Publicidad

Nissan y su control de dirección independiente

Nissan ha estrenado el primer sistema de dirección independiente, que permite transmitir las intenciones del conductor a las ruedas de manera más rápida. Este dispositivo favorecerá un mayor dinamismo en la conducción y lo incorporarán algunos modelos de Infiniti en aproximadamente un año.
-
Nissan y su control de dirección independiente
Un avance en términos dinámicos y de agilidad en la conducción el que ha logrado Nissan. La empresa japonesa ha desarrollado un nuevo sistema de dirección independiente, que permite gestionar el control del ángulo de las ruedas de manera independiente a los movimiento del volante.
A diferencia de los sistemas de dirección convencional, en los que una conexión mecánica interactúa entre las órdenes del volante y el posterior movimiento de las ruedas, el dispositivo desarrollado por Nissan se basa en una conexión eléctrica mucho más rápida e instantánea. De esta forma, se consigue transmitir las intenciones del conductor a las ruedas de manera más frugal que con el sistema mecánico tradicional. La comunicación, por tanto, entre el conductor y lo que transmite la superficie de la carretera es mucho más rápida y precisa.

El sistema desarrollado por Nissan es capaz de analizar las posibles distorsiones e irregularidades de una carretera, para posteriormente traspasar al conductor únicamente las sensaciones reales y necesarias para la conducción. Por ejemplo, en carreteras con una superficie rugosa o con pequeños baches, el conductor ya no tendrá la necesidad de sujetar con fuerza el volante o realizar pequeñas correcciones en la dirección. De forma paralela, Nissan también ha evolucionado un sistema de mejora de la estabilidad lineal cuando circula en línea recta, basado en una cámara de visión que capta multitud de imágenes por segundo para posteriormente gestionarlas. El sistema realiza de manera automática pequeños ajustes del ángulo de la dirección para que el vehículo mantenga la línea marcada por el conductor con el volante. Si la dirección del coche se altera por efecto de las irregularidades de la calzada o por la incidencia del viento lateral, el sistema actúa automáticamente para minimizar el efecto de esos condicionantes y exigir así menos correcciones al conductor.

La cámara de visión está instalada en la base del retrovisor, a través de ella el sistema visualiza la carretera por la que circula, identifica las líneas de señalización de la misma, detecta los cambios en la dirección del vehículo y transmite esa información a las diferentes centralitas de control del vehículo mediante señales electrónicas para que el sistema las procese. Con todo ello, se favorece una conducción más tranquila y sin sobresaltos. Ambos sistemas -el de dirección independiente y de estabilidad lineal en línea recta- se incorporarán por primera vez en algunos modelos de Infiniti, la marca de lujo de Nissan. ¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.