Publicidad

Mercedes Clase E de batalla larga, lujo espacioso

La Clase E de Mercedes sigue con la renovación de su gama. En este caso, le toca el turno a la versión de batalla extendida que, en un principio, sólo se venderá en el mercado chino. El Salón de Shanghai ha sido el lugar de su presentación al público.
Adrián Lois -
Mercedes Clase E de batalla larga, lujo espacioso

La gama del Mercedes Clase E sigue adelante con su renovación. A las recién presentadas versiones berlina, coupé y cabrio, la marca alemana ha dado a conocer la nueva versión de batalla larga. Las dimensiones de este Clase E ‘alargado’ se quedan en 5,019 metros de longitud, después de ver su distancia entre ejes incrementada en 14 centímetros, hasta los 3,014 metros.

 

El Mercedes Clase E de batalla larga se produce en exclusiva en China, un mercado donde este tipo de carrocerías tienen un gran éxito. De hecho, la firma de la estrella lo ha presentado en el Salón del Automóvil de Shanghai, acompañado del nuevo GLA.

 

Nuevos motores más eficientes, sistemas innovadores en asistencia al conductor y de seguridad y una renovada estética son los cambios principales de la nueva Clase E de Mercedes que, en este caso, también llegan a la nueva versión de batalla extendida.

 

Hasta tres variantes de gasolina se venderán en el mercado chino, todas ellas asociadas a una transmisión automática de doble embrague de serie: E 260 L, con motor de cuatro cilindros e inyección directa que entrega 204 CV; E 300 L, ya con motor de seis cilindros y 245 CV; y E 400 L, la versión más potente con 333 CV. Esta última recibirá detalles estéticos con la firma de AMG, centrados en los paragolpes delantero y trasero y en los faldones laterales. Más adelante llegará una versión híbrida, también sobre el E 400 L.

 

En el apartado estético, el Mercedes Clase E de batalla larga, al igual que el modelo convencional, se podrá elegir con dos personalidades distintas. Es decir, el cliente podrá escoger entre dos frontales diferentes: con el acabado ‘Sedán’ viene la parrilla más tradicional, con la estrella de la marca sobre el capó; con el acabado ‘Sport Sedán’, cuenta con un diseño más deportivo y con el anagrama de grandes dimensiones en el centro de la parrilla.

 

Mercedes y China llevan cien años de la mano. Fue en 1913 cuando Daimler abrió su primera oficina de ventas en el país asiático. En la actualidad, cuenta con más de 260 concesionarios, y la cifra sigue subiendo. La marca alemana tiene la intención de introducir 20 nuevos modelos y renovaciones hasta 2015 en China.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.