Publicidad

Mégane Renaultsport 250

La versión más potente y deportiva de la nueva generación del Renault Mégane acaba de presentarse en el Salón de Frankfurt. Se trata del Mégane Renaultsport 250, un compacto de carácter rácing que es utilizable para el día a día.
-
Mégane Renaultsport 250
Como ya había hecho en el Clio Sport y el anterior Mégane Sport, el Mégane Renaultsport 250 da la posibilidad al comprador de contar con dos configuraciones de chasis diferentes, uno deportivo para el día a día y uno de competición, especialmente pensado para circuito, y asociado a un diferencial de deslizamiento limitado.

Galería relacionada

Mégane Renaultsport 250

Salón del Automóvil de Frankfurt 2009

Especial Salón de Frankfurt 2009
No te pierdas nuestro especial del Salón del Automóvil de Frankfurt 2009 con todas las novedades, fotos, y los vídeos más espectaculares

El motor que se encarga de animar este Mégane de altas prestaciones es un 2.0 turboalimentado que entrega 250 CV y que goza de un par máximo de 34,6 mkg, disponible a partir de unas 3.000 rpm y capaz de entregar el 80 por ciento del mismo desde 1.800 rpm. Este propulsor está asociado a una caja de cambios manual de seis relaciones. En el apartado estético, se han adoptado elementos más propios de la competición, como el paragolpes delantero, más agresivo, con luces diurnas con tecnología LED y con reminiscencias de los monoplazas de la F-1. Además, destacan en el diseño los pasos de rueda agrandados, alerón trasero, salida de escape central de gran tamaño, taloneras laterales, etc.

Dentro, la dotación está a la altura de las circunstancias: asientos ajustables con soporte lateral –siendo opcionales unos de la marca Recaro- , volante deportivo ajustable con zona para el descanso de los pulgares, pedales en aluminio e instrumentos con nuevo diseño. En cuanto al comportamiento, el conductor puede decidir hasta qué punto quiere llevar la deportividad de este Mégane Renaultsport 250 mediante un dispositivo que regula la intensidad del control de estabilidad, pudiendo elegir entre modo ‘On’ –con el ESP funcionando normalmente-, modo ‘Sport’ –para un ESP menos intrusivo- y modo ‘Off’ –para que el ESP deje de funcionar-. Además, a través de una consola central se puede visualizar el comportamiento de diversos elementos mecánicos, como la actuación en tiempo real del motor, el mapeado del acelerador, la aceleración lateral o el tiempo por vuelta, entre otros.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.