Publicidad

Mini actualiza el concept Rocketman

Con ligeros cambios de diseño y con los colores de la bandera británica en el exterior y en el interior, así luce la actualización que ha llevado a cabo Mini en su espectacular prototipo Rocketman. Una vez más Mini vuelve a demostrar su capacidad de personalizar y ofrecer algo distinto en un coche que mantiene su esencia: puro estilo en poco más de tres metros.
-
Mini actualiza el concept Rocketman
Lo vimos por primera vez en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2011. Nos referimos al prototipo Mini Rocketman, una original versión del mito Mini pero con detalles muy particulares, como el sistema de apertura de sus dos puertas -éstas, con dos grandes bisagras cada una y con desplazamiento deslizante para facilitar el acceso a su interior-, o la configuración de asientos del habitáculo en modo 3+1 (tres asientos individuales y uno más pequeño utilizable en función de las necesidades y del equipaje que se transporte).

Galería relacionada

Mini actualiza el Rocketman

Ahora, los cambios estéticos realizados en el Mini Rocketman no son muy radicales, con modificaciones muy leves en parrilla delantera, diseño interior y faros delanteros y posteriores. En las fotos publicadas por Mini, el Rocketman rinde un claro tributo a la bandera británica -la célebre Union Jack con los colores blanco, azul y rojo- y a la ciudad de Londres, sede de los Juegos Olímpicos de 2012. Estos colores se repiten tanto en el exterior de la carrocería como en el propio interior y, como siempre, combinados con el típico buen gusto de las personalizaciones con el sello de Mini. Además de la decoración estética mencionada, el Mini Rocketman luce otros detalles interesantes, como la parrilla delantera realizada en fibra de carbono reforzada con plástico, material que también está presente en pequeñas partes del paragolpes delantero y en zonas muy concretas de las puertas. El toque deportivo lo aporta unas llantas de aleación de 18 pulgadas de nuevo diseño con inserciones pulidas en color blanco que se combinan con otros pequeños detalles en rojo metalizado. Por otro lado, otra tonalidad blanca mate también toma protagonismo en la carcasa de los retrovisores, en el pequeño portón del maletero y en los marcos redondos de los faros delanteros.

El interior del Mini Rocketman es una repetición de colores vista en el exterior, aunque eso sí, con la utilización de materiales de calidad como el cuero y el aluminio. Esta nueva versión Rocketman con Gran Bretaña y Londres como telón de fondo vuelve a demostrar el 'patriotismo' de Mini por lo 'british'. De hecho, el propio Mini es uno de los símbolos de la cultura británica de los que más orgullosos se sienten sus ciudadanos. Si tú también eres un fan de Mini y de la 'city' londinense, no te pierdas algunas versiones especiales como el Mini Candem o el Mini Baker Street. Que las disfrutes. ¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.