El Nissan Leaf, al detalle

El Leaf es el primer eléctrico que comercializa Nissan a escala mundial y también el primer vehículo eléctrico en obtener el premio de Coche del Año en la edición 2011. Espacio interior para cinco ocupantes, una autonomía que supera con creces los 100 km, un diseño sugerente... esto y mucho más es lo que te puede ofrecer el Leaf. ¿Quieres descubrir más? Sigue leyendo...
-
El Nissan Leaf, al detalle
El Nissan Leaf, al detalle

A día de hoy, el uso más racional y práctico de un vehículo cien por cien eléctrico hay que buscarlo en trayectos diarios por ciudad. El Nissan Leaf es uno de estos automóviles, aunque dada su autonomía estimada, puede usarse como vehículo idóneo para hacer viajes algo más largos que incluirán no sólo el centro de las grandes urbes, sino también las zonas periféricas.

Es cierto que vehículos eléctricos de autonomía extendida como el Opel Ampera y el Chevrolet Volt (en éstos, cuando la energía eléctrica del motor eléctrico es insuficiente, el motor de combustión que incorporan actúa como generador eléctrico para seguir impulsando el automóvil) cuentan con una autonomía mucho mayor de más de 400 km. Al igual que los dos modelos de General Motors, el Leaf es un coche turismo en toda regla con una habitabilidad interior notable -cinco plazas según datos oficiales, cuatro adultos en una situación real-. Con esto queremos decir que ofrece mucha más versatilidad que otros vehículos cien por cien eléctricos, como el Peugeot iOn, el Citroën C-Zero, el Mitsubishi i-MIEV y el Smart ForTwo Electric Drive, modelos cuyo interior es más escaso de espacio. Las baterías de ión-litio están colocadas bajo el piso del coche y bajo el piso del maletero, restando algo de espacio de almacenaje a éste. Se anuncia un volumen total para llevar carga de unos 330 litros. Bajo la tapa del maletero, no podrás encontrar rueda de repuesto, tan sólo un kit reparapinchazos.

El Nissan Leaf es un vehículo eléctrico con una carrocería de cinco puertas y capacidad interior para cinco ocupantes. Mide 4,44 m de longitud y se impulsa gracias a un motor eléctrico montado en la zona delantera que cuenta con una potencia de 80 kW (unos 109 CV). Las baterías son de iones de litio, tienen una capacidad de 24 kWh y pesan un total de 270 kilogramos. Su precio de venta al público es de 29.950 euros, tarifa en la que se incluyen los 6.000 euros de ayuda que da el Gobierno por la compra de este tipo de vehículos (sin esta subvención, el precio se dispararía a los 35.950 euros).

Como suele ocurrir en este tipo de vehículos, la autonomía del eléctrico Nissan Leaf depende del uso y de muchas otras variables -velocidad, temperatura exterior, pendiente de la carretera, funcionamiento del climatizador/aire acondicionado, etc.-. De hecho, según las diversas pruebas realizadas por Nissan, según la autonomía disponible y el ritmo de marcha que estemos llevando, el uso del climatizador podrá restar los kilómetros totales entre un 4 y un 12 por ciento. Otro dato a tener en cuenta: el Leaf consumirá menos energía eléctrica en zonas urbanas a una velocidad media constante de unos 24 km/h que si circulamos muchos kilómetros por autopista o autovía a 90 km/h.

Como puedes ver, hablar de una autonomía total y fija en un vehículo eléctrico como el Nissan Leaf es un tanto arriesgado. La cifra media anunciada por el fabricante japonés es de unos 175 kilómetros, aunque hay casos extremos de menos de 100 kilómetros de autonomía e incluso de más de 200 kilómetros.

Las baterías del Nissan Leaf se pueden recargar de dos modos: el convencional conectándola a la red doméstica por un lado, o a través de una toma especial de carga rápida, por otro. Si usamos un enchufe doméstico, el tiempo de carga estimado es de entre 8 y 10 horas (7-8 horas si vamos provistos de un cable/adaptador especial). Por otro lado, si lo conectamos a un poste eléctrico de carga rápida, podremos recargar las baterías a un 80 por ciento en unos 30 minutos. Hay que recordar que este modelo también cuenta con el sistema de recuperación de energía en frenadas y deceleraciones, un dispositivo que capta la energía cinética-térmica perdida en una frenada o deceleración, transformarla en energía eléctrica y almacenarla en su lugar natural, las baterías.

Las tomas de carga del Nissan Leaf se encuentran en la zona frontal, justo debajo de la rejilla donde va colocado el logotipo de la firma nipona. Cuando se abre esta rejilla, aparecen las dos tomas: la grande es para la opción de carga rápida y la pequeña para cargarlo a la red doméstica.

La respuesta es negativa. Por razones de durabilidad y de seguridad, las baterías de los coches eléctricos nunca se descargarán al completo. Lo mismo sucede con la carga, ya que nunca los cargaremos al cien por cien (actualmente, se están llegando a cifras reales de un 90-95%).

El Nissan Leaf cuenta con dos modos de funcionamiento y de conducción: ECO y normal (letra D). El primero de ellos es el más recomendable para el uso más eficiente de la energía eléctrica, mientras que al usar el modo normal se aprecia un cambio de comportamiento del vehículo, con una respuesta más enérgica del acelerador y, por tanto, con un consumo mayor de energía.

La sencillez de uso y el silencio de marcha son dos de sus principales puntos fuertes cuando nos movemos a bordo del Nissan Leaf. Un selector parecido a un pequeño 'joystick' -de hecho, de aspecto similar al popular híbrido Toyota Prius - es el que nos dice cómo tenemos que usar el vehículo. Cuenta con las siguientes letras: P (parking y modo estacionamiento), R (marcha atrás), N (punto muerto) y D (empezar a circular).

Siempre que hablamos de un vehículo eléctrico, incidimos en que una de sus principales ventajas es su silencio de marcha. De hecho, cuando se circula, en el interior sólo se suele percibir de forma muy ligera el ruido de rodadura de los neumáticos con el asfalto. Pues bien, este hecho también puede ser contraproducente y peligroso cuando circulamos en ciudad a bajas velocidades. Para evitar situaciones de riesgo, Nissan ha provisto al Leaf de un sistema con sonido artificial para aviso de peatones y que se activa siempre y cuando no superemos los 30 km/h.

Queremos saber tu opinión sobre los vehículos eléctricos. ¿Crees que son el futuro? ¿Son viables? ¿Desbancarán dentro de unas décadas a los impulsados con motor de combustión? Si quieres saber más sobre la viabilidad del coche eléctrico, pincha en nuestro interesante reportaje en el que analizamos todos los pros y los contras de este tipo de automóviles.