Publicidad

Mercedes GLK Brabus V12

Un V12 biturbo de 750 CV, 322,3 km/h de velocidad máxima, aceleración hasta los 100 km/h en 4,2 segundos… Sí, estamos hablando del SUV más veloz sobre la faz de la tierra. Se trata de la nueva preparación realizada por Brabus sobre el Mercedes GLK. Simplemente brutal.
-
Mercedes GLK Brabus V12
Buen regalo de Reyes nos trae Brabus, un preparador que no necesita presentación. El especialista germano ha vuelto a poner sus ojos en el Mercedes-Benz GLK para convertirlo en el SUV más rápido sobre la faz de la tierra: 322,3 km/h homologados.

Galería relacionada

Brabus GLK V12

Brabus nos deleita con esta modificación extrema del SUV de Mercedes. Para conseguir tan ingente entrega, 750 CV, sustituye el V6 de la gama GLK para integrar la mecánica V12 600 de la marca de la estrella. Pero esto es sólo el principio. Brabus aumenta la capacidad del conocido V12 hasta los 6,3 litros sustituyendo elementos como los cilindros, los pistones y el cigüeñal. Además, añade dos turbos potenciados, eficientes ‘intercoolers’ y un nuevo sistema de escape de acero inoxidable de alto rendimiento para dar forma ‘al cerebro de la bestia’. Todo ello gestionado por una centralita electrónica retocada, que no sólo mejora la entrega, sino que reduce las emisiones al mínimo. Acompañan al impresionante propulsor una caja automática de cinco velocidades, una suspensión deportiva autoajustable y unos descomunales frenos de doce pistones de aluminio y acero inoxidable. Así, nace el Brabus GLK V12, el SUV más veloz del planeta, que podremos ver en Salón del Automóvil de Dubai del 16 al 20 de diciembre del presente año. ¿Prestaciones? Acelera desde parado a los 100 km/h en sólo 4,2 segundos y llega a los 200 km/h en 12,8. Brutal. Como es habitual, el preparador no sólo se centra en la mecánica: el Brabus GLK V12 muestra diversos cambios estéticos. En el exterior, van orientados a mejorar la aerodinámica, como los nuevos guardabarros, que han sido probados en el túnel del viento o el alerón trasero, que limita la resistencia al viento del SUV alemán.

En el interior reina el lujo: se cubre casi por completo con piel, predominando el cuero blanco sobre los detalles en Alcantara negra. Asimismo, destaca el nuevo volante deportivo, cortesía del especialista alemán o los paneles de las puertas, el salpicadero y la consola central en fibra de carbono, que pueden escogerse en cualquier color imaginable. Por si no fuera suficiente, no le falta equipamiento, como muestra la pantalla LCD de la consola y el reproductor DVD.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.