Publicidad

Mercedes ESF, un laboratorio tecnológico

Treinta y cinco años han tenido que pasar para que Mercedes presentara otro coche del futuro. No, no se trata de la nueva generación de una de las berlinas de la marca de la estrella, sino de un nuevo ‘laboratorio rodante’, un banco de pruebas donde experimentar con los avances de seguridad que llevarán la mayoría de los coches dentro de unos años.
-
Mercedes ESF, un laboratorio tecnológico
Con el nombre de ESF Concept, Mercedes presenta una selección de nuevas tecnologías en materia de seguridad. No, no es un ejercicio vano e inútil, hay que recordar que modelos de estas características sirvieron para hacer debutar elementos de seguridad tan importantes en nuestros días como el airbag o el cinturón de seguridad.

Galería relacionada

Mercedes ESF

Todo son ventajas en esta tecnología. Se trata de unas láminas de metal, situadas en el lateral del coche, que se inflan con aire, de manera similar a como funciona un airbag, y aportan una protección extra en caso de colisión. Lo bueno de este sistema es que no ocupa espacio hasta que no entra en funcionamiento y no hay un aumento de peso en el conjunto. En español, bolsa de frenado, se trata de un sistema de frenado complementario a los frenos. Es un airbag de gran tamaño, que se sitúa bajo el motor y entre las ruedas delanteras, y aumenta la deceleración, según Mercedes se aumenta la deceleración en 20 m/s. Cuando actúa este sistema, el frontal del coche se eleva hasta ocho centímetros y se compensa el hecho de que esta zona se ‘clave’, como pasa en una frenada fuerte. Mercedes señala que, además se mejora la ‘compatibilidad geométrica’ con el coche que nos precede y con el que, presumiblemente, vamos a chocar.

Que los coches ‘hablen’ entre sí es una de las metas que persiguen los ingenieros más prestigiosos del mundo de automoción. Mercedes apuesta por una comunicación para salvar vidas y también para, por ejemplo, evitar atascos. La idea es compartir información con los vehículos que nos cruzamos en la carretera para ‘avisarlos’ o ser alertados de diversas incidencias, como un banco de niebla, una placa de hielo, etc. La generalización de esta tecnología supondría un ahorro importante en las cifras de siniestralidad. Otra solución para minimizar los daños que pueden sufrir los ocupantes en caso de colisión lateral responde al nombre de ‘Pre Safe Pulse’ o, como lo bautiza coloquialmente Mercedes, ‘codazo en las costillas’. Consiste en un sistema que ‘empuja’ al ocupante mediante el inflado de unas cámaras de aire en el lateral del asiento y lo desplaza hasta cinco centímetros hacia el interior del vehículo. Con ello, y según la marca alemana, se puede reducir hasta en un tercio las lesiones en un impacto lateral. Una de las grandes ventajas de este mecanismo es que, al contrario que un airbag, no necesita ser reparado ni sustituido una vez que actúa, ya que es reversible. Sí, como su propio nombre indica es la fusión entre dos de los elementos de seguridad más populares y efectivos: el cinturón de seguridad y el airbag. Este nuevo dispositivo está pensado especialmente para las plazas traseras, donde la instalación de airbags convencionales es más difícil. El airbag de cinturón podría pasar a la producción en serie en un tiempo no muy lejano.

La visibilidad es un apartado muy importante, tanto para el coche como para otros peatones, ciclistas, etc. En esto también han pensado en Mercedes, que ha desarrollado un par de soluciones para mejorar este capítulo. Para ser más visible a otros vehículos, los Mercedes del futuro incorporarán materiales reflectantes para las noches y que serán inapreciables durante el día. Estos materiales, que intentarán reducir las colisiones laterales en cruces, se colocarán en los marcos de las ventanas, en los laterales de las puertas e, incluso, en las llantas. Por otro lado, el Mercedes ESF estrena unos faros LED que pueden llevar siempre activadas las luces largas y que se desactivan automáticamente cuando detecta que puede deslumbrar a otros vehículos. Además, este tipo de iluminación, gracias a la cámara de infrarrojos con la que cuenta el sistema, es capaz de iluminar de forma más intensa determinados potenciales peligros, como un peatón que vaya por la carretera, un animal, etc

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.