Publicidad

Mitsubishi Colt

La novedad principal de Mitsubishi en el Salón de París es el 'restyling' del urbano Colt, con una imagen renovada en la que destaca la imponente parrilla frontal, similar a la de sus hermanos mayores Lancer Sportback y Evo.
-
Mitsubishi Colt

El renovado Mitsubishi Colt es la novedad más destacada que presenta la marca de los tres diamantes en la edición 2008 del Salón del Automóvil de París. En este renovado modelo, lo más destacado lo encontramos en las modificaciones de su diseño, las más reseñables en la zona frontal. En ella, el vehículo urbano adquiere la imponente parrilla frontal que la firma japonesa denomina ‘Jet Fighter’, prácticamente similar a la de sus hermanos mayores Lancer Sportback y Evo. Identidad de marca, por tanto, la que quiere crear Mitsubishi en la próximas generaciones de sus modelos.

El capó también ha sido rediseñado con el objetivo de minimizar los daños de los peatones en caso de producirse un atropello. La zaga recibe cambios, concretamente en un paragolpes rediseñado y nuevas formas en las ópticas.

En un principio y según los primeros datos anunciados por Mitsubishi, el habitáculo también presenta diferencias con la utilización de materiales de más alta calidad. Mitsubishi ha trabajado intensamente para que a bordo del nuevo Colt se perciban bajos niveles de sonoridad y vibraciones. El sistema de plegado de los asientos traseros también se ha revisado, de tal forma que la capacidad máxima del maletero se cifra ahora en 1.032 litros, cuando en el anterior Colt se situaba en 854 litros.

El nuevo Mitsubishi Colt tendrá una versión deportiva denominada Ralliart que inicialmente estará disponible en carrocería de tres y cinco puertas (la anterior versión CZT sólo se comercializaba en tres puertas). El motor es el mismo, es decir, un bloque de gasolina de 1,5 litros Turbo de 150 CV. En el caso del Colt Ralliart, el esquema de suspensiones ha sido revisado hasta en ocho puntos diferentes. Con el objetivo de reducir al máximo posibles balanceos de la carrocería, el eje delantero cuenta con una nueva barra estabilizadora más gruesa.

La gama mecánica del Colt estará formada, además de la citada versión deportiva, por otros tres motores de gasolina: un 1.1 de 75 CV, un 1.3 de 95 CV y un 1.5 de 109 CV. La novedad en este capítulo la encontramos en que el nuevo Colt no tendrá motores Diesel. Éstos serán sustituidos por nuevas versiones con reducidas emisiones de C02 que se encuadran dentro del programa ‘Clear Tec’ de Mitsubishi. Estas variantes ecológicas estarán dotadas del sistema de recuperación de energía cuando el vehículo frena o decelera y del sistema ‘Automatic Stop&Go’. Según la información facilitada por la firma nipona, las emisiones pueden llegar a reducirse en torno a un 10 por ciento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.