Publicidad

Mercedes Clase R

Motores Diesel más eficientes y nuevos elementos de diseño acompañan a la renovación del Mercedes Clase R. Hace su debut en el Salón de Nueva York.
-
Mercedes Clase R
SUV y monovolumen en doble talla gigante. Resulta evidente que el Mercedes-Benz Clase R es un modelo principalmente proyectado para el mercado norteamericano. De hecho, Mercedes lo fabrica en su planta estadounidense de Tuscaloosa, junto a las Clases ML y GL. Allí se dio a conocer en 2005 y cinco años después estrena su primera actualización.
Los cambios experimentados tocan el campo estilístico y mecánico. El nuevo frontal del Mercedes Clase R es el principal exponente de los cambios. Desaparecen los faros ovalados y se sustituyen por unos que siguen la línea de los demás modelos de la marca. A partir de ahí, el capó, las aletas delanteras, la parrilla y el paragolpes adoptan nuevas formas. La vista trasera nos llevará a encontrarnos nuevos pilotos, paragolpes y embellecedores de escape. Lateralmente, una nueva línea de llantas refresca la imponente estampa de la Clase R, así como unos nuevos espejos retrovisores que reciben dos líneas de luces intermitentes (antes una línea). Respecto al interior, el Mercedes Clase R estrena nuevos acabados bitono: por un lado, una combinación de beige claro con marrón, y por otro, otra combinación que mezcla el gris oscuro y claro. Tanto para la versión de batalla corta como larga, la nueva configuración interior de serie será de 5 asientos en dos filas de asientos, pero seguirá ofreciendo configuraciones de 4, 6 y 7 plazas. En configuraciones pares, estamos ante las mejores segundas y terceras filas de asientos del mercado, plazas donde el espacio perimetral, la ergonomía y el confort general hacen de la Clase R seguramente el vehículo más cómodo del mundo. Delante no desmerece por el espacio disponible y calidad de asientos, pero aún así, se pueden sustituir por butacas multicontorno con calefacción y ventilación activa.

No se anuncian cambios en los motores de gasolina que seguirán siendo los actuales 3.0 V6 de 231 CV (propulsión trasera), 3.5 V6 de 272 CV (4Matic) y 5.5 V8 de 388 CV (4Matic). Los Diesel, con lógica proyección para el mercado europeo, sí reciben modificaciones en aras de cumplir con la norma Euro5 de emisiones de escape (la cumplen los motores de gasolina). Ahora el 3.0 V6 CDI de 190 CV (propulsión trasera) anuncia con la misma potencia un 7 por ciento menos de consumo, dejando su ciclo mixto en 7,6 l/100 km. Un doble avance anuncia el 350 CDI (4Matic) que pasa de 224 a 265 CV y bajando 0,8 litros el ciclo mixto (ahora 8,5 l/100 km). La versión ecológica 350 BlueTEC 4Matic que depura los gases de escape con un aditivo externo, mantiene los 211 CV de su motor 3.0 V6 CDI con una rebaja del consumo de 0,3 l/100 km en el ciclo mixto (8,4 l/100 km). Con esto anuncia cumplir con la norma futura Euro6 que entraría en vigor en 2014.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.