Publicidad

Nissan Qashqai+2

Con una nueva tercera fila de asientos y capacidad para siete pasajeros, el Nissan Qashqai ampliará su gama en octubre con esta atractiva carrocería familiar alargada. Más espacio para un sorprendente todocamino disponible con tracción total o delantera, y motores Diesel y gasolina de entre 115 y 150 CV.
-
Nissan Qashqai+2
Aunque oficialmente no se presentará hasta el próximo mes de julio, en el Salón del Automóvil de Londres, ya disponemos de las primeras fotos del futuro Nissan Qashqai+2. Con esta denominación, el fabricante japonés nos presenta la nueva versión de siete plazas de su exitoso SUV compacto, que ha matriculado más de 170.000 unidades en Europa desde su lanzamiento en marzo del pasado año.

Galería relacionada

Nissan Qashqai+2

Diseñado y fabricado en el Viejo Continente (concretamente en la planta británica de Sunderland), el nuevo Nissan Qashqai+2 pretende aportar un plus de flexibilidad y espacio en el segmento de los todocamino compactos. Para ello, parte del actual Qashqai pero incrementa prácticamente todas sus dimensiones para mejorar la habitabilidad de los pasajeros y dar entrada a una nueva tercera fila de asientos. En longitud crece 21 centímetros –hasta 4,53 metros totales-, mientras que la distancia entre ejes gana 13,5 cm hasta situarse en unos excelentes 2,77 m. La altura, además, también se incrementa otros cuatro centímetros, por lo que Nissan asegura mejorar en conjunto la altura interior para los pasajeros entre 10 y 16 mm, con una distancia para piernas en la segunda fila hasta 23 mm mayor. Estéticamente el modelo adopta también una parrilla frontal ligeramente modificada y nuevas barras de techo.

Sin embargo, el principal activo del nuevo Nissan Qashqai+2 es, como su nombre indica, la introducción de una tercera fila de asientos con capacidad para dos plazas más. Estas, según informa el propio fabricante, están orientadas principalmente a su uso por niños o adultos de hasta 1,60 metros de altura, pero a buen seguro servirán de desahogo para muchas familias. Para facilitar tanto el acceso como el acomodo de los pasajeros, Nissan ha ampliado el tamaño de las puertas y las ventanas traseras, además del techo panorámico, ahora 14 cm más largo. El futuro Nissan Qashqai+2 también gana en modularidad. La segunda fila de asientos, que puede desplazarse 10 cm en longitud, puede abatirse ahora en tres secciones en lugar de dos (40/20/40) y cuenta con hasta nueve ajustes de los respaldos traseros, que varían su inclinación entre 10 y 25 grados. La tercera fila, por su parte, también puede plegarse en caso de no utilización, conformando una superficie prácticamente plana de maletero con 500 dm3 de carga (90 más que el actual Qashqai). El asiento puede plegarse en dos porciones (50/50), con respaldos regulables también en inclinación. Además, para facilitar las tareas de introducción de equipaje, el piso del maletero se encuentra a la misma altura del marco inferior del portón y esconde un pequeño compartimento donde guardar la cortina que sirve para ocultar la carga si se necesita una mayor superficie en altura. Esta bandeja puede emplearse tanto en configuración de cinco como de siete plazas, gracias a su ubicación en dos posiciones distintas. Técnicamente, el Nissan Qashqai+2 conserva el mismo esquema de la actual versión de cinco plazas. No obstante, sus mayores dimensiones han incrementado el peso en 100 kg, por lo que tanto la suspensión como la dirección presentan ajustes específicos. El Nissan Qashqai+2 contará con la misma oferta mecánica actual. En gasolina serán dos las opciones: un 1.6 de 115 CV con cambio manual de cinco relaciones y un 2.0 de 140 CV asociado a una transmisión manual de 6 relaciones o automática CVT de variador continuo.

La propuesta Diesel llegará nuevamente con dos mecánicas de origen Renault. Abriendo la gama se situará un 1.5 dCi de 106 CV con cambio manual de 6 velocidades, mientras que por encima aparecerá un dos litros dCi de 150 CV, disponible con esta última transmisión o con un automático con convertidor de par y 6 relaciones. Como en el actual Qashqai, podremos optar a dos configuraciones de chasis. Todas las versiones se ofrecerán con tracción delantera, mientras que las dos mecánicas superiores Diesel y gasolina contarán también con el sofisticado sistema de tracción integral All Mode, con tres modos de funcionamiento seleccionados por botón sobre la consola central. En el primero de ellos, el Qashqai+2 actúa siempre como tracción delantera para reducir consumos y mejor su comportamiento en carretera. Con la opción Lock activamos el sistema de tracción total permanente con un reparto de par de 57:43 entre el eje delantero y trasero. Por último, en modo Auto, el propio vehículo adaptará el reparto en función de las condiciones de adherencia. El Nissan Qashqai+2 estará a la venta en octubre con tres acabados diferentes: Visia, Acenta y Tekna. Todos, eso sí, llegarán con un buen equipamiento de serie, que incluye seis airbags, control de estabilidad, aire acondicionado, Bluetooth y ordenador de viaje, entre otros elementos. Nissan no ha dado todavía a conocer sus precios.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.