Publicidad

Michelin Active Wheel

Heuliez, reconocida empresa francesa por sus realizaciones de versiones descapotables de modelos de grandes fabricantes (como el Tigra Twin Top), dará su paso definitivo hacia el coche eléctrico con el Heuliez Will, mano a mano con Michelin.
-
Michelin Active Wheel
Michelin llevaba tiempo mostrándola en los Salones del Automóvil, ahí escondida en alguna vitrina, pero nunca tomó demasiado protagonismo. Lo llama “Active Wheel”, rueda activa, y consiste en integrar dentro de la rueda muchas funciones que hasta ahora estaban encomendadas a otros mecanismos. Los frenos, como casi siempre, pero la rueda activa integra también la suspensión. Lo consigue mediante unos muelles dentro de la llanta, con un motor eléctrico que se encarga de contrafasar los movimientos cuando es necesario, de manera que se prescinde de los amortiguadores. No lleva árboles de transmisión, porque un motor eléctrico dentro de la rueda se encarga de proporcionar el movimiento, de manera que tampoco hace falta motor de combustión. Por supuesto, un sistema capaz de producir energía eléctrica (o de almacenarla) a bordo es imprescindible.

Galería relacionada

Michelin Active Wheel

Alguna empresa rival, como Siemens-VDO, antes de ser adquirida por Continental, también presentó un dibujo de cómo podía funcionar el sistema e incluso prescindía de dirección al uso, con su barra, cremallera y tirantes, al incorporar el motor en la propia rueda. Quién sabe si, en un futuro, ni siquiera hará falta que cambien las ruedas directrices de orientación, porque llevando al extremo los diferenciales activos, se podrá girar como si fuese un tanque, acelerando las ruedas exteriores y ralentizando las interiores… Demos tiempo al tiempo. Michelin está dispuesta a acelerar el proceso y se ha asociado con Heuliez para poner a la venta una gama de cuatro modelos de coches eléctricos, con autonomías variables —150, 300 ó 400 km— en función de las baterías, comenzando en 2010. Este mismo otoño comenzarán las primeras pruebas con prototipos. Michelin no es ajena a estas propuestas, no en vano lleva años organizando encuentros de vehículos Eco en la Challenge Bibendum, y hasta su muerte este año, Edouard Michelin estuvo muy ligado al fabricante de eléctricos Venturi. Nada se ha dicho del prototipo de Opel Agila (o de Suzuki Splash) que ilustra el comunicado, ni si Heuliez se hará con una licencia para electrificar los diferentes modelos de la anunciada gama. Por el momento, lo han bautizado como Heuliez Will, suponemos que por aquello de la fonética similar a “wheel”, la verdadera revolución de este “nuevo” coche.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.