Publicidad

Mercedes E 63 AMG Estate

Nada menos que 525 CV convierten a este modelo firmado por AMG en una de las opciones más lujosas y radicales para viajar en familia. Versatilidad, equipamiento y prestaciones se elevan a la máxima potencia.
-
Mercedes E 63 AMG Estate
Cuando AMG está por medio, la deportividad y las prestaciones se incrementan dramáticamente, hasta el punto de elevar el dinamismo de marcha a la categoría de arte. Da igual que estemos ante un todo-terreno, un roadster o, en este caso, un familiar, el departamento deportivo de Mercedes se atreve con todo. En nuevo Mercedes E 63 AMG Estate apenas varía mecánicamente respecto al Mercedes E 63 AMG berlina, pero aporta una mayor versatilidad de uso, pues su maletero cubica unos nada despreciables 695 litros, cifra que se incrementa hasta 1.950 litros en caso de abatir los asientos posteriores con su función de plegado rápido.

Galería relacionada

Mercedes E 63 AMG Estate

Su motor V8 atmosférico, de 6.208 cm3, rinde 525 CV a 6.800 rpm y un par máximo de 64,3 mkg a 5.200 rpm. Toda esta potencia se transmite a las ruedas posteriores a través de una caja de cambios automática de 7 velocidades, con tres modos de funcionamiento: C (Controlled Efficiency), S (Sport), S+ (Sport Plus) y M (Manual). Las transiciones entre marcha pueden realizarse en 100 milisegundos en el caso de los dos últimos modos. El control electrónico de estabilidad, por su parte, puede funcionar en tres posiciones diferentes, ESP ON, ESP SPORT y ESP OFF. Por si esto fuera poco, el Mercedes E 63 AMG Estate dispone de la función RACE START, una especie de “launch control” que permite disponer de la máxima capacidad de aceleración en momentos puntuales, y con la que es posible lograr el paso de 0 a 100 km/h en sólo 4,6 segundos; como suele ser habitual, la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h, aunque AMG tiene a la venta un paquete opcional que permite incrementar esta cifra hasta 280 km/h.

La versatilidad de uso también viene dada por la suspensión, que es neumática autonivelante en el eje trasero y puede funcionar con tres configuraciones diferentes de dureza seleccionables por el conductor, de manera que el Mercedes E 63 AMG Estate es capaz de proporcionar suficiente comodidad para viajes largos, o suficiente agilidad para rodar en un circuito. Entre los extras disponibles podemos encontrar cámara de visión trasera, acceso y arranque sin llave, o bien elementos más exóticos como los discos de freno carbocerámicos, pinzas de freno pintadas en rojo, inserciones de fibra de carbono, diferencial trasero autoblocante tarado al 40%, volante de tres radios forrado en Alcantara y marcos inferiores de las puertas con el logotipo AMG iluminado. El Mercedes E 63 AMG Estate llegará al mercado en febrero de 2010 con un precio de venta de 108.409 euros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.