Publicidad

Mercedes-AMG GT S Roadster: 522 CV a cielo descubierto

Mercedes aumenta la gama de su deportivo AMG GT Roadster con una nueva versión S de 525 CV que se sitúa en el medio de las dos ya existentes. Estará a la venta antes del verano de este año.
Raúl Roncero – rroncero@mpib.es -
Mercedes-AMG GT S Roadster: 522 CV a cielo descubierto

Suma y sigue. La gama AMG GT contabiliza ya diez variantes diferentes entre el GT Coupé, Roadster y la versión de cuatro puertas, dos más si contabilizamos también las versiones destinadas a competición para clientes particulares. Para la ocasión, el GT Roadster ha sido el modelo que se enriquece con una nueva versión denominada S, la cual se convierte, por nivel de potencia y afinación de chasis, en la intermedia de las tres que pasa a disponer esta carrocería.

El protagonista vuelve a ser el motor 4.0 biturbo que utiliza tanto la variante Roadster a secas, con 476 CV, como el C, con 557 CV, en este caso con ajustes que dejan la potencia en unos nada despreciables 522 CV y 670 Nm, mientras que la puesta a punto de chasis está más en la línea del AMG Roadster GT C, el más deportivo de todos. Mercedes AMG GT S Roadster

Así las cosas, el AMG GT Roadster S cuenta con el eje trasero directriz o la suspensión pilotada AMG Ride Control con ajustes específicos a través del AMG Dynamic Select, desde el cual se pueden seleccionar los perfiles de conducción Confort, Sport, Sport+, Race o Individual. La caja de cambios, ubicada en el eje posterior en disposición Transxalse es la AMG Speedshift DCT 7G común en las tres versiones, con ajustes específicos en este caso y con el diferencial autoblocante electrónico integrado en la misma caja de cambios.

Al igual que el GT C Roadster, el S equipa ruedas con diferente diámetro en los ejes delantero y trasero, concretamente, en medida 265/35R19 y 295/30 R20, respectivamente y también monta de serie frenos carbocerámicos de 390 mm con pinzas de 6 pistones en el eje delantero, pudiendo equipar opcionalmente equipo de frenos AMG High Performance , también en  material compuesto, con discos de 402 mm en el eje delantero. Las prestaciones son, sencillamente, brutales. Anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos, apenas una décima menos  que la versión más potente de la gama, así como una velocidad máxima de 308 km/h. Con él, la gama dispone de un miembro más tanto para disfrutar al aire libre de un verdadero purasangre como para volar bajo en circuito cerrado.

También te puede interesar:

Probamos el nuevo Porsche 911 GT3 RS

Ferrari Portofino, al volante del nuevo descapotable italiano

Kia Stinge GT… Duelo por tierra y aire

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.