando rotatorio con botones que manejaba la anterior pantalla, situado entre los asientos. En su lugar, un hueco portaobjetos, demandado por aquellos que no estaban habituados a contar con huecos en el techo. Esta pantalla debería extenderse a todos los DS, para los que pretenden que la conectividad sea uno de los puntos fuertes en el futuro.

Comienza la carrera para DS, una marca nacida para dar calidad al exigente mercado chino de lujo, pero que ha dado un giro para intentar convertirse en referente del lujo francés en Europa, Asia... y, si pueden, América.

También te puede interesar

Salón de Ginebra 2015

Galería relacionada

DS 5

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.